Añadir quimioterapia después de la radioterapia mejora la supervivencia de adultos con un tipo de tumor cerebral de crecimiento lento