El NCI inicia un estudio para evaluar la utilidad de la secuenciación genética para mejorar los resultados en los pacientes