El número de supervivientes de cáncer en Estados Unidos asciende a aproximadamente 12 millones