Estudio de los NIH señala una relación de la tomografía computarizada (TC) en la infancia con leucemia y con cáncer de cerebro más tarde