Se evitaron cerca de 800 000 muertes debido al descenso en tabaquismo