Un estudio indica que la sigmoidoscopia reduce los índices de cáncer colorrectal