In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Control del dolor: Apoyo para las personas con cáncer

  • Publicación: 30 de enero de 2009

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento
  • Solicite una copia gratuita

Plan para controlar el dolor

Cómo asegurar que su plan le dé resultado

La mejor manera de controlar el dolor es detenerlo antes de que empiece o empeore

Mantenga una lista de todas sus medicinas

Cómo saber cuándo necesita un nuevo plan para controlar el dolor

No pierda la esperanza. El dolor sí se puede controlar

"Necesité varias consultas con mi doctor para controlar el dolor. Pero después de probar diferentes medicinas encontramos un plan que me da resultado". - Carlos

Cómo asegurar que su plan le dé resultado

Su doctor le dará un plan para controlar el dolor hecho específicamente para usted. Todas las personas tienen diferentes planes, aun si tienen el mismo tipo de cáncer. Su plan le dirá cuándo y cómo tomar sus medicinas.

Tome su medicina para el dolor en los momentos indicados. Esto hará que el dolor no empiece ni empeore. Es uno de los pasos más importantes que usted puede tomar para controlar el dolor. No deje de tomar la medicina en el momento indicado. Una vez que siente dolor, es más difícil controlarlo y usted puede tardar más en mejorar.

Hay otras medidas que puede tomar para controlar el dolor. Por ejemplo:

  • Lleve a cada cita médica una lista de todas las medicinas que toma.
  • Si tiene citas con más de un doctor, asegúrese de que cada uno vea la lista de medicinas. Esto es especialmente importante si le van a cambiar la medicina o a recetarle otra medicina.
  • Nunca tome la medicina de otra persona. Lo que ayudó a un amigo o pariente tal vez no le ayude a usted. No obtenga medicinas de otros países ni por Internet sin hablar primero con su doctor.
  • No espere que el dolor empeore para tomar la medicina.
  • Pida a su doctor que cambie su plan si no le da resultado.
  • Use una cajita semanal para píldoras ("pill box" en inglés).

La mejor manera de controlar el dolor es detenerlo antes de que empiece o empeore.

No espere que el dolor empeore o se vuelva intolerable para tomar la medicina. El dolor es más fácil de controlar cuando es leve. Para controlar el dolor, es importante que tome la medicina para el dolor según las instrucciones del doctor. Esto significa:

  • Tomar la dosis (cantidad) específica de la medicina que indique su doctor
  • Tomar la medicina a las horas o con la frecuencia que indique su doctor

Usted tiene que tomar la medicina antes de sentir el dolor. Tiene que tomarla a las horas y con la frecuencia indicada para lograr esto. Por eso, es muy importante tomar la medicina según las instrucciones de su doctor. Si no lo hace:

  • El dolor podría empeorarse
  • El dolor podría tardar más en mejorar
  • Usted podría necesitar tomar dosis mayores de medicina para controlar el dolor
"Yo tomaba la medicina para el dolor como me lo había indicado mi doctor. Pero noté que el dolor no mejoraba. Se lo dije a mi doctor y me cambió el plan para controlar el dolor. Desde entonces, el dolor ha mejorado". - Carmen

Mantenga una lista de todas sus medicinas.

Haga una lista de todas las medicinas que esté tomando. Los nombres aparecen en los frascos. Puede pedir la ayuda de un ser querido para hacer la lista. También puede pedir la ayuda de los profesionales de la salud. Lleve la lista a todas sus citas médicas con el doctor.

Puede tomar la mayoría de las medicinas para el dolor con otras medicinas recetadas. Pero los profesionales de la salud deben saber:

  • Qué medicinas toma usted
  • Cuándo toma las medicinas

Infórmeles sobre todas las medicinas y productos que toma para la salud. Esto es de suma importancia porque algunas medicinas pueden interferir con el tratamiento de cáncer. Hasta las medicinas y productos más comunes se deben informar. Por ejemplo:

  • Medicinas sin receta
  • Hierbas, tés y ungüentos (pomadas)
  • Remedios caseros
  • Suplementos (vitaminas, minerales y otros productos para mejorar la salud)

Cómo saber cuándo necesita un nuevo plan para controlar el dolor

Éstos son algunos ejemplos de síntomas que debe mencionar a los profesionales de la salud:

  • El dolor no mejora ni se va.
  • La medicina para el dolor no empieza a funcionar tan rápido como dijo el doctor.
  • El efecto de la medicina para el dolor no dura tanto tiempo como dijo el doctor.
  • Tiene dolor súbito (vea Tipos de dolor del cáncer y sus causas).
  • Tiene efectos secundarios que no desaparecen.
  • El dolor interfiere con actividades tales como comer, dormir o trabajar.
  • Las horas o la manera en que tiene que tomar la medicina no son adecuadas para usted.
Si tiene dificultades para respirar, mareos o sarpullido en la piel ("rash" en inglés), llame a su doctor de inmediato. Puede que tenga una reacción alérgica a la medicina para el dolor.

No pierda la esperanza. El dolor sí se puede controlar.

Si aún tiene un dolor que es difícil de controlar, hable con su doctor u otro profesional de la salud. Puede pedir que le envíe a un especialista en dolor o cuidados paliativos (vea Lo que usted debe saber sobre el control del dolor).

Nunca se dé por vencido. Si una medicina no le da resultado, casi siempre hay otra que puede probar. Se producen nuevas medicinas todo el tiempo. Y en algunos casos es tan simple como cambiar la cantidad de medicina que usted toma. No existe una dosis "correcta" o estándar para muchas medicinas para el dolor. La dosis que tome puede ser mayor o menor que la de otra persona. La dosis correcta es la que alivia el dolor y le hace sentir mejor.