In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Control del dolor: Apoyo para las personas con cáncer

  • Publicación: 30 de enero de 2009

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento
  • Solicite una copia gratuita

Tratamiento con medicinas para controlar el dolor del cáncer

Hay más de una forma de tratar el dolor

1. Dolor de leve a moderado

2. Dolor de moderado a severo

Si empieza a tomar una medicina nueva para el dolor

Lo que debe saber cuando toma una medicina para el dolor

Información que debe saber sobre las medicinas para el dolor

Hable con su doctor para saber

Hay más de una forma de tratar el dolor.

Su doctor le receta medicinas para el dolor según:

  • El tipo de dolor que tenga
  • Qué tan fuerte sea el dolor

Hay evidencia de que las medicinas recetadas para el dolor son efectivas. Algunas medicinas para el dolor son más fuertes que otras. Analgésicos ("analgesics" en inglés) es otra palabra que se usa para referirse a las medicinas para el dolor.

Los principales grupos de medicinas para el dolor son:

  • Medicinas no opioides ("nonopioids" en inglés)
  • Opioides ("opioids" en inglés)

Es importante que sepa lo siguiente sobre estos grupos de medicinas para el dolor:

  • Los diferentes tipos
  • Por qué y cómo se recetan
  • Cómo se toman
  • Los posibles efectos secundarios

1. Dolor de leve a moderado

Las medicinas para controlar el dolor de leve a moderado, la fiebre y la hinchazón se llaman medicinas no opioides.

Resumen de medicinas no opioides
TipoEjemplosEfecto deseadoEfectos secundarios
AcetaminofenoTylenol®Alivia el dolor y la fiebre

Puede dañar al hígado si:

  • Se toma en cantidades altas
  • Bebe tres o más bebidas alcohólicas al día mientras toma esta medicina

Disminuye la fiebre. Hable con su doctor si su temperatura corporal es mayor de 98.6° F (37° C) mientras toma esta medicina.

Aspirina, ibupofeno, naproxenoBayer® (aspirina)
Ecotrin® (aspirina)
Advil® (ibuprofeno)
Motrin® (ibuprofeno)
Nuprin® (ibuprofeno)
Aleve® (naproxeno)
Alivian el dolor, la inflamación (hinchazón) y la fiebre

Pueden causar:

  • Malestar en el estómago
  • Sangrado en el estómago (especialmente si bebe alcohol, vino o cerveza)
  • Problemas de los riñones (especialmente en las personas mayores de edad y en las que ya tienen problemas de los riñones)
  • Problemas del corazón (especialmente en las personas con enfermedad del corazón), aunque esto sólo corresponde a ibuprofeno y naproxeno (la aspirina no causa problemas del corazón)

Debe evitarlos si como parte del tratamiento contra el cáncer toma medicinas que pueden causar sangrado. Hable con su doctor para saber si esto le corresponde a usted.

Disminuyen la fiebre. Hable con su doctor si su temperatura corporal es mayor de 98.6° F (37° C) mientras toma esta medicina.

Estas medicinas son más fuertes de lo que creen muchas personas. Por lo general, son todo lo que necesita para aliviar el dolor.

La mayoría de las medicinas no opioides se pueden comprar sin una receta ("prescription" en inglés) de un doctor. De todos modos, debe hablar con su médico antes de tomarlas. Pueden causar efectos secundarios como náuseas, picazón y cansancio. Además, no tome más de lo que indique la etiqueta, a menos que su doctor le indique lo contrario.

Ejemplos de medicinas para controlar el dolor de leve a moderado:

  • Acetaminofeno (paracetamol)
    • Se conoce comúnmente como Tylenol®.
    • Alivia el dolor y la fiebre pero no ayuda con la inflamación (hinchazón).
    • La mayoría del tiempo no causa efectos secundarios.
    • Siempre dígale al doctor si toma acetaminofeno porque:
      • Forma parte de otras medicinas para el dolor. Si el doctor le receta medicinas con acetaminofeno, y usted sigue tomando Tylenol®, podría tomar más de lo recomendado sin saberlo.
      • Si recibe quimioterapia, el doctor tal vez no quiera que usted tome acetaminofeno. Durante la quimioterapia el cuerpo tiene menos defensa contra las infecciones. La fiebre es un signo de infección, y el paracetamol disminuye la fiebre. Por eso puede ocultar la fiebre causada por la infección.
    • Vea la tabla en la sección "Dolor de leve a moderado" para obtener más información sobre el acetaminofeno.
  • Ibuprofeno, naproxeno y aspirina
    • Ejemplos comunes son Bayer®, Advil®, Motrin® y Aleve®.
    • Alivian el dolor y la fiebre y sí ayudan con la inflamación (hinchazón).
    • El término médico para esta clase de medicinas es antiinflamatorios no esteroides ("NSAIDs" en inglés).
    • Pueden causar sangrado en el estómago. Por eso dígale a su doctor si:
      • Sus heces (excrementos) son más oscuras que lo normal
      • Hay sangre en su recto (ano)
      • Tiene malestar en el estómago
      • Tiene ardor de estómago (acidez)
      • Hay sangre en su flema al toser
    • Vea la tabla en la sección "Dolor de leve a moderado" para obtener más información sobre ibuprofeno y aspirina.

Lo que debe evitar si toma ibuprofeno, naproxeno o aspirina

Estas medicinas pueden empeorar ciertos problemas de salud en algunas personas. Por lo general debe evitarlas si:

  • Es alérgico a la aspirina
  • Recibe quimioterapia
  • Toma medicinas esteroides
  • Tiene actualmente úlceras en el estómago, o ha tenido en el pasado úlceras, enfermedad gotosa (gota) o trastornos de la sangre
  • Toma una medicina recetada para la artritis
  • Tiene problemas de los riñones
  • Tiene problemas del corazón
  • Tendrá una cirugía en una semana o menos
  • Toma una medicina anticoagulante ("blood thinner" en inglés), como por ejemplo Coumadin®

2. Dolor de moderado a severo

Las medicinas para controlar el dolor de moderado a severo se llaman opioides.

Estas medicinas son aún más fuertes que las medicinas no opioides. Un ejemplo de los opioides que tal vez haya escuchado mencionado es la morfina. Siempre se requiere la receta de un doctor para tomar opioides. Frecuentemente se toman con aspirina, ibuprofeno y acetaminofeno.

Algunas medicinas de esta clase se conocen como opiáceos ("opiates" en inglés). En este folleto se usa el término "opioides" para referirse en forma general a todas las medicinas de esta clase.

Ejemplos comunes de opioides son:

Nombre en españolNombre en inglés
CodeínaCodeine
FentaniloFentanyl
HidromorfinaHydromorphone
LevorfanolLevophanol
MeperidinaMeperidine
MetadonaMethadone
MorfinaMorphine
OxicodonaOxycodone
OximorfinaOxymorphone

El alivio del dolor con opioides

Con el tiempo, las personas que toman estas medicinas para el dolor a veces necesitan tomar cantidades mayores para obtener alivio. La causa puede ser:

Si esto ocurre, su doctor tal vez aumente la cantidad de la medicina y la frecuencia con que la tome. También le podría recetar una medicina más fuerte. Ambas opciones son seguras y efectivas bajo la supervisión del doctor. Pero nunca tome una cantidad mayor sin hablar primero con el doctor.

Cómo controlar y prevenir los efectos secundarios

Algunas medicinas para el dolor pueden causar:

  • Estreñimiento (problemas para evacuar heces)
  • Somnolencia (cansancio)
  • Náuseas (malestar en el estómago)
  • Vómitos (arrojar por la boca lo que consumió)

Por lo general, estos efectos secundarios duran sólo unos cuantos días. Si duran más tiempo, su doctor puede cambiar el tipo o la cantidad de la medicina que toma. O puede recetarle otra medicina para tratar los efectos secundarios. Tenga en cuenta que el estreñimiento se debe tratar para que desaparezca.

Puede hablar con su doctor y otros profesionales de la salud sobre cómo controlar los efectos secundarios. No deje que los efectos secundarios le impidan controlar el dolor.

Estreñimiento

Casi todas las personas que toman estas medicinas tienen un poco de estreñimiento. Esto ocurre porque los opioides hacen que las heces (excrementos) se muevan más lentamente por su sistema. Esto causa que su cuerpo tenga tiempo de absorber más agua de las heces. Entonces las heces se endurecen.

Siga estos pasos para controlar o prevenir el estreñimiento:

  • Cuando empieza a tomar opioides, hable con su doctor para ver si le puede recetar laxantes ("laxatives" en inglés) o medicinas para suavizar las heces ("stool softeners" en inglés). Éstos pueden prevenir el problema si empieza a tomarlos al mismo tiempo que la medicina para el dolor.
  • Tome bastantes líquidos. Tomar de 8 a 10 vasos de líquido al día le ayudará a mantener las heces suaves. Cada vaso debe tener como 8 onzas (.25 litros) de líquido.
  • Coma alimentos con mucha fibra. Esto incluye frutas frescas con la piel, vegetales y panes y cereales integrales ("whole grain" en inglés).
  • Añada o rocíe 1 ó 2 cucharadas de salvado ("bran" en inglés) sobre su comida. Recuerde beber un vaso de agua cuando coma salvado. Si no el problema empeorará. El vaso debe tener como 8 onzas (.25 litros) de líquido.
  • Haga ejercicio si puede. Por ejemplo, camine un poco. Cualquier movimiento ayuda.
  • Llame a su doctor si no defeca durante 2 días o más.

Somnolencia

Si ha tenido problemas para dormir debido al dolor, quizás duerma más al principio cuando empiece a tomar los opioides. La somnolencia por lo general dura sólo unos cuantos días.

Si está cansado o siente sueño:

  • No suba ni baje escaleras solo.
  • No haga actividades para las cuales necesite estar muy alerta. Por ejemplo, manejar, usar maquinaria o equipo ni ninguna otra cosa que requiera concentración.

Llame a su doctor si la somnolencia no se le va después de una semana.

  • Tal vez deba tomar una cantidad menor de la medicina con más frecuencia. O tal vez deba cambiar a una medicina diferente.
  • Puede que la medicina no esté aliviando el dolor y por eso no puede dormir en la noche.
  • Otras medicinas que toma tal vez estén causando la somnolencia.
  • Es posible que su doctor le recete una medicina nueva para ayudarle a quedarse despierto.

Náuseas y vómitos

Las náuseas y los vómitos por lo general se van después de unos cuantos días de tomar opioides.

Estos consejos le pueden ayudar cuando tenga náuseas:

  • Si se siente mal cuando camina después de tomar la medicina, acuéstese por una hora. Este tipo de náuseas es como si se sintiera mareado. Algunas medicinas sin receta también le pueden ayudar. Pero debe hablar con su doctor antes de tomar cualquier medicina nueva.
  • Si se siente mal cuando camina después de tomar la medicina, acuéstese por una hora. Este tipo de náuseas es como si se sintiera mareado. Algunas medicinas sin receta también le pueden ayudar. Pero debe hablar con su doctor antes de tomar cualquier medicina nueva.
  • Hable con su doctor para saber si podría haber otro factor que le cause sentirse mal. Podría ser causado por el cáncer u otra medicina que esté tomando. El estreñimiento también puede hacer peor las náuseas.

Si empieza a tomar una medicina nueva para el dolor

Algunas medicinas para el dolor pueden causar cansancio cuando empieza a tomarlas. Esto por lo general dura sólo unos cuantos días. Además, algunas personas se marean o se sienten confundidas. Dígale a su doctor si siente cansancio, mareos o confusión durante más de unos cuantos días. Por lo general, esto se puede resolver cambiando la cantidad o el tipo de medicina.

Lo que debe saber cuando toma una medicina para el dolor

Todas las medicinas se deben tomar con cuidado. Recuerde lo siguiente cuando toma los opioides:

  • Tome las medicinas según las instrucciones del doctor. Además, no las parta, mastique ni machaque a menos que se lo sugiera el doctor.
  • Los doctores ajustan la dosis de la medicina para que tome la cantidad correcta para su cuerpo. Por eso es importante que obtenga las recetas para los opioides de un solo doctor. Asegúrese de llevar la lista de todas las medicinas que toma a cada cita médica. Así los profesionales de la salud sabrán sobre su plan para controlar el dolor.
  • Puede ser peligroso combinar una medicina para el dolor con alcohol o tranquilizantes ("tranquilizers" en inglés). Podría tener problemas para respirar, o podría sentir confusión, ansiedad o mareos.

Dígale a su doctor cuánto y con qué frecuencia toma:

  • Alcohol
  • Tranquilizantes, pastillas para dormir o antidepresivos ("antidepressants" en inglés)
  • Otra medicina que le dé sueño

Información que debe saber sobre las medicinas para el dolor

Cómo dejar de tomar opioides

Cuando el dolor mejore, tal vez pueda tomar menos medicina. También es posible que pueda dejar de tomar opioides.

Es importante dejar de tomar opioides lentamente, siguiendo el consejo del doctor. Cuando las medicinas para el dolor se toman por mucho tiempo, el cuerpo se acostumbra a ellas. Si se dejan o se reducen de repente, usted puede desarrollar un problema de salud llamado abstinencia de opioides ("opioid withdrawal" en inglés). Por esta razón debe reducir la cantidad que toma poco a poco. Esto no tiene nada que ver con la adicción (vea la sección "Tolerancia a la medicina y adicción").

Si usted deja de tomar las medicinas lentamente, los síntomas de abstinencia serán leves. Pero si deja de tomar opioides de repente, podría:

  • Empezar a sentirse como si tuviera influenza (gripe o "flu" en inglés) n Sudar
  • Sudar y tener diarrea
  • Tener otros síntomas

Si esto ocurre, dígaselo a su doctor o enfermera. Ellos pueden tratar estos síntomas, los cuales pueden durar varios días o hasta unas cuantas semanas.

Es importante entender cómo funcionan las medicinas para el dolor y cómo tomarlas. También debe entender qué esperar cuando tome cada medicina.

Por cada una de las medicinas que tome para el dolor, hable con su doctor y enfermera para saber todo lo siguiente. Escriba en las líneas lo que su doctor o enfermera le diga sobre cada tema. O pida a su doctor, su enfermera o a un ser querido que escriba la información por usted.

Puede ser útil hacer varias copias de esta lista antes de usarla. Así puede tener información sobre cada una de las medicinas para el dolor que esté tomando.

Hable con su doctor para saber:

  1. El nombre de la medicina:


  2. Cómo se ve la medicina (color, forma, etc.):


  3. Qué cantidad debe tomar:


  4. Con qué frecuencia debe tomar la medicina:


  5. Cuánto tarda en surtir efecto la medicina:


  6. Cuánto dura el efecto de la medicina:


  7. Si debe tomar la medicina con comida:


  8. Cuánto líquido tiene que tomar con la medicina:


  9. Si puede tomar más medicina en caso de que el dolor no se vaya:



    Cuánto puede aumentar la dosis en este caso:



    Además, si debe llamar a su doctor o enfermera antes de tomar más medicina:


  10. Qué debe hacer si se olvida de tomar la medicina o la toma más tarde de lo que debía tomarla:


  11. Si es peligroso beber alcohol (vino, cerveza, etc.), conducir u operar máquinas después de haber tomado esta medicina:


  12. Si hay ciertas medicinas o productos para la salud que no puede tomar en combinación con la medicina para el dolor:



    (Es posible que necesite dejar de tomar algunas medicinas o productos que toma actualmente).
  13. Cuáles son los efectos secundarios:



    Cómo se pueden prevenir:


  14. Por cuáles razones debe llamar al doctor o enfermera de inmediato:


Otras maneras de aliviar el dolor

Las medicinas no alivian el dolor en algunas personas. En estos casos, los doctores usan otros tratamientos para aliviar el dolor.

  • Radioterapia: Se usan diferentes formas de radiación (rayos X) para reducir el tamaño del tumor. De este modo se alivia la presión contra tejidos cercanos y también el dolor. A menudo se requiere un solo tratamiento de radioterapia. Pero a veces se necesitan varios.
  • Neurocirugía: Un cirujano corta los nervios que llevan la sensación del dolor al cerebro. De este modo el paciente no puede sentir dolor.
  • Bloqueo del nervio: Un anestesiólogo inyecta una medicina para el dolor en o cerca del nervio, o en la médula espinal, para aliviar el dolor.
  • Cirugía: Un cirujano remueve todo o parte de un tumor para aliviar el dolor. La cirugía es muy útil cuando un tumor causa presión contra los nervios u otras partes del cuerpo.
  • Quimioterapia: Se usan medicinas para reducir el tamaño del tumor, lo que puede aliviar el dolor.
  • Neuroestimulación eléctrica transcutánea ("TENS" en inglés): Es un aparato pequeño que se puede guardar en las manos o colocar en el cinturón. Se usa una corriente eléctrica suave para aliviar el dolor.