In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Control del dolor: Apoyo para las personas con cáncer

  • Publicación: 30 de enero de 2009

Tolerancia a la medicina y adicción

El tratamiento con medicinas para controlar el dolor del cáncer casi nunca causa adicción.

Adicción es cuando una persona no puede controlar su deseo de algo. Sigue haciendo cosas aun cuando le hagan daño.

Las personas con cáncer a menudo necesitan tomar medicinas fuertes para controlar el dolor. Lamentablemente, algunas personas tienen tanto miedo de volverse adictas a la medicina que no la toman. Los familiares también se preocupan de que sus seres queridos se vuelvan adictos. A veces los animan a tomar la medicina con menos frecuencia. Pero en realidad:

  • Obtendrá el mayor alivio tomando las medicinas en los momentos indicados por el doctor, según sus instrucciones
  • No es probable que una medicina para el dolor del cáncer cause adicción

Si usted nunca ha sido adicto a una medicina o droga, no se volverá adicto a sus medicinas para el dolor. Pero aun si una persona ha sido adicta a una medicina o droga en el pasado, esa persona todavía merece un buen control del dolor. Hable con su médico o enfermera sobre sus preocupaciones.

"Al principio me preocupaba por tener que tomar medicinas para el dolor. Un pariente me dijo que me podía volver adicta a ellas. Pero cuando hablé con el doctor sobre el tema, me dijo que no me preocupara. Me explicó que es muy raro que una persona se vuelva adicta a la medicina para el dolor si la toma según las instrucciones del doctor". - Teresa

A veces ocurre una tolerancia a la medicina.

Algunas personas creen que deben guardar las medicinas más fuertes para "luego". Es decir, esperar tanto como sea posible para empezar a tomarlas. Temen que su cuerpo se acostumbre a la medicina y que no funcione después de un tiempo. Pero en realidad la medicina no deja de funcionar. Lo que pasa es que a veces no es tan efectiva como antes.

Si toma una medicina por un tiempo, puede que necesite una cantidad mayor para sentir el mismo nivel de alivio. Esto se llama tolerancia. La tolerancia es algo común en el tratamiento del dolor del cáncer.

No se sentirá "drogado" por tomar las medicinas para el dolor.

La mayoría de la gente no pierde el control ni se siente "drogada" cuando toma sus medicinas según las instrucciones del doctor. Algunas medicinas para el dolor pueden causar:

  • Cansancio (al principio, pero esto normalmente se va en unos cuantos días)
  • Mareos o confusión (a veces)

Dígale a su doctor o enfermera si esto ocurre. Por lo general, se puede resolver cambiando la cantidad o el tipo de medicina.

Tolerancia a la medicina no es lo mismo que adicción.

La tolerancia a la medicina ocurre cuando el cuerpo se acostumbra a la medicina que toma. El resultado es que la dosis (cantidad) no es tan efectiva como antes.

Algunas personas se acostumbran a los opioides. Pero el cuerpo de cada persona es diferente. Muchas personas no desarrollan tolerancia a los opioides.

Si usted desarrolla una tolerancia a la medicina, no se preocupe. Bajo la supervisión de su doctor, usted puede:

  • Aumentar la dosis en pequeñas cantidades
  • Recibir una receta para un tipo nuevo de medicina
  • Cambiar el tipo de medicina que está tomando para el dolor

La meta es aliviarle el dolor. No tiene que preocuparse por la adicción. La adicción no ocurre al aumentar la dosis para contrarrestar la tolerancia.