In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Control del dolor: Apoyo para las personas con cáncer

  • Publicación: 30 de enero de 2009

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento
  • Ver/Imprimir en formato PDF
  • Solicite una copia gratuita

Otros métodos para controlar el dolor

Terapia con frío y calor

Relajación

Masaje

Distracción

Visualización

Meditación

Hipnosis

Acupuntura

Biorregulación

Otros métodos

Para saber más sobre los tratamientos complementarios para el dolor

"Además de tomar mi medicina para el dolor, empecé a practicar algunos métodos de relajación. La combinación de estos dos tratamientos ayudó a aliviar el dolor". - Ana

Además de tomar medicinas, es posible que los profesionales de la salud le sugieran que intente otros métodos para controlar el dolor. Estos métodos adicionales para contralar el dolor a veces se llaman tratamientos complementarios ("complementary treatments" en inglés). A diferencia de las medicinas para el dolor, algunos de estos tratamientos no han sido probados en estudios médicos sobre el dolor del cáncer.

Los tratamientos complementarios son los métodos usados junto con un tratamiento estándar para:

  • Mejorar su calidad de vida
  • Aliviar el estrés y la ansiedad
  • Lidiar con los problemas causados por el cáncer

Algunos de estos tratamientos los puede hacer usted mismo, después de aprender a hacerlos. Otros se hacen con un especialista durante una cita médica. Si considera un método que requiere los servicios de un especialista, primero averigüe:

  • Si es necesario obtener una autorización escrita (un permiso) de su doctor para consultar a un especialista
  • Si su compañía de seguro médico cubre los costos de especialistas en estos tipos de tratamientos
  • Si el especialista es un experto que tiene licencia
  • Si el especialista puede prestarle los servicios de un intérprete (si los necesita)
A continuación puede leer información y consejos sobre algunos tratamientos complementarios.

Terapia con frío y calor

El calor puede aliviar los músculos doloridos. El frío puede adormecer el dolor. Hable con su doctor para saber si le recomienda cualquiera durante el tratamiento. Si es así, recuerde que no debe aplicar frío ni calor:

  • Por más de 10 minutos
  • Sobre áreas del cuerpo donde haya mala circulación (como las extremidades)

Para aplicar frío puede usar:

  • Compresas de gel ("plastic gel packs" en inglés) que se quedan suaves al congelarlas
  • Cubos de hielo en una toalla
  • Agua congelada en un vaso de papel

Para aplicar calor puede usar:

  • Almohadillas térmicas o eléctricas ("heating pads" en inglés)
  • Compresas de gel calentadas en agua caliente
  • Bolsas de agua caliente
  • Toallas húmedas y calientes
  • Baños y duchas calientes

Las compresas de gel y las almohadillas térmicas se pueden comprar en las farmacias y en tiendas donde se venden productos médicos.

Relajación

La relajación puede aliviar el dolor o evitar que empeore. Lo hace eliminando la tensión en los músculos. Tal vez le ayude a dormir mejor y a tener más energía. También es posible que reduzca la ansiedad y le ayude a lidiar con el estrés.

Los métodos de relajación más comunes son:

  • Concentración visual (fijando la vista en un objeto específico)
  • Respiración al apretar los músculos en forma controlada (apretando los músculos al respirar y relajándolos al exhalar)
  • Respiración lenta y rítmica (para lograr esto, respire y exhale en forma deliberada mientras se concentra en un objeto específico)

Es posible que sienta falta de aire al respirar profundamente. Si esto ocurre, respire lentamente inhalando menos aire. Además es posible que se duerma al relajarse. Si no quiere dormir, siéntese en una silla dura. O puede poner la alarma del despertador para que le despierte en cierto momento.

Si tiene dolor severo puede ser difícil relajarse. En este caso use un método sencillo. Por ejemplo, masajes rítmicos o respiración al apretar los músculos. Algunas personas tocan un instrumento musical o practican otros tipos de arte para relajarse fácilmente.

Masaje

Se trata de presionar y amasar partes del cuerpo con las manos o con instrumentos especiales. Para el dolor, se recomienda un movimiento circular y constante cerca del área que duele.

Es posible que el masaje ayude a aliviar:

  • El dolor
  • La ansiedad
  • La fatiga
  • El estrés
  • La tensión

También es posible que el masaje ayude a mejorar el flujo de la sangre.

No debe aplicar presión fuerte a las personas con cáncer a menos que lo aprueben los profesionales de la salud.

Distracción

Es simplemente poner su atención en algo que no sea el dolor. Se puede practicar:

  • Solo (sin otro método) para controlar un dolor leve
  • Junto con medicinas para aliviar un dolor agudo
  • Mientras espera el efecto de su medicina para el dolor

Es probable que haya tratado este método sin saberlo. Por ejemplo, mirar televisión y escuchar música son buenas formas de distracción. Puede hacer cualquier actividad que le ayude a concentrar su atención o que le distraiga del dolor. Por ejemplo:

  • Contar, cantar o rezar
  • Respiración lenta y rítmica
  • Repetición continua de ciertas palabras o frases (como "esto lo puedo sobrellevar")
  • Manualidades y otros pasatiempos
  • Leer, ir al cine o visitar a amigos

Visualización

Es como soñar despierto. Usted cierra los ojos y crea imágenes en su mente que le ayuden a relajarse, a sentir menos ansiedad y a dormir. Para lograr esto tiene que usar todos los sentidos: la vista, el tacto, el oído, el olfato y el gusto.

Ejemplo de la visualización:

Podría pensar en un lugar o actividad placentera del pasado. Debería pensar en los detalles, explorando la escena en su mente. Esto podría ayudar a aliviar el dolor tanto durante como después de hacerlo.

La visualización es una buena opción para las personas que deben quedarse en la cama o no pueden salir de la casa. Este método tal vez disminuya los efectos en el estado de ánimo que pueden resultar de quedarse mucho tiempo en la casa.

Meditación

Es una forma de concentración profunda para relajar el cuerpo y calmar la mente. Es posible que la meditación ayude a aliviar:

  • El dolor
  • Las preocupaciones
  • El estrés
  • La depresión

Al meditar, una persona se concentra profundamente en algo. Por ejemplo, una palabra o frase, un objeto o la respiración. Cuando surge un pensamiento o emoción que le distrae de esta cosa, la meta es volver la atención a ella. Puede sentarse, acostarse o quedarse en otra posición que le resulte cómoda. Algunas personas caminan.

Hipnosis

Es un estado de atención relajada y concentrada. Se parece mucho a la forma en que usted se siente cuando empieza a despertarse por la mañana. Tiene los ojos cerrados pero sabe lo que está pasando a su alrededor.

En este estado relajado la mente está más abierta a las sugerencias. Como resultado, se puede usar la hipnosis para:

  • Bloquear la conciencia del dolor
  • Cambiar el sentido del dolor por algo más placentero

Acupuntura

Es una forma de medicina china. En ciertas partes del cuerpo se colocan agujas muy finas de metal. La meta es cambiar el flujo de la energía del cuerpo para que éste pueda sanarse solo.

La acupuntura alivia:

  • Las náuseas y los vómitos relacionados con el tratamiento del cáncer
  • El dolor del cáncer (según algunos estudios médicos)

Antes de recibir acupuntura, hable con su doctor o enfermera para saber si se recomienda en su caso. Si es así, le pueden recomendar un especialista en acupuntura que tiene licencia. Muchos hospitales y centros médicos ofrecen los servicios de especialistas en acupuntura.


Biorregulación

Con este método, que se llama "biofeedback" en inglés, se usan máquinas para enseñarle a controlar ciertos aspectos del cuerpo. Por ejemplo:

  • El ritmo del corazón
  • La respiración
  • La tensión muscular

Probablemente no piense mucho en éstos porque son automáticos. Pero al controlarlos es posible que pueda relajarse más y así aliviar el dolor.

La biorregulación normalmente se usa con otros tratamientos para el dolor. Si le interesa este método, pida a su doctor o enfermera que le recomiende un especialista con licencia en biorregulación.

Otros métodos

  • Terapia física ("physical therapy" en inglés): ejercicios u otros métodos para ayudarle a recuperar la fuerza, dar más movimiento a los músculos y aliviar el dolor.
  • Oración o rezo: para muchas personas, orar o rezar es un aspecto importante de su bienestar.
  • Reiki: el proveedor coloca las manos sobre el paciente o cerca de él para transmitirle energía vital.
  • Tai Chi: una serie de movimientos lentos y suaves con un enfoque en la respiración y la concentración. Se cree que envía energía vital a todas las partes del cuerpo.
  • Yoga: una serie de estiramientos y posiciones con un enfoque especial en la respiración. La meta es calmar el sistema nervioso y dar tranquilidad al cuerpo, a la mente y al espíritu.

Para saber más sobre los tratamientos complementarios para el dolor:

  • Hable con su médico, enfermera o trabajador social.

  • Pida una copia gratis de estos folletos del Instituto Nacional del Cáncer:
    • La medicina complementaria y alternativa en el tratamiento del cáncer: Preguntas y respuestas
    • Thinking About Complementary & Alternative Medicine: A Guide for People With Cancer (sólo en inglés)

Vea sección "Recursos" para obtener información sobre cómo comunicarse con el Instituto Nacional del Cáncer.

  • Comuníquese en español con el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa llamando al 1-888-644-6226 o por Internet en www.nccam.nih.gov/espanol.
  • Visite el sitio web de la Oficina de Medicina Complementaria y Alternativa para el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer en www.cancer.gov/cam (en inglés).
Recuerde hablar con su doctor antes de usar tratamientos complementarios para el dolor. Éstos incluyen hierbas, remedios caseros, tés o ungüentos (pomadas) que esté usando o pensando usar. Algunos de estos tratamientos pueden interferir con el tratamiento de cáncer.