In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

La quimioterapia y usted: Apoyo para las personas con cáncer

  • Publicación: 26 de febrero de 2008

Efectos secundarios y cómo controlarlos

Anemia
Cambios en el apetito
Sangrado
Estreñimiento
Diarrea
Fatiga
Caída del pelo
Infección
Infertilidad
Cambios en la boca y garganta
Náuseas y vómitos
Cambios en el sistema nervioso
Dolor
Cambios sexuales
Cambios en la piel y las uñas
Cambios urinarios, en los riñones y en la vejiga
Otros efectos secundarios
Síntomas como los de la influenza (gripe o "flu" en inglés)
Retención de líquidos
Problemas para usar lentes de contacto

Anemia

¿Qué es? ¿Por qué ocurre?

Número de glóbulos rojos

Número de glóbulos rojos

Número de glóbulos rojos cuando se tiene anemia

Número de glóbulos rojos cuando se tiene anemia

 

Los glóbulos rojos llevan el oxígeno a todo el cuerpo. La anemia ocurre cuando una persona no tiene suficientes glóbulos rojos para llevar el oxígeno que el cuerpo necesita. El corazón trabaja más cuando el cuerpo no recibe suficiente oxígeno. Por eso la anemia le puede hacer sentir:

  • Que su corazón late muy rápido
  • Que le falta aire
  • Débil
  • Mareado
  • Como si fuera a desmayarse
  • Muy cansado

Algunos tipos de quimioterapia causan anemia porque hacen más difícil que la médula ósea produzca nuevos glóbulos rojos.

Qué hacer para controlarla:

  • Descanse mucho. Trate de dormir al menos 8 horas todas las noches. Además, trate de tomar 1 ó 2 siestas cortas durante el día.
  • Limite sus actividades. Esto significa hacer sólo las actividades que son más importantes para usted. Por ejemplo, si va a trabajar no limpie la casa. O tal vez quiera comprar comida hecha en vez de cocinar
  • Permita que otras personas le ayuden. Cuando sus seres queridos o amigos le ofrezcan ayuda, permita que se la den. Ellos le pueden ayudar a:
    • Cuidar a los niños
    • Hacer las compras
    • Hacer mandados
    • Llevarle a las citas con el doctor
    • Hacer otras tareas que no quiere hacer porque está demasiado cansado
  • Siga una dieta balanceada.. Escoja los alimentos que tengan todas las calorías y proteína que su cuerpo necesita. Las calorías le ayudarán a mantener su peso. La proteína adicional puede ayudarle a reparar los tejidos que se han dañado con el tratamiento contra el cáncer. Hable con su doctor, enfermera o dietista (nutricionista) sobre la dieta que sea mejor para usted. (Para aprender más sobre este tema, vea la sección titulada Cambios en el apetito.)
  • Póngase de pie lentamente. Podría sentirse mareado si se pone de pie demasiado rápido. Cuando se levante después de estar acostado, siéntese un minuto antes de ponerse de pie.
Cuando se levante después de estar acostado, siéntese un minuto antes de ponerse de pie.

Su doctor o enfermera le hará un conteo de sangre durante todo el tratamiento de quimioterapia. Esto quiere decir que verá cuántas células tiene en la sangre (tales como los glóbulos rojos). Tal vez necesite una transfusión de sangre si la cantidad de glóbulos rojos en la sangre baja demasiado. Su doctor también podría:

  • Recetarle una medicina que le ayude a producir glóbulos rojos más rápidamente
  • Sugerirle que tome suplementos de hierro
  • Sugerirle que tome otras vitaminas
Llame a su doctor o enfermera si:
  • Su nivel de fatiga cambia o no puede realizar las actividades que acostumbra hacer
  • Siente mareos o como si se fuera a desmayar
  • Siente que le falta el aire
  • Siente que el corazón le late muy rápido

Cambios en el apetito

   

¿Qué son? ¿Por qué ocurren?

La quimioterapia puede causar cambios en el apetito. Por ejemplo, es posible que usted no tenga deseos de comer. Usted podría perder el apetito debido a:

  • Náuseas (sensación de que va a vomitar)
  • Problemas en la boca y la garganta que le causan dolor al comer
  • Medicinas que le hacen perder el gusto por la comida
  • Sensación de estar deprimido
  • Sensación de cansancio

La pérdida del apetito puede durar un día, unas cuantas semanas o hasta meses. Es importante que coma bien, aun si no tiene apetito. Esto significa comer y beber alimentos que tengan muchas proteínas, vitaminas y calorías. Comer bien ayuda a su cuerpo a luchar contra las infecciones. Además, le ayuda a reparar los tejidos que daña la quimioterapia. Si no come bien podría experimentar:

  • Pérdida de peso
  • Debilidad
  • Fatiga

Algunos tratamientos contra el cáncer le hacen aumentar de peso o le aumentan el apetito. Pregunte a su doctor, enfermera o dietista (nutricionista) qué tipos de cambios en el apetito usted podría tener y cómo controlarlos.

Qué hacer para controlarlos:

  • En lugar de comer 3 comidas grandes al día, coma de 4 a 6 comidas pequeñas. ("Comidas pequeñas" consisten en las comidas principales así como las meriendas). Escoja alimentos y bebidas que tengan muchas calorías y proteína. Vea la lista de Alimentos y bebidas con muchas calorías o proteína.
  • Coma sus comidas a las mismas horas todos los días. Coma cuando sea la hora de comer y no sólo cuando sienta hambre. Tal vez no sienta hambre mientras recibe quimioterapia, pero aun así necesita comer.
  • Tome batidos (licuados) de leche o de fruta, jugo o sopas si no tiene deseos de comer alimentos sólidos. Estos líquidos pueden darle la proteína, vitaminas y calorías que su cuerpo necesita. Vea la lista de Alimentos líquidos para obtener una lista de alimentos líquidos.
  • Aumente su apetito con actividad física. Por ejemplo, tal vez tenga más apetito si da una caminata corta antes del almuerzo. Además, evite tomar demasiado líquido antes o durante las comidas. Tomar mucho líquido antes de comer podría hacerle perder el apetito.
  • Cambie su rutina. Esto podría significar:
    • Comer en un lugar distinto, como el comedor, en vez de la cocina
    • Comer con otras personas en vez de comer solo
    • Si come solo, escuchar la radio o mirar la televisión
    • Probar nuevos alimentos y recetas
  • Hable con su doctor, enfermera o dietista (nutricionista). Es posible que le digan que debe tomar más vitaminas o que tome suplementos nutritivos (como por ejemplo las bebidas con mucha proteína). Si no puede comer durante mucho tiempo y está bajando de peso, tal vez deba:
    • Tomar medicinas que le hagan tener más apetito
    • Recibir alimentación por vía intravenosa (por las venas, "IV" en inglés)
    • Recibir nutrición a través de un tubo que va directamente al estómago
El libro del Instituto Nacional del Cáncer titulado Consejos de alimentación para pacientes con cáncer: Antes, durante y después del tratamiento da otros consejos para que se le haga más fácil comer. Para obtener una copia gratis comuníquese con el Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer.

Sangrado

   

¿Qué es? ¿Por qué ocurre?

Las plaquetas son células que coagulan la sangre. La médula ósea produce plaquetas que coagulan la sangre. Es decir, cuando una persona está sangrando, las plaquetas ayudan a que pare de sangrar. Pero la quimioterapia hace que sea más difícil que la médula ósea produzca plaquetas. Cuando existe un nivel bajo de plaquetas ocurre algo que se llama trombocitopenia. Esta condición médica puede causar:

  • Hematomas (moretes o moretones), incluso si no se ha dado un golpe ni ha tropezado con nada
  • Sangrado de la nariz o en la boca
  • Sarpullido ("rash" en inglés) de puntitos rojos

Qué hacer para controlarlo:

Haga lo siguiente:

  • Cepíllese los dientes con un cepillo de dientes muy suave.
  • Suavice las cerdas del cepillo poniéndolas bajo un chorro de agua tibia antes de cepillarse.
  • Suénese (sóplese) la nariz suavemente.
  • Tenga cuidado cuando use tijeras, cuchillos (navajas) u otros objetos afilados.
  • Use una afeitadora (rasuradora) eléctrica en vez de una navaja.
  • Use zapatos todo el tiempo, aunque esté dentro de la casa o del hospital.
  • Aplique presión suave pero firme a cualquier cortadura que se haga. Haga esto hasta que pare de sangrar.

No haga lo siguiente:

  • No use hilo dental ni palillos.
  • No practique deportes ni haga otras actividades durante las cuales se pueda hacer daño.
  • No use tampones.
  • No use enemas (lavativas), supositorios ni termómetros en el ano.
  • No use ropa que tenga cuellos, puños ni cinturones apretados.

Hable con su doctor o enfermera antes de:

  • Tomar cerveza, vino u otros tipos de bebidas alcohólicas
  • Tener relaciones sexuales
  • Tomar vitaminas, hierbas, té medicinal, minerales, suplementos dietéticos, aspirina u otras medicinas que se venden sin receta ("over-the counter" en inglés)
Hable con su doctor o enfermera antes de tomar vitaminas, hierbas, té medicinal, minerales, suplementos dietéticos, aspirina u otras medicinas que se venden sin receta.

Dígale a su doctor si tiene estreñimiento.

Su doctor le puede recetar una medicina para suavizar las heces (excremento), tal como Dulcolax® o Colace®). Este tipo de medicina se llama "stool softener" en inglés. Esta medicina puede ayudarle a evitar que tenga que hacer mucha fuerza para ir al baño. También puede prevenir que sangre cuando vaya al baño. Si desea más información sobre el estreñimiento, vea la sección titulada Estreñimiento.

Su doctor o enfermera evaluará a menudo su conteo de plaquetas.

Es decir, una prueba para saber cuántas plaquetas tiene. Si su nivel de plaquetas está muy bajo, podría necesitar una medicina, una transfusión de plaquetas, o que se demore el tratamiento de quimioterapia.

Llame a su doctor o enfermera si tiene alguno de los siguientes síntomas:
  • Hematomas (moretes o moretones), sobre todo si no se ha golpeado
  • Pequeñas manchitas rojas en la piel
  • Orina de color rojo o rosado
  • Defecaciones (heces) negras o con sangre
  • Sangrado de las encías o la nariz
  • Mucho sangrado durante su menstruación (durante la regla) o una menstruación que dura más de lo normal.
  • Sangrado vaginal que no sea causado por la menstruación
  • Dolores de cabeza o cambios en la vista
  • Una sensación tibia o caliente en el brazo o la pierna
  • Sensación de tener mucho sueño o confusión

Estreñimiento

¿Qué es? ¿Por qué ocurre?

El estreñimiento es cuando una persona defeca con menos frecuencia. Además, las heces (excremento) se vuelven duras, secas y son difíciles de expulsar. Usted podría:

  • Sentir dolor cuando defeca
  • Sentirse inflado (hinchado)
  • Sentir náuseas
  • Eructar
  • Expulsar muchos gases
  • Sentir calambres (retorcijones) estomacales
  • Sentir presión en el recto

Las causas del estreñimiento pueden ser:

  • Medicinas, como las de quimioterapia y las medicinas para el dolor
  • Falta de actividad física
  • Pasar mucho tiempo sentado o acostado
  • Comer alimentos que no tienen mucha fibra
  • No tomar suficiente líquido

Qué hacer para controlarlo:

  • Escriba una lista de la fecha y la hora en la que defeca. Enseñe esta lista a su doctor o enfermera. Hable con él o ella de lo que es normal para usted. Esto hace más fácil saber si tiene estreñimiento.
  • Beba por lo menos de 6 a 8 tazas (de 8 onzas) de agua u otros líquidos cada día. Para muchas personas, tomar ciertos tipos de líquidos ayuda con el estreñimiento. Por ejemplo:
    • Líquidos de temperatura tibia o caliente como café o té
    • Jugos de frutas, como el jugo de ciruela pasa
    Cuando coma más fibra, asegúrese de tomar más líquido.
  • Manténgase activo todos los días. Puede:
    • Caminar
    • Andar en bicicleta
    • Practicar yoga

    Si no puede caminar, pregunte qué ejercicios puede hacer en una cama o en una silla. Hable con su doctor o enfermera sobre cómo puede hacer más actividad física.
  • Pregunte a su doctor, enfermera o dietista (nutricionista) cuáles alimentos tienen mucha fibra. Comer alimentos con mucha fibra y tomar mucho líquido pueden ayudarle a suavizar las heces. Algunos alimentos con buen contenido de fibra son:
    • Panes y cereales integrales ("whole wheat" en inglés)
    • Frijoles (habichuelas) y guisantes (chícharros)
    • Vegetales crudos
    • Frutas frescas y frutas secas
    • Nueces
    • Semillas
    • Palomitas de maíz

    (Si desea aprender más sobre este tema, vea la lista de Alimentos con mucha fibra.)
Hable con su doctor o enfermera antes de usar suplementos de fibra, laxantes, suavizantes de heces o enemas (lavativas).
  • Dígale a su doctor o enfermera si no ha defecado en 2 días. Su doctor podría sugerir:
    • Un suplemento de fibra ("fiber supplement" en inglés)
    • Un laxante ("laxative" en inglés)
    • Medicina para suavizar las heces ("stool softener" en inglés)
    • Un enema (lavativa)

    Hable con su doctor o enfermera antes de usar estos tratamientos.

Diarrea

¿Qué es? ¿Por qué ocurre?

La diarrea es la defecación frecuente que puede ser blanda, suelta o líquida. La quimioterapia puede causar diarrea porque daña las células sanas que recubren los intestinos grueso y delgado. Esto puede hacer que sus intestinos procesen las heces más rápido. Además, las medicinas que se usan para tratar el estreñimiento o las infecciones pueden causar diarrea.

Qué hacer para controlarla:

  • Coma 5 ó 6 comidas pequeñas en lugar de 3 comidas grandes.
  • Pregunte a su doctor o enfermera si debe comer alimentos que tengan muchos minerales tales como sodio y potasio ("sodium" y "potassium" en inglés). Cuando usted tiene diarrea su cuerpo puede perder estos minerales. Por lo tanto, es importante que los reponga. Algunos alimentos que tienen mucho sodio o potasio incluyen:
    • Bananas (plátanos, guineos)
    • Naranjas (chinas)
    • Néctar de durazno (melocotón) o albaricoque (chabacano o "apricot" en inglés)
    • Papas hervidas o en puré
  • Beba de 8 a 12 tazas (de 8 onzas) de líquidos claros al día. Por ejemplo:
    • Agua
    • Caldo claro
    • Bebidas carbonatadas o sodas (gaseosas) claras como Sprite® , 7UP® y soda de jengibre ("ginger ale" en inglés)
    • Bebidas deportivas como Gatorade® o Propel®

    Beba despacio y tome bebidas que estén a temperatura ambiente. Espere hasta que las bebidas carbonatadas o sodas (gaseosas) pierdan el gas antes de tomarlas. Si las bebidas le dan sed o náuseas (si le hacen sentir que quiere vomitar), añádales agua.
  • Coma alimentos que tengan poca fibra. Los alimentos que tienen mucha fibra pueden empeorar la diarrea. Algunos alimentos con poca fibra son:
    • Bananas (guineos)
    • Arroz blanco sin grasa
    • Pan blanco tostado sin grasa
    • Yogur natural o de vainilla
    Vea la lista de Alimentos con poca fibra para conocer sobre qué otros alimentos tienen poca fibra.
  • Dígale a su doctor o enfermera si la diarrea le dura más de 24 horas. También dígale si tiene dolor y calambres además de la diarrea. Su doctor podría recetarle una medicina para controlar la diarrea. Además, podría necesitar líquidos por vía intravenosa (por las venas) para reponer el agua y los nutrientes que haya perdido. Hable con su doctor o enfermera antes de tomar cualquier medicina para la diarrea.
Hable con su doctor o enfermera antes de tomar cualquier medicina para la diarrea.
  • Límpiese suavemente después de una defecación. En lugar de papel higiénico, use una toallita húmeda para bebés ("baby wipes" en inglés). O use un frasco con bomba para rociar agua ("spray bottle" en inglés) para limpiarse después de cada defecación. Dígale a su doctor o enfermera si:
    • Siente dolor en el área del recto
    • Sangra en el área del recto
    • Tiene hemorroides
  • Pregunte a su doctor si debe llevar una dieta de líquidos claros. Esto significa que por un tiempo consumirá sólo líquidos claros en vez de alimentos sólidos u otros tipos de líquidos. Esto puede dar a sus intestinos tiempo para descansar. La mayoría de la gente hace este tipo de dieta durante 5 días o menos. Vea la lista de Liquidos claros para obtener una lista de líquidos claros.

Evite lo siguiente:

Productos que debe evitar consumir:Ejemplos:
Bebidas que sean de temperatura muy caliente o muy fríaDeje que las bebidas frías pierdan un poco el frío y que las bebidas calientes se refresquen antes de tomarlas.
Bebidas alcohólicasCerveza, vino y otros tipos de bebidas alcohólicas
Leche y productos lácteosHelado o nieve, batidos (licuados), crema y queso
Alimentos picantesSalsas picantes y chiles picantes
Alimentos fritos o grasososPapas fritas, hamburguesas y chicharrones
Alimentos y bebidas con cafeínaCafé regular, té negro, chocolate y sodas (gaseosas) con cafeína
Alimentos y bebidas que produzcan gasFrijoles (habichuelas), col, brócoli, leche de soya y demás productos de soya
Alimentos que tengan mucha fibraFrijoles (habichuelas), frutas y vegetales crudos, nueces así como panes y cereales integrales ("whole wheat" en inglés)



Fatiga

¿Qué es? ¿Por qué ocurre?

La fatiga causada por la quimioterapia puede ir desde una sensación leve de cansancio a un cansancio extremo. Muchas personas describen la fatiga como:

  • Debilidad
  • Cansancio
  • Agotamiento
  • Pesadez
  • Lentitud

Descansar no siempre ayuda.

Muchas personas dicen que sienten fatiga durante la quimioterapia y hasta semanas o meses después que ha terminado el tratamiento. La fatiga puede ser causada por:

  • El tipo de quimioterapia que recibe
  • El esfuerzo de ir al doctor con frecuencia
  • Sentimientos como el estrés, la ansiedad y la depresión
Si usted recibe radioterapia junto con quimoterapia, la fatiga puede ser más severa para usted.

La fatiga también puede ser causada por:

La fatiga se puede presentar de repente o poco a poco. Cada persona siente la fatiga de una manera diferente. Usted podría sentir más o menos fatiga que alguien que esté recibiendo el mismo tipo de quimioterapia.


Qué hacer para controlarla:

  • Relájese. Tal vez quiera probar:
    • La meditación
    • La oración (rezo)
    • El yoga
    • Las imágenes guiadas
    • La visualización
    • Otras formas de relajarse y reducir el estrés
  • Comer y beber de forma sana. Muchas veces esto se refiere a 5 ó 6 comidas pequeñas al día en vez de 3 comidas abundantes. Tenga a la mano alimentos que sean fáciles de preparar, como por ejemplo:
    • Sopas enlatadas
    • Alimentos congelados
    • Yogur
    • Requesón ("cottage cheese" en inglés)
    Tome mucho líquido todos los días, como 8 vasos (de 8 onzas) de agua o jugo.
  • Planifique tiempo para descansar. Tal vez se sienta mejor si descansa o toma una siesta corta durante el día. Muchas personas dicen que descansar de 10 a 15 minutos les ayuda más que tomar una siesta larga. Si duerme siesta, intente dormir menos de una hora cada vez. Mantener las siestas cortas le ayudará a dormir mejor durante la noche.
  • Manténgase activo. Las investigaciones muestran que el ejercicio puede reducir la fatiga y ayudarle a dormir mejor durante la noche. Trate lo siguiente:
    • Ir a caminar durante 15 minutos
    • Practicar yoga
    • Hacer ejercicio en una bicicleta estacionaria o estática

    Planifique hacer alguna actividad física cuando se sienta con más energía. Hable con su doctor o enfermera sobre cómo puede mantenerse activo durante la quimioterapia.
  • Trate de no hacer demasiado. Con la fatiga, es posible que no tenga suficiente energía para hacer todo lo que quiere hacer. Escoja las actividades que desee hacer y permita que otra persona le ayude con las demás. Trate de hacer actividades tranquilas, como por ejemplo:
    • Leer
    • Tejer
    • Aprender un lenguaje con audiocintas
  • Duerma por lo menos 8 horas cada noche. Esto quizá sea más de lo que necesitaba dormir antes de la quimioterapia. Es más probable que duerma mejor durante la noche si ha estado activo durante el día. Además, relajarse antes de irse a la cama podría ayudarle. Por ejemplo podría:
    • Leer un libro
    • Armar un rompecabezas
    • Escuchar música
    • Practicar otro pasatiempo que lo calme
  •   
    Planifique un horario de trabajo que sea adecuado para usted. La fatiga puede afectar cuánta energía tiene para hacer su trabajo. Es posible que tenga suficiente energía para trabajar el horario completo. O quizás quiera o necesite:
    • Trabajar menos, tal vez sólo algunas horas al día o algunos días a la semana
    • Hablar con su jefe sobre opciones para trabajar desde su hogar
    • Pensar en obtener permiso para no trabajar ("medical leave" en inglés) mientras recibe quimioterapia
  • Deje que los demás le ayuden. Pida a sus seres queridos y amigos que le ayuden cuando se sienta fatigado. Tal vez puedan ayudarle:
    • Con las tareas del hogar
    • Llevándole a las citas de quimioterapia y de vuelta a la casa
    • Comprando los alimentos que necesite
    • Preparándole comidas para servirlas recién hechas o congelarlas para comerlas después
  • Aprenda de otros que tienen cáncer. Las personas con cáncer pueden ayudarse unas a otras compartiendo información sobre qué hacer para controlar la fatiga. Una manera de conocer a otras personas con cáncer es unirse a un grupo de apoyo, ya sea en persona o por Internet. Hable con su doctor o enfermera para obtener más información sobre estos grupos de apoyo.
  • Lleve un diario de cómo se siente cada día. Esto le ayudará a planificar cómo usar mejor el tiempo. Comparta el diario con su enfermera. Dígale a su doctor o enfermera si nota cambios en su nivel de energía. Por ejemplo, dígale si siente mucha energía o si se siente muy cansado.
  • Hable con su doctor o enfermera. Es posible que su doctor le recete medicinas que le ayuden a:
    • Tener menos fatiga
    • Sentirse bien
    • Tener más apetito
    Si la fatiga es causada por la anemia, también se la podría recomendar algún tratamiento. (Si desea aprender más sobre la anemia, vea Anemia.)

Caída del pelo

¿Qué es? ¿Por qué ocurre?

La caída del pelo consiste en la caída de parte o todo el pelo. También se llama alopecia. Esto puede suceder en cualquier parte del cuerpo:

  • La cabeza
  • La cara
  • Los brazos
  • Las piernas
  • Las axilas
  • El área púbica

Muchas personas se sienten molestas cuando pierden el pelo. Para muchas es la parte más difícil de la quimioterapia.

Algunos tipos de quimioterapia dañan las células que hacen crecer el pelo. La caída del pelo a menudo comienza 2 ó 3 semanas después de que empieza la quimioterapia. Al principio le podría doler el cuero cabelludo (la piel debajo del pelo). Luego se le podría caer el pelo, ya sea poco a poco o en mechones. La caída de todo el pelo toma más o menos una semana. Casi siempre el pelo vuelve a crecer 2 ó 3 meses después de terminar la quimioterapia. Pero podría notar que el pelo le empieza a crecer de nuevo incluso mientras recibe la quimioterapia.

A menudo el pelo vuelve a crecer 2 ó 3 meses después de terminar la quimioterapia.


El pelo será muy fino cuando comience a crecer de nuevo. Además, el pelo nuevo podría no verse ni sentirse igual que antes. Por ejemplo, el pelo podría ser:
  • Fino en vez de grueso
  • Rizado en vez de liso
  • De color más oscuro o más claro

Qué hacer para controlarla:

Antes de la caída del pelo:

  • Hable con su doctor o enfermera. Él o ella sabrá si es probable que se le caiga el pelo.
  • Córtese el pelo o aféitese la cabeza. Usted podría sentir que tiene más control sobre la caída del pelo si se lo corta o se afeita la cabeza. Esto muchas veces hace que sea más fácil manejar la caída del pelo. Si se afeita la cabeza, use una afeitadora (rasuradora) eléctrica en vez de una navaja.
  • Si piensa comprar una peluca, hágalo mientras aún tiene pelo. El mejor momento para escoger una peluca es antes de comenzar la quimioterapia. De este modo, la peluca se parecerá al color y estilo de su propio pelo. También se la puede llevar a su estilista para que la corte y la peine de manera que se parezca a su propio pelo. Elija una peluca cómoda y que no le lastime el cuero cabelludo.
  • Pregunte a su compañía de seguro si pagará por la peluca. Si no cubrirá el costo, puede deducir el costo de la peluca de sus impuestos como un gasto médico. Algunos grupos también patrocinan bancos de pelucas gratuitas. Un banco de pelucas ("wig bank" en inglés) es un lugar que presta o regala pelucas. Pregúntele a su doctor, enfermera o trabajador social si puede darle información sobre bancos de pelucas gratuitas en su comunidad.
  • Tenga cuidado cuando se lave el pelo. Use champú suave, como champú para bebés. Séquese el pelo con toques suaves usando una toalla suave. No lo frote.
  • No use artículos que puedan hacerle daño al cuero cabelludo. Por ejemplo:
    • Alisadores o rizadores
    • Tubos (rulos, rolos, ruleros)
    • Secadores eléctricos
    • Bandas elásticas para el pelo, ganchos de pelo
    • Tintes para el pelo
    • Productos para hacerse un permanente o alisarse el pelo
Si piensa comprar una peluca, hágalo mientras todavía tiene pelo.

Después de la caída del pelo:

  • Protéjase el cuero cabelludo. El cuero cabelludo podría dolerle durante y después de la caída del pelo. Cuando esté al aire libre, protéjase usando un:
    • Sombrero
    • Turbante
    • Pañuelo de cabeza
    Trate de no estar en lugares con temperaturas muy bajas o muy altas. Esto incluye no usar lámparas de rayos ultravioletas, estar afuera en el aire frío ni bajo el sol directo. Y siempre use una loción o crema para proteger su piel contra el sol ("sun block" en inglés), para protegerse el cuero cabelludo.
  • Manténgase abrigado. Una vez que se le haya caído el pelo podría sentir más frío. Para ayudar a sentirse calientito use un:
    • Sombrero
    • Turbante
    • Pañuelo de cabeza
    • Peluca
  • Para dormir, use una almohada con una funda de satén. El satén ("satin" en inglés) crea menos fricción que el algodón cuando se duerme sobre él. Por eso podría descubrir que las fundas de almohada que están hechas de satén son más cómodas.
  • Hable sobre sus sentimientos. Mucha gente se siente enojada, deprimida o avergonzada cuando se le cae el pelo. Si está demasiado preocupado o molesto, tal vez quiera hablar de esos sentimientos con:
    • Un doctor
    • Una enfermera
    • Un ser querido
    • Un amigo cercano
    • Alguien a quien se le haya caído el pelo por causa del tratamiento contra el cáncer

Infección

¿Qué es? ¿Por qué ocurre?

Algunos tipos de quimioterapia hacen que sea difícil para el cuerpo producir nuevos glóbulos blancos. Los glóbulos blancos ayudan a su cuerpo a combatir las infecciones. Como la quimioterapia le hace perder glóbulos blancos, es importante que evite las infecciones.

Existen muchos tipos de glóbulos blancos. Uno de ellos se conoce como neutrófilo. Cuando una persona tiene un nivel bajo de neutrófilos, padece una condición médica llamada neutropenia. Su doctor o enfermera podría hacerle pruebas de sangre para ver si usted tiene neutropenia.

Si tiene neutropenia, es importante que se fije si tiene señales de infección. Chequee si tiene fiebre al menos una vez al día o cuantas veces su doctor o enfermera le recomiende. Podría ser más fácil para usted usar un termómetro digital. Llame a su doctor o enfermera si la fiebre es de 100.5°F (38°C) o más.

Llame a su doctor o enfermera de inmediato si la fiebre le sube a 100.5°F (38°C) o más.


Qué hacer para controlarla:

  •  
    Su doctor o enfermera le hará un conteo de glóbulos blancos durante todo el tratamiento. Esto quiere decir que verán cuántos glóbulos blancos tiene en la sangre. Si la quimioterapia le baja los glóbulos blancos demasiado, tal vez le den una medicina para subir el nivel de sus glóbulos blancos. Esto también hará menos posible que tenga una infección.
  • Lávese las manos a menudo con jabón y agua. Lávese las manos antes de:
    • Cocinar
    • Comer
    Lávese las manos después de:
    • Usar el baño
    • Sonarse (soplarse) la nariz
    • Toser
    • Estornudar
    • Tocar animales
    Lleve consigo un limpiador de manos ("hand sanitizer" en inglés) para cuando no tenga jabón y agua.
  • Use toallitas desinfectantes ("sanitizing wipes" en inglés) para limpiar las superficies y otras cosas que vaya a tocar. Por ejemplo, esto incluye teléfonos públicos, cajeros automáticos, manijas (perillas) de las puertas y otros artículos comunes.
  • Límpiese bien después de una defecación y hágalo suavemente. En lugar de papel higiénico, use una toallita húmeda para bebé ("baby wipes" en inglés). O use un frasco con bomba para rociar agua ("spray bottle" en inglés) para limpiarse después de cada defecación. Dígale a su doctor o enfermera si:
    • Siente dolor en el área del recto
    • Sangra en el área del recto
    • Tiene hemorroides
  • Manténgase alejado de las personas enfermas. Por ejemplo, esto incluye personas que tienen:
    • Resfriado (catarro)
    • Influenza (gripe o "flu" en inglés)
    • Sarampión ("measles" en inglés)
    • Varicela ("chicken pox" en inglés)
    También debe mantenerse alejado de los niños a quienes acaban de vacunarle con un virus vivo ("live virus" en inglés) contra la varicela o la polio. Si tiene alguna pregunta llame a su doctor, enfermera o departamento de salud local.
  • Manténgase alejado de grandes grupos de personas. Trate de no estar cerca de grupos de personas. Por ejemplo, planifique ir de compras o al cine cuando haya menos gente en ellos.
  •  
    Tenga cuidado de no cortarse:
    • No se corte ni se arranque las cutículas de las uñas.
    • Use una afeitadora (rasuradora) eléctrica en vez de una navaja.
    • Tenga mucho cuidado cuando use tijeras, agujas o cuchillos (navajas).
  • Fíjese si tiene señales de infección alrededor de su catéter. Dígale a su doctor o enfermera sobre cualquier cambio que note cerca de su catéter. Algunas señales de infección incluyen:
    • Drenaje (pus) o secreción
    • Enrojecimiento
    • Hinchazón
    • Dolor
  • Cuídese bien la boca:
    • Cepíllese los dientes después de cada comida y antes de acostarse.
    • Use un cepillo de dientes muy suave. Puede suavizar las cerdas del cepillo poniéndolas bajo el chorro de agua tibia antes de cepillarse.
    • No use enjuagues bucales ("mouth wash" en inglés) que contengan alcohol.
    • Hable con su doctor o enfermera antes de ir al dentista. (Si desea saber más sobre cómo cuidarse la boca, veavea la sección titulada Cambios en la boca y garganta.)
  • Cuídese bien la piel.
    • No se exprima ni se rasque las espinillas o barritos.
    • Use loción para suavizar y sanar la piel seca y cuarteada (agrietada).
    • Séquese después de bañarse con toques suaves sobre la piel (no se frote).
    (Si desea más información sobre cómo cuidarse la piel, vea la sección titulada Cambios en la piel y las uñas)
  • Límpiese las cortaduras de inmediato. Límpiese las cortaduras con:
    • Agua tibia
    • Jabón
    • Un antiséptico (como por ejemplo agua oxigenada)
    Hágalo todos los días hasta que la cortadura haya formado costra (cáscara).
  • Tenga cuidado cuando esté cerca de animales. Asegúrese de lavarse las manos después de tocar mascotas y otros animales. Además:
    • No limpie la caja para los desechos del gato ("litter box" en inglés)
    • No recoja desechos de perro
    • No limpie jaulas de pájaros ni peceras
  • No se vacune contra la influenza (gripe o "flu" en inglés) ni otro tipo de vacuna sin hablar primero con su doctor o enfermera. Algunas vacunas contienen un virus vivo ("live virus" en inglés), al cual usted no debe exponerse.
  • Mantenga a una temperatura adecuada los alimentos de temperatura caliente y fría. No deje sobras de comida fuera del refrigerador. Póngalas en el refrigerador tan pronto como termine de comer.
  • Lave bien los vegetales y frutas crudos antes de comerlos.
  • No coma pescado, mariscos, carne, pollo ni huevos crudos ni poco cocidos. Estos pueden tener bacterias que podrían causar infecciones.
Averigüe cómo ponerse en contacto con su doctor o enfermera después de las horas de trabajo y los fines de semana.
  • No consuma alimentos ni bebidas:
    • Que estén mohosos
    • Que estén echados a perder
    • Con fecha de expiración vencida
  • Si cree que tiene una infección, llame a su doctor de inmediato (incluso durante el fin de semana o por la noche). Averigüe cómo ponerse en contacto con su doctor o enfermera después de las horas de trabajo y los fines de semana. Llame si tiene:
    • Fiebre de 100.5°F (38°C) o más
    • Escalofríos
    • Sudores
    Hable con su doctor o enfermera antes de tomar:
    • Aspirina
    • Acetaminofén (como el Tylenol®)
    • Otras medicinas que bajan la fiebre (como por ejemplo los productos que contienen ibuprofeno)
    Entre otras señales de infección se encuentran:
    • Enrojecimiento
    • Inflamación
    • Sarpullido ("rash" en inglés)
    • Escalofríos
    • Tos
    • Dolor de oído
    • Dolor de cabeza
    • Rigidez en el cuello (cuello tieso o nuca tiesa)
    • Orina turbia (que no se ve muy clara) o con sangre
    • Dolor al orinar o necesidad de orinar frecuentemente
    • Dolor o presión alrededor de la nariz o los ojos
Hable con su doctor o enfermera antes de tomar medicinas que bajan la fiebre.
Escriba aquí el número de teléfono de su doctor para casos de emergencias:

Infertilidad

¿Qué es? ¿Por qué ocurre?

Algunos tipos de quimioterapia pueden causar infertilidad. Para la mujer esto significa que tal vez no pueda quedar embarazada. Para el hombre esto significa que tal vez no pueda embarazar a una mujer.

En la mujer la quimioterapia puede dañar los ovarios. Este daño puede reducir la cantidad de óvulos sanos en los ovarios. También puede hacer que los ovarios produzcan menos hormonas. Cuando hay menos hormonas puede ocurrir una menopausia temprana. La menopausia temprana y menos óvulos sanos pueden causar infertilidad.

En los hombres, la quimioterapia puede dañar las células del esperma. La infertilidad puede ocurrir porque la quimioterapia puede:

  • Hacer que haya menos células del esperma en el semen
  • Hacer que las células del esperma se muevan menos
  • Causar otros tipos de daño

La posibilidad de que quede infértil (estéril) depende de:

  • El tipo de quimioterapia que reciba
  • Su edad
  • Si usted tiene o no otros problemas de salud

La infertilidad puede durar el resto de su vida.

Qué hacer para controlarla:

Antes de comenzar el tratamiento, dígale a su doctor o enfermera si desea tener hijos después de terminar la quimioterapia.

Si es MUJER, hable con su doctor o enfermera sobre:

  • Si desea o no tener hijos. Antes de comenzar la quimioterapia, dígale a su doctor o enfermera si desea quedar embarazada después de terminar el tratamiento. Su doctor podría hablar con usted sobre formas de guardar sus óvulos para usarlos después de terminar el tratamiento. O tal vez la remita (recomiende) a un especialista en fertilidad.
  • Control de la natalidad. Es muy importante que no quede embarazada mientras recibe quimioterapia. Las medicinas de la quimioterapia pueden hacerle daño al feto (el bebé), sobre todo en los primeros 3 meses del embarazo. Si todavía no ha pasado por la menopausia, hable con su doctor o enfermera sobre el control de la natalidad ("birth control" en inglés) y formas de evitar el embarazo.
  • Embarazo. Si todavía tiene la menstruación (la regla), su doctor o enfermera podría pedirle que se haga una prueba de embarazo antes de comenzar la quimioterapia. Si está embarazada, su doctor o enfermera hablará con usted sobre otras opciones de tratamiento.
La quimioterapia puede hacerle daño al feto. No quede embarazada mientras recibe quimioterapia.


Si es HOMBRE, hable con su doctor o enfermera sobre:

  • Si desea o no tener hijos. Antes de comenzar la quimioterapia dígale a su doctor o enfermera si desea tener hijos después de que termine el tratamiento. Su doctor podría hablar con usted sobre formas de conservar el esperma para usarlo en el futuro. O tal vez lo remita (recomiende) a un especialista en fertilidad.
  • Control de la natalidad. Es muy importante que su esposa o pareja no quede embarazada mientras usted recibe quimioterapia. La quimioterapia puede dañar las células del esperma y causarle daño al feto.
Hable con su doctor o enfermera si desea tener hijos después de terminar la quimioterapia. Él o ella podrían hablarle sobre formas de guardar el esperma antes de comenzar el tratamiento.
La quimioterapia puede dañar el esperma y causarle daño al feto. Asegúrese de que su esposa o pareja no quede embarazada mientras usted recibe tratamiento.

Cambios en la boca y garganta

¿Qué son? ¿Por qué ocurren?

Algunos tipos de quimioterapia dañan las células que crecen rápidamente, tales como las que se encuentran dentro de la boca, la garganta y los labios. Esto puede afectar:

  • Los dientes
  • Las encías
  • La piel que está dentro de la boca
  • Las glándulas que producen la saliva

La mayoría de los problemas de la boca desaparecen unos cuantos días después de terminar la quimioterapia.

Los problemas de la boca y la garganta incluyen:

  •  
    Boca seca (no tener saliva o tener poca saliva)
  • Cambios en el sentido del gusto y del olfato (como cuando la comida sabe a metal o a tiza, no tiene sabor o no sabe ni huele como antes)
  • Infecciones en las encías, los dientes o la lengua
  • Más sensibilidad a los alimentos de temperatura caliente o fría
  • Lesiones en la boca
  • Problemas para comer cuando la boca duele mucho o está muy sensible

Qué hacer para controlarlos:

  • Visite al dentista al menos 2 semanas antes de comenzar el tratamiento. Es importante mantener la boca lo más sana posible. Esto significa hacerse todo el trabajo dental antes de que empiece la quimioterapia. Si no puede ir al dentista antes de que comience el tratamiento, pregúntele a su doctor o enfermera cuándo puede ir. Dígale a su dentista que usted tiene cáncer y háblele de su plan de tratamiento.
  • Revísese la boca y la lengua todos los días. Así podrá ver o sentir los problemas tan pronto como empiecen. Los problemas pueden incluir, por ejemplo:
    • Lesiones en la boca
    • Manchas blancas
    • Infecciones
    Informe a su doctor o enfermera de inmediato si tiene estos problemas.
>Visite al dentista al menos 2 semanas antes de comenzar a recibir quimioterapia.
  • Mantenga la boca húmeda. Puede:
    • Beber sorbos de agua a menudo durante el día
    • Chupar pedacitos de hielo
    • Chupar caramelos duros sin azúcar ("sugar-free" en inglés)
    • Mascar goma (chicle) sin azúcar ("sugar-free" en inglés)
    Si siempre tiene la boca seca pregúntele a su doctor o enfermera si puede usar sustitutos de la saliva ("saliva substitutes" en inglés).
  • Límpiese la boca, los dientes, las encías y la lengua de las siguientes formas:
    •    
      Cepíllese los dientes, las encías y la lengua después de cada comida y antes de acostarse.
    • Use un cepillo de dientes muy suave. Puede suavizar las cerdas del cepillo poniéndolas bajo el chorro de agua tibia antes de cepillarse.
    • Si le duele cepillarse, pruebe limpiarse los dientes con hisopos de algodón ("cotton swabs" en inglés) como Qtips® o Cotonetes®. O también puede limpiarlos con Toothettes®.
    • Use una pasta de dientes con flúor. O use un gel especial con flúor recetado por el dentista.
    • No use enjuagues bucales que contengan alcohol. Mejor enjuáguese la boca 3 ó 4 veces al día con una solución de:
      • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de soda ("baking soda" en inglés)
      • 1/8 de cucharadita de sal
      • 1 taza de agua tibia

Después, enjuáguese la boca sólo con agua.

  • Pásese suavemente el hilo dental entre los dientes todos los días. Si le sangran o le duelen las encías, evite esas áreas, pero pásese el hilo dental en los demás dientes. Si tiene el nivel de plaquetas bajo, pregunte a su doctor o enfermera si debe usar hilo dental. (Vea la sección titulada Sangrado para obtener más información sobre las plaquetas.)
  • Si tiene dentadura postiza, asegúrese de que le quede bien. También limite cuánto tiempo la usa cada día.
  • Tenga cuidado con lo que come si le duele la boca. Recuerde estos consejos:
    • Escoja alimentos que sean húmedos, suaves y fáciles de masticar o tragar. Por ejemplo cereales cocidos (como avena), puré de papas y huevos revueltos.
    • Use una licuadora para convertir los alimentos cocidos en puré. Así serán más fáciles de comer. Para ayudar a evitar infecciones, asegúrese de lavar bien todas las piezas de la licuadora antes de usarlas. Si es posible, lo mejor es lavarlas en una lavadora de platos.
    • Tome bocados pequeños. Mastique lentamente. Beba a sorbos los líquidos con las comidas.
    • Suavice los alimentos con jugo de carne ("gravy" en inglés), salsa, caldo, yogur u otros líquidos.
    • Coma alimentos que estén tibios o a temperatura ambiente. Podría descubrir que los alimentos de temperatura tibia o caliente le hacen daño en la boca o la garganta.
    • Chupe trocitos de hielo o paletas de agua sin leche. Esto le puede aliviar el dolor de la boca.
    • Pida a su dietista (nutricionista) ejemplos de alimentos que sean fáciles de comer. Si quiere obtener algunas ideas de alimentos suaves que no irritan la boca adolorida, vea la lista de Alimentos que no irritan la boca adolorida.
Llame a su doctor, enfermera o dentista si le duele mucho la boca. Su doctor o dentista podría recetarle una medicina para el dolor o para mantenerle la boca húmeda. Déle a su dentista el número de teléfono de su doctor y enfermera.
  • Evite las cosas que puedan lastimar, raspar o quemarle la boca. La tabla de abajo le da ejemplos de alimentos, bebidas y otros productos que debe evitar.

    Productos que debe evitar:Ejemplos:
    Alimentos afilados (crujientes, puntiagudos)Tacos hechos con tortillas fritas o tostadas, papitas y totopos ("chips" en inglés), galletas saladas
    Alimentos picantesSalsas picantes y chiles picantes
    Frutas y jugos que tengan mucho ácidoNaranjas, limones, pomelos (toronjas) y tomates (jitomates)
    Alimentos y bebidas con mucha azúcarDulces o sodas (gaseosas)
    Bebidas que contengan alcoholCerveza, vino
    Objetos filososPalillos de dientes
    Todos los productos que contengan tabacoCigarrillos, pipas, cigarros y tabaco para mascar
No use tabaco ni tome alcohol si le duele la boca.

Náuseas y vómitos

¿Qué son? ¿Por qué ocurren?

Algunos tipos de quimioterapia pueden causar náuseas, vómitos o ambos. Las náuseas ocurren cuando uno se siente que va a vomitar. Vomitar es cuando arroja (devuelve) lo que comió. Es posible que también tenga arcadas ("dry heaves" en inglés). Éstas ocurren cuando su cuerpo intenta vomitar aunque no tiene nada en el estómago.

Las náuseas y los vómitos pueden suceder:

  • Mientras recibe el tratamiento de quimioterapia
  • Justo después de la quimioterapia
  • Muchas horas o días después de la quimioterapia

Es probable que se sienta mejor en los días en que no tenga sesión de quimioterapia.

Hay medicinas nuevas que pueden ayudar a prevenir las náuseas y los vómitos. Estas medicinas se llaman antieméticos o antináuseas. Tal vez necesite tomar estas medicinas una hora antes de cada tratamiento de quimioterapia y durante unos días después. La cantidad de días que las tome después de la quimioterapia dependerá de los tipos de quimioterapia que esté recibiendo. También dependerá de cómo reaccione al tratamiento. Si un tipo de medicina antináuseas no le va bien, su doctor puede recetarle otra diferente. Tal vez tenga que tomar más de un tipo de medicina antináuseas. Es posible que la acupuntura también pueda ayudarle. Hable con su doctor o enfermera sobre tratamientos para controlar las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia.

Qué hacer para controlarlos:

  • Evite las náuseas. Una manera de evitar vomitar es evitar las náuseas. Trate de consumir alimentos y bebidas suaves y fáciles de digerir que no le caigan mal. Estos incluyen, por ejemplo:
    • Galletas simples
    • Pan tostado
    • Gelatina
    Para aprender más, vea la lista de Alimentos y bebidas fáciles de digerir.
  • Planifique cuándo va a comer y beber. Algunas personas se sienten mejor cuando comen antes de la quimioterapia. Otras se sienten mejor cuando reciben la quimioterapia con el estómago vacío (sin haber comido durante 2 ó 3 horas antes del tratamiento). Después del tratamiento, espere al menos una hora antes de comer o beber algo.
  • Coma comidas pequeñas. En lugar de comer 3 comidas grandes al día, tal vez quiera comer 5 ó 6 comidas pequeñas. No tome mucho líquido antes ni durante las comidas. Tampoco se acueste justo después de comer.
  • Consuma alimentos y bebidas que estén tibios o frescos (alimentos que no sean de temperatura ni caliente ni fría). Espere que los alimentos y las bebidas de temperatura caliente se enfríen o póngales hielo para enfriarlos. Para hacer que los alimentos fríos se pongan tibios, sáquelos del refrigerador una hora antes de comer. Tome bebidas que estén a temperatura ambiente y sin burbujas ni gas.
Coma 5 ó 6 comidas pequeñas cada día en vez de 3 comidas grandes.
  • Evite los alimentos y las bebidas con olores fuertes. Por ejemplo:
    • Café
    • Pescado
    • Cebollas
    • Ajo
    • Los alimentos que se estén cocinando
  •    
    Pruebe pequeños bocados de paletas de agua sin leche o frutas heladas. También podría ser bueno chupar trocitos de hielo.
  • Chupe mentas sin azúcar ("sugar-free" en inglés) o dulces que tengan un sabor agrio. Pero no use dulces ácidos si le duele la boca o la garganta.
  • Relájese antes del tratamiento. Es posible que sienta menos náuseas si se relaja antes de cada tratamiento de quimioterapia. Puede realizar actividades que disfrute, como:
    • Meditar
    • Hacer ejercicios de respiración profunda
    • Imaginar escenas o experiencias que le hagan sentir en paz
    • Leer un libro
    • Escuchar música
    • Tejer
  • Si siente ganas de vomitar, respire profunda y lentamente o tome aire fresco. . También podría distraerse al:
    • Conversar con amigos o parientes
    • Escuchar música
    • Mirar una película o la televisión
  • Hable con su doctor o enfermera. Su doctor le puede dar medicinas para ayudarle a prevenir las náuseas durante y después de la quimioterapia. Tómese las medicinas exactamente como se lo diga el doctor. Debe decirle a su doctor o enfermera si las medicinas no le hacen efecto. También puede hablar con su doctor o enfermera sobre la acupuntura. Es posible que la acupuntura pueda ayudarle a aliviar las náuseas y vómitos causados por el tratamiento del cáncer.

    Dígale a su doctor o enfermera si vomita durante más de un día. También debe decirle si vomita justo después de tomar algo.
Dígale a su doctor o enfermera si sus medicinas antinaúseas no están funcionando.

Cambios en el sistema nervioso

¿Qué son? ¿Por qué ocurren?

La quimioterapia puede causar daños al sistema nervioso. Muchos de estos problemas se mejoran en menos de un año después de terminar la quimioterapia. Pero algunos podrían durar el resto de su vida. Algunos de los síntomas incluyen:

  • Hormigueo, ardor, debilidad o adormecimiento en las manos o los pies
  • Sentir más frío que de costumbre
  • Dolor al caminar
  • Músculos débiles, sensibles, cansados o adoloridos
  • Sentirse como si estuviera perdiendo el equilibrio (balance)
  • Dificultad para recoger objetos o abotonarse la ropa
  • Temblores
  • Pérdida de la audición (es decir, no escucha tan bien como antes)
  • Dolor del estómago por estreñimiento o acidez
  • Fatiga
  • Confusión y problemas de memoria
  • Mareos
  • Depresión
Dígale de inmediato a su doctor o enfermera si nota algún cambio en su sistema nervioso. Es importante tratar estos problemas lo más pronto posible.
   

Qué hacer para controlarlos:

  • Dígale de inmediato a su doctor o enfermera si nota algún cambio en su sistema nervioso (tales como los mencionados antes). Es importante tratar estos problemas lo más pronto posible.
  • Tenga cuidado cuando use cuchillos (navajas), tijeras y otros objetos afilados o peligrosos.
  • Evite caerse.
    • Camine lentamente.
    • Agárrese del barandal cuando use las escaleras.
    • Coloque tapetes antideslizantes, es decir, alfombras que no resbalen ("non-slip bath mats" en inglés) en la bañera o la ducha.
    • Asegúrese de que no haya tapetes (alfombras) ni cables con los que pueda tropezar.
  • Siempre use zapatos tenis (zapatillas) u otro tipo de zapato que tenga suelas de goma.
  • Mida la temperatura del agua de su baño con un termómetro. Esto evitará que se queme si la temperatura del agua está demasiado caliente.
  • Tenga mucho cuidado, evite quemarse o cortarse mientras cocina.
  • Use guantes cuando esté trabajando en el jardín, cocinando o lavando los platos.
  • Descanse cuando lo necesite.
  • Use un bastón u otro artículo para mantenerse firme cuando camine.
  • Hable con su doctor o enfermera si nota que tiene problemas de memoria, o si se siente confundido o deprimido.
  • Pida a su doctor una medicina para el dolor si la necesita.

Dolor

¿Qué es? ¿Por qué ocurre?

Algunos tipos de quimioterapia causan efectos secundarios dolorosos. Por ejemplo, pueden causar:

  • Ardor
  • Adormecimiento
  • Hormigueo
  • Dolores punzantes en las manos y los pies
  • Lesiones en la boca
  • Dolores de cabeza
  • Dolores en los músculos
  • Dolores del estómago

El dolor puede ser causado por el cáncer o la quimioterapia. Los doctores y las enfermeras saben cómo ayudarle a reducir o aliviar el dolor.

Dígale a su doctor o enfermera si tiene dolor.

Qué hacer para controlarlo:

  • Hable con su doctor, enfermera o farmacéutico sobre su dolor. Sea específico y describa:
    • Dónde siente el dolor. ¿Es en una parte del cuerpo o en todo el cuerpo?
    • Cómo es el dolor. ¿Es agudo, moderado o palpitante? ¿Le va y le viene o es constante?
    • Qué tan fuerte es el dolor.
    •   
      Cuánto dura el dolor. ¿Dura unos minutos, una hora o más tiempo?
    • Qué hace que el dolor mejore o se ponga peor. Por ejemplo, ¿le ayuda si se pone hielo? ¿O empeora el dolor si se mueve de cierta manera?
    • Qué medicinas toma para el dolor. ¿Le ayudan? ¿Cuánto le duran? ¿Qué cantidad toma? ¿Con qué frecuencia?
  • Hable con sus seres queridos y amigos de su dolor. Si se siente muy cansado o tiene mucho dolor, es posible que no pueda llamar al doctor o a la enfermera usted mismo. Si éste es el caso, pida a sus seres queridos o amigos que lo hagan por usted.
  • Controle su dolor:
    • Tome sus medicinas para el dolor en un horario regular (llevándose por el reloj). Aunque no sienta dolor a la hora que le toca tomar las medicinas, aún así debe tomarlas. Esto es muy importante si tiene dolor la mayor parte del tiempo.
    • Tome sus medicinas exactamente como le diga el doctor. El dolor es más difícil de controlar si espera hasta que ya sea muy fuerte antes de tomar medicinas.
    • Intente respirar profundamente, hacer yoga o tratar otras maneras de relajarse. Esto puede ayudarle a reducir la tensión muscular, la ansiedad y el dolor.
  • Pida ver a un profesional médico que se especialice en el control del dolor. Este profesional puede ser:
    • Un oncólogo
    • Un anestesiólogo
    • Un neurólogo
    • Un neurocirujano
    • Una enfermera
    • Un farmacéutico
  • Dígale a su doctor, enfermera o especialista en dolor si su dolor cambia. Su dolor puede cambiar durante el curso del tratamiento. Si esto sucede, puede ser necesario cambiarle las medicinas que está tomando para el dolor.

Cambios sexuales

¿Qué son? ¿Por qué ocurren?

Algunos tipos de quimioterapia pueden causar cambios sexuales. Estos cambios son diferentes en la mujer y en el hombre.

En la mujer, la quimioterapia puede causar:

  • Daño en los ovarios
  • Cambios en los niveles hormonales, causados por el daño en los ovarios
  • Problemas como sequedad vaginal y menopausia temprana, causadas por los cambios hormonales

En el hombre, la quimioterapia puede causar:

  • Cambios hormonales
  • Menos flujo de sangre al pene
  • Daño a los nervios que controlan el pene

Todos estos cambios sexuales pueden producir impotencia (también llamada disfunción eréctil). Esto es cuando un hombre no puede tener o mantener una erección.

Que usted tenga o no cambios sexuales durante la quimioterapia va a depender de:

  • Si ha tenido estos problemas antes
  • El tipo de quimioterapia que esté recibiendo
  • Su edad
  • Si tiene o no alguna otra enfermedad

Algunos problemas tal vez mejoren después de terminar la quimioterapia. Por ejemplo, si perdió el interés en las relaciones sexuales durante la quimioterapia, es probable que vuelvan a interesarle después de terminar el tratamiento.

Los problemas en las MUJERES incluyen:

  • Síntomas de menopausia en mujeres que aún no tienen la menopausia. Estos síntomas incluyen:
    • Calores (bochornos o "hot flashes" en inglés)
    • Sequedad vaginal
    • Mal genio (se molesta fácilmente)
  • Períodos irregulares o no tener la regla
  • Infecciones de la vejiga o de la vagina
  • Secreción vaginal o comezón (picazón)
  • Sentirse demasiado cansada como para tener relaciones sexuales o no tener interés en las relaciones sexuales
  • Sentirse demasiado preocupada, tensa o deprimida como para tener relaciones sexuales.

Los problemas en los HOMBRES incluyen:

  • No poder tener orgasmos
  • Impotencia
  • Estar demasiado cansado como para tener relaciones sexuales o no estar interesado en tenerlas
  • Sentirse demasiado preocupado, tenso o deprimido como para tener relaciones sexuales

Qué hacer para controlarlos:

Si es MUJER:

  • Hable con su doctor o enfermera sobre:
    • Relaciones sexuales. Pregúntele a su doctor o enfermera si está bien tener relaciones sexuales durante la quimioterapia. La mayoría de las mujeres puede tenerlas, pero es mejor preguntar.
    • Control de la natalidad. Es muy importante que usted no quede embarazada mientras recibe quimioterapia. La quimioterapia puede hacerle daño al feto, sobre todo en los primeros 3 meses del embarazo. Si aún no ha tenido la menopausia, hable con su doctor o enfermera sobre métodos anticonceptivos.
    • Medicinas. Hable con su doctor, enfermera o farmacéutico sobre las medicinas que ayudan con los problemas sexuales. Entre ellas se encuentran:
      • Productos para aliviar la sequedad vaginal (como el producto Replens®)
      • Una crema vaginal o supositorio para reducir la posibilidad de infección
  •  
    Use ropa interior de algodón como pantaletas (calzones o "panties" en inglés) de algodón y medias ("pantyhose" en inglés) con forro de algodón.
  • No use pantalones largos ni cortos que sean apretados.
  • Use un lubricante vaginal con base de agua (como por ejemplo K-Y Jelly® o Astroglide®) cuando tenga relaciones sexuales.
  • Si todavía tiene sequedad y le causa dolor durante las relaciones sexuales, hable con su doctor o enfermera. Pregúntele qué medicinas puede usar para ayudar a que la vagina vuelva a estar húmeda.
  • Si está teniendo calores ("hot flashes" en inglés), hay varias cosas que puede hacer para lidiar con ellos:
    • Vístase usando varias piezas de ropa una encima de la otra. Póngase un suéter o saco ligero adicional que se pueda quitar si le da calor.
    • Manténgase activa. Lo puede hacer caminando, montando bicicleta o haciendo otros tipos de ejercicio.
    • Reduzca el estrés. Podría hacer yoga, meditar o tratar otras formas de relajarse.
    • Hable con un dietista (nutricionista) sobre suplementos de hierbas o minerales. Pregúntele a su doctor antes de tomar cualquier suplemento.
Hable con su doctor o enfermera sobre cómo puede aliviar la sequedad vaginal y evitar las infecciones.

Si es HOMBRE:

  • Hable con su doctor o enfermera sobre:
    • Relaciones sexuales. Pregunte si está bien tener relaciones sexuales durante la quimioterapia. La mayoría de los hombres puede tenerlas, pero es mejor preguntar. Use un condón si tiene relaciones sexuales durante las primeras 48 horas (2 días) después de haber recibido quimioterapia. Debe usar un condón porque aún podría haber rastros de quimioterapia en su semen.
    • Control de la natalidad ("birth control" en inglés). Es muy importante que su esposa o pareja no quede embarazada mientras usted recibe quimioterapia. La quimioterapia puede dañar su esperma y hacerle daño al feto.
Use un condón si tiene relaciones sexuales durante las primeras 48 horas (2 días) después de haber recibido quimioterapia.

TANTO para el hombre COMO PARA la mujer:

  • Hable de manera abierta y honesta con su esposo/a o pareja. Hablen sobre sus sentimientos e inquietudes.
  • Busque nuevas formas de compartir los momentos de intimidad con su pareja. Usted y su pareja podrían demostrarse su amor mutuo de otras maneras mientras pasa por la quimioterapia. Por ejemplo, si están teniendo relaciones sexuales con menos frecuencia tal vez quieran:
    • Abrazarse y acariciarse más
    • Bañarse juntos
    • Darse masajes el uno al otro
    • Probar otras actividades que les hagan sentirse cerca el uno del otro.
  • Hable con un doctor, enfermera, trabajador social o consejero. Si usted y su pareja están preocupados por los problemas sexuales, tal vez deban hablar con alguien que les pueda ayudar. Por ejemplo:
    • Un psiquiatra
    • Un psicólogo
    • Un trabajador social
    • Un consejero matrimonial
    • Un terapeuta sexual
    • Un capellán, pastor o sacerdote

Cambios en la piel y las uñas

¿Qué son? ¿Por qué ocurren?

Algunos tipos de quimioterapia pueden dañar las células que crecen rápidamente en la piel y las uñas. Estos cambios pueden doler y molestar mucho. Pero la mayoría son cambios menores que no necesitan tratamiento. Muchos de ellos mejorarán después de terminar la quimioterapia. Pero hay algunos cambios importantes en la piel que se deben tratar de inmediato porque de lo contrario pueden causar un daño permanente.

Los cambios menores en la piel incluyen:

  • Comezón, sequedad, enrojecimiento, erupciones (pequeñas manchitas rojas en la piel) y piel que se pela.
  • Venas más oscuras. Las venas podrían verse más oscuras mientras usted recibe quimioterapia intravenosa (a través de una vena o "IV" en inglés).
  • Sensibilidad al sol. Esto quiere decir que se quema muy rápido. Es algo que les puede suceder incluso a personas que tienen la piel muy oscura.
  • Problemas en las uñas. Es cuando las uñas se le ponen oscuras, amarillas o se ponen frágiles y se parten. A veces las uñas se aflojan y se caen, pero después crecen uñas nuevas.
Hay que tratar los cambios importantes en la piel de inmediato porque de lo contrario pueden causar un daño permanente.

Los cambios importantes en la piel incluyen:

  • Reacción severa en la piel. Si recibe o ha recibido radioterapia contra el cáncer, es posible que la quimioterapia cause una reacción severa en la piel donde recibió la radiación ("radiation recall" en inglés). Ciertos tipos de quimioterapia causan que el área de la piel donde recibió la radioterapia se ponga roja. Puede ser desde un rojo muy leve a un rojo muy intenso. La piel podría:
    • Ampollarse
    • Pelarse
    • Dolerle mucho
  • Salirse la quimioterapia por donde se insertó la aguja intravenosa. Si siente ardor o dolor cuando recibe la quimioterapia intravenosa, dígaselo a su doctor o enfermera de inmediato.
  • Reacciones alérgicas a la quimioterapia. Algunos cambios de la piel significan que usted es alérgico a la quimioterapia. Dígale a su doctor o enfermera de inmediato si escucha silbidos (pitos) al respirar o si tiene problemas para respirar. Dígale de inmediato a su doctor o enfermera si tiene, junto con silbidos o problemas para respirar, uno o más de los siguientes síntomas de forma repentina y severa:
    • Comezón (picazón)
    • Erupciones, es decir, pequeñas manchitas rojas en la piel ("rash" en inglés)
    • Ronchas ("hives" en inglés)
Si siente ardor o dolor cuando recibe la quimioterapia intravenosa, dígaselo a su doctor o enfermera de inmediato.

Qué hacer para controlarlos:

  •    
    Comezón, sequedad, enrojecimiento, erupciones ("rashes en inglés") y piel que se pela:
    • Aplíquese maicena ("corn starch" en inglés) de la misma forma en que se pondría talco.
    • Tome duchas cortas o báñese con una esponja. Evite darse baños largos en una bañera (tina) con agua caliente.
    • Dese toques con la toalla (no se frote) para secarse después del baño.
    • Lávese con un jabón suave y humectante.
    • Póngase crema o loción después de bañarse. Hágalo mientras la piel todavía está húmeda. Dígale a su doctor o enfermera si esto no le ayuda.
    • No use perfumes, colonias ni lociones para después de afeitarse que contengan alcohol. Báñese en una bañera (tina) con avena coloidal ("colloidal oatmeal" en inglés), como el producto Aveeno Oatmeal Bath®. Esto es un polvo especial que se le pone al agua cuando le pica todo el cuerpo.
  • Acné:
    • Mantenga la cara limpia y seca.
    • Pregunte a su doctor o enfermera si puede usar cremas o jabones medicados. Pregunte también cuáles puede usar.
  • Sensibilidad al sol:
    • Evite la luz solar directa. Esto significa no estar al sol entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m. Durante estas horas el sol es más fuerte.
    • Use una loción o crema para proteger su piel contra el sol ("sun block" en inglés). Esta crema debe tener un "SPF" de 15 o más. O use pomadas que bloqueen los rayos del sol, por ejemplo las que contienen óxido de zinc. ("zinc oxide" en inglés).
    • Mantenga los labios humedecidos con un bálsamo labial ("lip balm" en inglés) que tenga un "SPF" de 15 o más.
    • Use ropa que le proteja la piel:
      • Colores claros
      • Camisas o blusas de algodón con mangas largas
      • Pantalones largos
      • Sombreros de ala ancha
    • No use camas solares ("tanning beds" en inglés).
  • Problemas de las uñas:
    • Use guantes cuando:
      • Lave los platos
      • Trabaje en el jardín
      • Limpie la casa
    • Use productos que le fortalezcan las uñas. (Deje de usar esos productos si le hacen daño a las uñas o a la piel.)
    • Dígale a su doctor o enfermera si las cutículas se le ponen rojas y le duelen.
  • Reacción severa en la piel ("radiation recall" en inglés):
    • Proteja del sol el área de su piel donde recibió radioterapia. Tampoco use camas solares.
    • Póngase un paño frío y mojado donde le duele la piel.
    • Use ropas que estén hechas de algodón u otras telas suaves. Esto incluye su ropa interior como sostenes (brasieres), calzones (pantaletas), calzoncillos y camisetas).
    • Dígale a su doctor o enfermera si cree que tiene una reacción severa en la piel en el área donde recibió radioterapia.

Cambios urinarios, en los riñones y en la vejiga

¿Qué son? ¿Por qué ocurren?

Algunos tipos de quimioterapia dañan las células de los riñones y la vejiga. Esto puede causar problemas tales como:

  • Ardor o dolor cuando comienza a orinar o después de vaciar la vejiga
  • Necesidad frecuente y urgente de orinar
  • No poder orinar
  • No poder controlar el flujo de orina de la vejiga (incontinencia)
  • Sangre en la orina
  • Fiebre
  • Escalofríos (temblores)
  • Orina color naranja, rojo, verde o amarillo oscuro
  • Orina que tiene un fuerte olor a medicina

Algunos problemas de los riñones y de la vejiga desaparecen después de terminar la quimioterapia. Otros problemas pueden durar el resto de su vida.

Tomar mucho líquido puede ayudar a eliminar la quimioterapia de la vejiga y los riñones, para evitar daño en estos órganos.

Qué hacer para controlarlos:

  • Su doctor o enfermera le tomará muestras de orina y de sangre. Las usará para saber que tan bien están funcionando su vejiga y sus riñones.
  • Beba mucho líquido. Los líquidos ayudan a eliminar la quimioterapia de la vejiga y los riñones. Vea las listas de Líquidos claros y Alimentos líquidos.
  • No tome bebidas carbonatadas, por ejemplo:
    • Sodas (gaseosas)
    • Agua con gas ("seltzer water" en inglés)
  • Limite las bebidas que contengan cafeína, por ejemplo:
    • Té negro
    • Café
    • Algunos productos de cola
  • Hable con su doctor o enfermera si tiene alguno de los problemas mencionados arriba.

Otros efectos secundarios

Síntomas como los de la influenza (gripe o "flu" en inglés)

Algunos tipos de quimioterapia le pueden hacer sentir como si tuviera influenza. Esto es más probable que suceda si recibe quimioterapia junto con una terapia biológica.

Algunos síntomas parecidos a los de la influenza son:

  • Dolores en los músculos y las articulaciones
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Náuseas
  • Fiebre
  • Escalofríos (temblores)
  • Pérdida del apetito

Estos síntomas pueden durar de 1 a 3 días. Una infección o el cáncer mismo también pueden causar estos síntomas. Dígale a su doctor o enfermera si tiene alguno de estos síntomas.

Retención de líquido

La retención de líquido es una acumulación de líquido causada por:

  • La quimioterapia
  • Cambios hormonales causados por el tratamiento
  • El cáncer

Puede causar que tenga una sensación de inflamación en:

  • La cara
  • Las manos
  • Los pies
  • El estómago

A veces el líquido se acumula alrededor de los pulmones y el corazón y causa:

  • Tos
  • Falta de aire
  • Latido irregular del corazón

El líquido también se puede acumular en la parte baja del abdomen, lo cual puede causar hinchazón.

Usted y su doctor o enfermera pueden ayudar a reducir la retención de líquido:

  • Pésese a la misma hora todos los días usando la misma balanza (báscula o pesa). Dígale a su doctor o enfermera si aumenta de peso rápidamente.
  • Evite los alimentos salados y evite echarle sal a la comida.
  • Limite la cantidad de líquido que toma.
  • Si retiene demasiado líquido, su doctor podría recetarle medicinas para eliminar el líquido en exceso.

Problemas para usar lentes de contacto

Algunos tipos de quimioterapia pueden causarle molestia en los ojos. Además, pueden causarle dolor cuando se pone los lentes de contacto. Pregunte a su doctor o enfermera si puede usar lentes de contacto mientras recibe quimioterapia.