In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Consejos de alimentación: Antes, durante y después del tratamiento del cáncer

  • Publicación: 26 de enero de 2012

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento
  • Ver/Imprimir en formato PDF
  • Descargar en Kindle
  • Descargar en otros lectores electrónicos

Lista de problemas para comer

A continuación aparece una lista de los problemas para comer que pueden ser causados por el tratamiento del cáncer.

No todas las personas padecen todos estos problemas. Algunas personas no tienen ningún problema. Cuáles podría padecer usted dependerá en parte de:

  • El tipo de cáncer que tenga.
  • La parte del cuerpo en donde esté el cáncer.
  • El tipo de tratamiento que esté recibiendo.
  • El tiempo que dure el tratamiento.
  • La dosis de tratamiento que reciba.
  • Otros problemas de salud (como la diabetes, o enfermedades del corazón o de riñones)

Hable con su doctor, con su enfermera o con su dietista sobre los problemas para comer que aparecen en esta lista. Pregunte cuáles pueden afectarle a usted. Marque los que podría padecer o que está padeciendo ahora. Luego, vaya a las secciones indicadas para obtener más información.

En esta página:


Falta de apetito

"Muchas veces no sentía ganas de comer. En esos días, trataba por lo menos de beber jugo o algún otro líquido durante el día. También trataba de beber sustitutos de alimentos en forma líquida como Ensure®". — José

 

La falta de apetito sucede cuando uno no quiere comer o no tiene muchas ganas de comer. Es un problema común que ocurre con el cáncer y su tratamiento. Uno puede no tener apetito solo por 1 o 2 días o durante todo el ciclo de tratamiento.

¿Por qué ocurre?

Nadie sabe exactamente qué es lo que causa la falta de apetito. Algunas razones pueden ser:

  • El cáncer mismo
  • El cansancio
  • El dolor
  • Los sentimientos como la tensión, el miedo, la depresión y la ansiedad
  • Los efectos secundarios del tratamiento del cáncer como las náuseas, los vómitos o los cambios en el sabor o en el olor de la comida

Qué puede hacer para controlar la falta de apetito

  • Cuando tenga dificultad para comer, beba un sustituto de alimentos en forma líquida o en polvo. Esto incluye, por ejemplo, los "desayunos instantáneos" (como Carnation® Instant Breakfast®).
  • Cada día, coma 5 o 6 comidas pequeñas en lugar de 3 comidas grandes. Quizá le sea más fácil comer cada vez cantidades pequeñas. Esto puede ayudarle también para que no sienta su estómago demasiado lleno.
  • Tenga bocadillos a la mano para cuando sienta ganas de comer. Tenga consigo bocadillos fáciles de llevar. Por ejemplo, cuando salga, lleve galletas de mantequilla de maní (cacahuates), nueces, barras de granola o frutas secas. Puede encontrar más ideas de bocadillos fáciles y rápidos.
  • Añada más calorías y proteínas a su dieta. Puede encontrar formas de añadir calorías y proteínas.
  • Beba líquidos todo el día, aun cuando no tenga ganas de comer. Elija los que añaden calorías y otros nutrientes. Los jugos, las sopas, la leche y las bebidas que contienen soya con proteínas son ese tipo de líquidos. Puede encontrar listas de líquidos claros y de alimentos líquidos.
  • Coma un bocadillo antes de irse a dormir. Esto le dará calorías adicionales pero no afectará su apetito para la próxima comida.
  • Prepare sus comidas en diferentes formas. Por ejemplo, puede preparar un batido de leche y fruta, en vez de comer un poco de esa fruta. Pruebe la receta del batido de leche y banana (plátano).
  • Coma alimentos blandos, frescos o congelados. El yogur, los batidos de leche y las paletas heladas "popsicles" son alimentos de este tipo.
  • Coma porciones más grandes cuando se sienta bien y sin cansancio. Para muchas personas, esto sucede por la mañana, después de haber dormido bien por la noche.
  • Solo tome pequeños sorbos de líquido durante las comidas. Muchas personas se sienten demasiado llenas si comen y beben al mismo tiempo. Si quiere más líquido que unos pocos sorbos, tome más líquido 30 minutos antes o después de las comidas.

Más consejos

  • Hable con un dietista. Ellos pueden decirle cómo obtener las calorías y proteínas suficientes aun cuando no tenga ganas de comer.
  • Trate de relajarse y estar a gusto cuando coma. Es decir, busque la compañía de personas con las que disfruta pasar el tiempo y coma alimentos que se antojan.
  • Haga ejercicio. Si mantiene la actividad, esto puede ayudarle a que mejore su apetito. Muchas personas con cáncer se sienten mejor cuando hacen un poco de ejercicio todos los días.
  • Hable con su enfermera o con el trabajador social si su estado de ánimo afecta su apetito o su interés en la comida. Ellos pueden darle sugerencias útiles.
  • Diga a su doctor si siente náuseas, vómitos o cambios en el sabor o en el olor de los alimentos. Su doctor puede ayudarle a controlar esos problemas para que sienta más ganas de comer.

Volver arribaVolver arriba


Cambios en el sabor o en el olor de la comida

"Después de empezar el tratamiento, noté que algunas comidas no tenían el mismo sabor que antes. Pero había muchas comidas que todavía tenían buen sabor. Así que trataba de comer lo que me sabía bien". — Jorge

¿Por qué ocurren?

Los cambios en el sabor o en el olor de la comida pueden ser causados por:

  • El tratamiento del cáncer (como la terapia biológica, la quimioterapia y la radioterapia)
  • Problemas dentales
  • El cáncer mismo

Aunque no existe forma de impedir estos cambios o problemas, muchas veces mejoran bastante cuando termina el tratamiento.

Qué puede hacer para controlarlos

  • Elija alimentos que tengan buen sabor y buen olor. Evite los alimentos que no le gustan. Por ejemplo, si la carne roja (como la carne de res) tiene un sabor o un olor raro, entonces pruebe pollo o pavo.
  • Ponga a marinar (adobar) los alimentos. Puede mejorar el sabor de la carne roja, del pollo o del pescado remojándolos en una mezcla para marinar. Puede comprar una mezcla preparada en la tienda de comestibles. Pruebe también con jugos de fruta, con vino o con aderezo para ensaladas. Mientras remoja la comida en la mezcla para marinar, póngala en el refrigerador hasta que sea hora de cocinarla.
  • Pruebe comidas y bebidas ácidas. Esto incluye naranjas y limonadas. La natilla ácida de limón "tart lemon custard" podría saberle bien y añadir más proteínas y calorías a su dieta. Pero no coma alimentos ácidos si tiene irritación de boca o de garganta.
  • Endulce los alimentos. Si los alimentos tienen un sabor salado, amargo o ácido, puede añadirles azúcar o un endulzante artificial.
  • Añada más sabor a sus comidas. Por ejemplo, podría añadir trocitos de tocino o de cebolla a las verduras. Use hierbas como la albahaca, el orégano y el romero. Use salsa barbacoa para las carnes y el pollo.
  • Evite comidas y bebidas con olores que le molestan. Lo siguiente puede ayudar a que los olores de la comida no sean tan fuertes:
    • Servir la comida a temperatura ambiente (ni muy caliente ni muy fría)
    • Mantener cubierta la comida
    • Usar tazas con tapas
    • Beber con popote (pajilla o sorbeto, "straw")
    • Usar un ventilador de cocina (extractor) al cocinar
    • Cocinar afuera
    • Levantar la tapa de la comida lejos de usted
    • Coma con tenedores y cucharas de plástico si siente un sabor metálico en la boca

Más consejos

  • Hable con un dietista. Ellos pueden ofrecerle otras ideas sobre cómo manejar los cambios en el sabor o en el olor de la comida.
  • Coma con tenedores y cucharas de plástico. Si tiene sabor de metal en la boca, usar tenedores y cucharas de plástico puede ayudar. Si le gusta comer con palillos chinos, estos pueden ayudar también. Pruebe cocinar con ollas y sartenes de vidrio, no de metal.
  • Mantenga su boca limpia. Mantener la boca limpia por cepillarse y usar hilo dental puede ayudar a que la comida tenga mejor sabor.
  • Use enjuagues especiales para la boca. Pregunte a su dentista o a su doctor cuáles enjuagues para la boca le pueden ayudar. Pregunte también cómo cuidar su boca.
  • Vaya al dentista. El dentista puede asegurarse de que los cambios de sabor y de olor de la comida no se deben a problemas dentales.
  • Hable con su doctor y con su enfermera. Dígales de los cambios en el sabor o en el olor de la comida y de cómo estos cambios le impiden comer bien.

Volver arribaVolver arriba


Estreñimiento

"El estreñimiento me causó muchos problemas. Me causaba grandes molestias. Decidí hablar con mi doctor sobre el tema. Él me recomendó medicina que me podría ayudar a controlar el estreñimiento. También me recomendó beber más agua y comer más fibra". — Lourdes

El estreñimiento sucede cuando el intestino se vacía con menos frecuencia. Además, las heces (excremento) se vuelven duras, secas y difíciles de evacuar. Cuando uno tiene estreñimiento, puede suceder esto:

  • Sentir dolor al ir al baño
  • Tener náuseas
  • Tener muchos gases
  • Sentir presión en el recto
  • Sentirse hinchado
  • Eructar
  • Tener cólicos (retortijones) en el estómago

¿Por qué ocurre?

El estreñimiento puede ser causado por una o varias razones:

  • La quimioterapia
  • La medicina para el dolor y otras medicinas
  • La falta de fibra en la comida
  • El lugar del cáncer en el cuerpo
  • La falta de beber suficiente líquido
  • La falta de actividad física

Qué puede hacer para controlarlo

  • Beba mucho líquido. Beba por lo menos 8 vasos (de 8 onzas) de líquido al día. La lista de líquidos claros le dará algunas ideas.
  • Beba líquido caliente. Muchas personas descubren que beber líquidos calientes o tibios puede ayudar a aliviar el estreñimiento. Por ejemplo, café, té y sopa. También puede probar beber líquidos calientes justo después de las comidas.
  • Coma alimentos con mucha fibra. Entre estos alimentos se encuentran el pan y el cereal integral "whole grain", las tortillas de masa integral, frutas secas y frijoles cocidos. Pruebe la receta. Para obtener más ideas, vea la lista de alimentos con mucha fibra. Las personas con algunos tipos de cáncer no deben comer demasiada fibra. Así que hable con su doctor antes de añadir más fibra a su dieta.
Hable con su doctor antes de tomar laxantes o cualquier otra medicina para aliviar el estreñimiento.

Más consejos

  • Hable con un dietista. Ellos pueden sugerirle alimentos para ayudarle a aliviar el estreñimiento.
  • Lleve un diario de las veces que va al baño. Muéstrelo a su doctor o a su enfermera y dígales qué es lo normal para usted. Este diario puede usarse para saber si usted tiene estreñimiento o no.
  • Hable con su doctor para saber si debe comer alimentos con mucha fibra. Las personas con ciertos tipos de cáncer no deben comer demasiada fibra.
  • Mantenga la actividad todos los días. La actividad puede ayudar a evitar y a aliviar el estreñimiento. Pregunte a su doctor el grado de actividad que debe tener y el tipo de ejercicio que debe hacer.
  • Diga a su doctor o a su enfermera si no ha podido evacuar el intestino en 2 días. Su doctor puede sugerirle un complemento de fibra "fiber supplement", un laxante "laxative", un suavizador de heces "stool softener" o un enema ("enema", también en inglés). No use ninguno de estos productos sin hablar antes con su doctor o con su enfermera.

Volver arribaVolver arriba


Diarrea

"Yo iba muchas veces al baño. Mi enfermera me dijo que era muy importante que tomara más líquidos para evitar que me deshidratara. Tomar más agua y evitar ciertas comidas ayudaron a sentirme mejor". — Miguel

Uno tiene diarrea cuando necesita evacuar el intestino con mucha frecuencia y las heces tienen una consistencia blanda, suelta o líquida. La comida y los líquidos pasan tan rápido por los intestinos que el cuerpo no puede absorber los nutrientes, ni las vitaminas, ni minerales ni el agua necesarios. Esto puede causar deshidratación (cuando falta agua en el cuerpo). La diarrea puede ser ligera o grave y durar poco o mucho tiempo.

¿Por qué ocurre?

La diarrea puede ser causada por tratamientos del cáncer como la radioterapia en el abdomen o en la pelvis, como la quimioterapia o la terapia biológica. Estos tratamientos causan diarrea porque pueden dañar las células sanas de los intestinos.

Otras cosas que pueden causar diarrea son:

  • Infecciones
  • Medicinas usadas para tratar el estreñimiento
  • Antibióticos (medicinas para tratar las infecciones)

Qué puede hacer para controlar la diarrea

  • Beba mucho líquido para reponer el que pierde por la diarrea. Los líquidos que puede tomar son el agua, el ginger ale o las bebidas deportivas (como Gatorade® y Propel®).
  • Deje que salga el gas de las bebidas gaseosas antes de tomarlas. Añada agua a las bebidas si le dan sed o le causan náuseas (siente que va a vomitar).
  • Cada día, coma 5 o 6 comidas pequeñas en lugar de 3 comidas grandes.
  • Tome alimentos y líquidos que tienen mucho sodio y potasio. Es importante reponer las sustancias que su cuerpo pierde por la diarrea. Los líquidos con mucho sodio son el caldo concentrado en cubitos o el caldo sin grasa. Los alimentos con mucho potasio son las bananas (plátanos), albaricoques (chabacanos) enlatados y las papas horneadas, hervidas o en puré.
  • Coma alimentos con poca fibra. Los alimentos con mucha fibra pueden empeorar la diarrea. Los alimentos con poca fibra son el yogur natural o de vainilla, el pan blanco tostado y el arroz blanco.
  • Consuma comidas y bebidas a temperatura ambiente, ni muy calientes ni muy frías.
  • Evite las comidas o bebidas que pueden empeorar la diarrea, como:
    • Comidas con mucha fibra, como el pan integral y la pasta integral.
    • Bebidas que tienen mucha azúcar, como las sodas (gaseosas) regulares y los refrescos de frutas "fruit punch".
    • Bebidas muy calientes o muy frías.
    • Comidas grasosas o fritas, como las papas fritas y las hamburguesas.
    • Comidas y bebidas que causan gases, como frijoles cocidos y frutas y verduras crudas.
    • Leche y productos lácteos.
    • Cerveza, vino y otros tipos de alcohol.
    • Alimentos picantes, como pimienta, salsas picantes, jalapeños, salsas y chiles.
    • Comidas y bebidas con cafeína, como café regular, té, sodas (gaseosas) y chocolate.
    • Productos sin azúcar que están endulzados con xilitol o sorbitol. Estos se encuentran principalmente en las gomas de mascar y caramelos sin azúcar. Lea las etiquetas de los productos para saber si contienen estos endulzantes.
    • Jugo de manzana, pues contiene mucho sorbitol.
  • Beba solo líquidos claros de 12 a 14 horas después de un episodio repentino de diarrea. Esto permite un descanso a sus intestinos. También ayuda a reponer el líquido que haya perdido. Diga a su doctor si tiene diarrea repentina.
Consulte con su doctor o con su enfermera antes de tomar medicina para la diarrea.

Más consejos

  • Hable con un dietista. Ellos pueden ayudarle a elegir alimentos para evitar la deshidratación. Los dietistas pueden también decirle qué alimentos son buenos para comer y cuáles debe evitar cuando tiene diarrea.
  • Límpiese con suavidad después de ir al baño. En lugar de papel higiénico, use toallitas húmedas "wet wipes". O, rocíe agua de un frasco atomizador "spray bottle". Diga a su doctor o a su enfermera si siente dolor en el área del recto (ano) o si sangra o tiene hemorroides.
  • Diga a su doctor si ha tenido diarrea por más de 24 horas. También debe decirle si ha tenido dolores y cólicos (retortijones) en el intestino. Su doctor puede recetar medicinas para ayudarle a controlar estos problemas. Es posible que también necesite recibir líquidos por vía intravenosa (por las venas) para reponer el agua y los nutrientes perdidos. No tome medicinas para la diarrea sin hablar antes con su doctor o con su enfermera.

Volver arribaVolver arriba


Boca seca

"Comencé a sentir mi boca seca. No era fácil masticar la comida. Entonces, mi esposo y yo hablamos con el doctor y él me dio varios consejos. Por ejemplo, me dijo que masticar goma de mascar o chupar caramelos duros podrían ayudarme a producir más saliva para que mi boca no estuviera tan seca. Seguí sus consejos y realmente me ayudó a sentirme mejor". — Isabel

La boca se reseca cuando falta la saliva para que esté húmeda. Esto puede hacer que:

  • Uno hable con más dificultad
  • Sea más difícil masticar
  • Sea más difícil pasar los alimentos
  • Cambie el sabor de la comida

¿Por qué ocurre?

La quimioterapia y la radioterapia en la región de la cabeza o del cuello pueden dañar las glándulas que producen saliva. La terapia biológica y algunas medicinas pueden causar que la boca se seque.

Qué puede hacer para controlarla

  • Tome sorbos de agua durante el día. Esto puede ayudarle a humedecer la boca y a hablar y pasar la comida. Muchas personas llevan botellas de agua consigo.
  • Consuma comidas y bebidas muy dulces o muy ácidas (como limonada). Estas ayudan a producir más saliva. Pero no consuma comidas o bebidas dulces o ácidas si tiene llagas en la boca o irritación de garganta. Esas comidas o bebidas pueden empeorar estos problemas.
  • Mastique goma de mascar o chupe caramelos duros, paletas de helado y pedacitos de hielo. Estos ayudan a producir saliva, lo cual humedece la boca. Busque goma de mascar y caramelos sin azúcar "sugar free" ya que mucha azúcar puede causar caries en sus dientes. Si además tiene diarrea, hable con su dietista antes de usar productos con endulzantes artificiales. Algunos pueden empeorar la diarrea.
  • Coma alimentos fáciles de pasar. Pruebe purés o sopas. Puede encontrar una lista de comidas que son fáciles de masticar y de pasar.
  • Moje la comida con salsa, con jugo de carne o con aderezos para ensalada. Esto ayuda a que la comida sea fácil de pasar.
  • No beba cerveza, ni vino, ni cualquier otro tipo de alcohol. Estos pueden resecar aún más la boca.
  • Evite los alimentos que pueden lastimar la boca. Esto alimentos son los muy picosos, agrios, salados, duros o crujientes.

Más consejos

  • Hable con un dietista. Ellos pueden indicarle formas de comer hasta cuando no se pueda masticar bien por la resequedad de la boca.
  • Mantenga sus labios húmedos con bálsamos labiales "lip balm".
  • Enjuague su boca cada 1 o 2 horas. Mezcle 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/8 de cucharadita de sal en 1 taza de agua tibia. Enjuáguese con agua luego de usar esta mezcla.
  • No use enjuagues para la boca que contienen alcohol. El alcohol empeora la resequedad de la boca.
  • No use productos que contienen tabaco y evite el humo de tabaco en el ambiente. Los productos que contienen tabaco y el humo pueden lesionar la boca y la garganta.
  • Hable con su médico o dentista. Pregúnteles acerca de la saliva artificial y sobre otros productos para cubrir, proteger y humedecer la boca y la garganta. Estos productos pueden ayudarle si tiene la boca muy seca.

Cómo obtener más información

Centro Nacional de Distribución de Información sobre la Salud Oral

Un servicio del Instituto Nacional de Investigación Dental y Cráneofacial que ofrece información sobre la salud oral para pacientes de cuidados especiales. Llame para pedir una copia gratuita de los folletos, Quimioterapia y la boca, Su boca y el tratamiento de radiación en la cabeza y el cuello, La boca seca. También puede encontrar estos folletos en http://www.nidcr.nih.gov/Espanol/SaludOral/.

Teléfono: 1-866-232-4528
Internet: http://www.nidcr.nih.gov/Espanol/default.htm

Volver arribaVolver arriba


Intolerancia a la lactosa

"Durante el tratamiento, noté que las comidas con leche o con queso me daban por lo general diarrea o dolor de estómago. Hablé con mi doctor sobre esto. Resultó que tenía intolerancia a la lactosa. Mi esposa me animó a que probara diferentes comidas". — Rafael

La intolerancia a la lactosa sucede cuando el cuerpo no puede digerir o absorber una azúcar de la leche llamada lactosa. La lactosa se encuentra en la leche y en los productos lácteos como el queso, el helado y el pudín. Los síntomas de la intolerancia a la lactosa pueden ser leves o graves. Los síntomas pueden incluir gases, cólicos (retortijones) en el estómago y diarrea. Estos síntomas pueden durar semanas o incluso meses después de que termina el tratamiento. A veces, la intolerancia a la lactosa es un problema de toda la vida.

¿Por qué ocurre?

La intolerancia a la lactosa puede ser causada por la radioterapia en el abdomen o en la pelvis o por otros tratamientos que afectan el aparato digestivo (como la cirugía o los antibióticos).

Qué puede hacer para controlarla

  • Prepare sus propios alimentos sin lactosa o con poca lactosa. Puede encontrar una receta de muestra aquí.
  • Elija productos lácteos con poca lactosa o sin ella. La mayoría de las tiendas de alimentos tienen productos (como leche y helado) etiquetados como "sin lactosa" "lactose-free", o con "poca lactosa" "low-lactose".
  • Pruebe productos preparados con soya o con arroz (como leche y helado de soya o de arroz). Estos productos no tienen lactosa. Es posible que algunas personas con ciertos tipos de cáncer no deban comer productos de soya. Por lo tanto, hable con su dietista para saber si es seguro añadir soya a su dieta.
  • Elija alimentos lácteos con poca lactosa. Los quesos duros (como el cheddar) y el yogur tienen menos probabilidad de causar problemas.
  • Hable con un dietista. Ellos pueden ayudarle a escoger alimentos con poca lactosa.
  • Hable con su doctor. Él puede sugerirle medicinas para ayudarle con la intolerancia a la lactosa. Entre estas se encuentran las tabletas de lactasa "lactase tablets". La lactasa es una sustancia que descompone la lactosa.

Volver arribaVolver arriba


Náuseas

"Aun cuando sentía náuseas, trataba de comer algo. Si no comía, a veces las náuseas eran peores. Comía pan blanco tostado o gelatina, los cuales son fáciles de digerir. Además, evitaba comer lo que sabía me haría sentir mal". — Julio

Las náuseas suceden cuando se sienten ganas de vomitar o se siente mal del estómago. Los vómitos pueden venir después de las náuseas, pero no siempre. Las náuseas pueden hacer que uno evite comer e impiden que se tomen los alimentos y los nutrientes necesarios.

¿Por qué ocurren?

Las náuseas pueden ser un efecto secundario de:

  • La cirugía, de la quimioterapia, terapia biológica y de radioterapia al abdomen, al intestino delgado, al colon o al cerebro
  • Ciertos tipos de cáncer
  • Otras enfermedades

No todas las personas tienen náuseas. Quienes sí las tienen, pueden tenerlas inmediatamente después de una sesión o dosis de tratamiento o hasta 3 días después. Las náuseas casi siempre desaparecen al terminar el tratamiento.

Qué puede hacer para controlarlas

  • Coma alimentos que le caen bien al estómago. Estos pueden ser el pan blanco tostado, yogur natural o de vainilla y caldo claro. Trate de comer alimentos con limón, con lima o con otros sabores agrios.
  • Cada día, coma 5 o 6 comidas pequeñas en lugar de 3 comidas grandes. Quizá le sea más fácil comer cada vez cantidades pequeñas.
  • Coma todas sus comidas y meriendas. Aun cuando no tenga hambre, debe comer. Para muchas personas, tener el estómago vacío empeora las náuseas.
  • Elija comidas que le gustan. No se fuerce a comer lo que le cae mal. Pero tampoco coma solo sus comidas favoritas para no empezar a relacionarlas con sentirse enfermo.
  • Sólo tome pequeños sorbos de líquidos durante las comidas. Muchas personas se sienten llenas o hinchadas si comen y beben al mismo tiempo.
  • Beba líquidos todo el día. Beba lentamente o a sorbos con un popote (pajilla).
  • Consuma comidas y bebidas ni muy calientes ni muy frías. Deje que las comidas y bebidas calientes se enfríen antes de comerlas o beberlas. Deje que las comidas y bebidas frías se pongan tibias. Puede enfriar las comidas y bebidas calientes añadiéndoles hielo. Puede entibiar las comidas frías en el microondas.
  • Coma tostadas o galletas saladas antes de salir de la cama si tiene náuseas por la mañana.
  • Decida cuándo es mejor comer y beber. Algunas personas se sienten mejor cuando comen una comida pequeña o una merienda antes del tratamiento. Otras se sienten mejor cuando reciben el tratamiento con el estómago vacío (no comen ni beben nada 2 o 3 horas antes).
Asegúrese de decir al doctor o a la enfermera si la medicina contra las náuseas no le ayuda.

Más consejos

  • Hable con su doctor sobre las medicinas para evitar las náuseas. Estos son medicamentos antieméticos "antiemetics" o "antinausea". Asegúrese de decir a su doctor o a la enfermera si la medicina no le ayuda. Si una medicina no funciona bien, su doctor puede recetarle otra. Tal vez necesite tomarla 1 hora antes y después de cada tratamiento por algunos días. El tipo de tratamiento del cáncer que reciba usted y su reacción al mismo determinan el tiempo que debe tomar estas medicinas. La acupuntura también puede ayudar. Hable con su doctor o enfermera si desea probarla.
  • Hable con un dietista sobre cómo comer lo suficiente aun cuando sienta náuseas.
  • Relájese antes de cada tratamiento del cáncer. Tal vez se sienta mejor si prueba respirar profundamente, meditar o rezar. Muchas personas se relajan con actividades tranquilas como leer o escuchar música.
  • Descanse después de las comidas. Pero siéntese, no se acueste.
  • Use ropa cómoda y suelta.
  • Anote en una lista cuando sienta náuseas y la causa. Muéstrela a su enfermera, al doctor o al dietista. Ellos pueden sugerirle formas de cambiar su dieta.
  • Evite los olores fuertes de las comidas y bebidas mientras se cocinan, como café, pescado, cebollas y ajo. Pida a un amigo o familiar que preparen su comida para evitar los olores de la cocina.
  • Evite lugares que no estén bien ventilados. Abra una ventana o encienda un ventilador si siente que el aire está algo sofocante. El aire fresco puede ayudar a aliviar las náuseas. Asegúrese de no comer en habitaciones demasiado calurosas o poco ventiladas.

Volver arribaVolver arriba


Irritación de boca

"Mi esposo notó que yo comía menos. Le dije que era porque me dolía la boca. Él me aconsejó que hablara con mi enfermera de este problema. Mi enfermera me dio consejos que me ayudaron a sentirme mejor". — Inés

La radioterapia en la cabeza o en el cuello, la quimioterapia y la terapia biológica pueden causar llagas en la boca (cortadas pequeñas o úlceras en la boca) y encías sensibles. La irritación de boca puede ser causada por problemas dentales o infecciones en la boca.

¿Por qué ocurre?

Los tratamientos del cáncer pueden dañar las células de crecimiento rápido que revisten su boca y sus labios. Su boca y las encías probablemente se sentirán mejor cuando termine el tratamiento.

Qué puede hacer para controlarla

  • Elija comidas que son fáciles de masticar. Algunas comidas que son difíciles de masticar y de hacerlas pasar pueden lastimar una boca con llagas. Para ayudarse, elija comidas blandas como los batidos de leche, los huevos revueltos y las natillas. Pruebe la receta.
  • Cueza los alimentos hasta que estén blandos y tiernos.
  • Corte la comida en trozos pequeños. También puede hacer puré de la comida usando una licuadora o una procesadora.
  • Beba con un popote (pajilla). Esto puede ayudar a que las bebidas no pasen por las partes más adoloridas de su boca.
  • Use una cucharita muy pequeña (como una cucharita para bebés). Esto le ayudará a tomar bocados más pequeños que son más fáciles de masticar.
  • Coma alimentos frescos o a temperatura ambiente. Su boca puede doler más si la comida está muy caliente.
  • Chupe pedacitos de hielo. El hielo puede ayudarle a adormecer y a aliviar su boca.
  • Cuando su boca esté irritada, evite ciertas comidas y bebidas como:
    • Frutas y jugos cítricos, como naranjas, limones y limonada
    • Comidas picantes, como salsas picantes, platillos con curry, salsas y chiles
    • Tomates y kétchup
    • Comidas saladas
    • Verduras crudas
    • Comidas quebradizas o con filos, como granola, galletas, chicharrón, papitas y tortillas tostadas
    • Bebidas que contienen alcohol
Si tiene irritación de boca, no use productos de tabaco ni beba alcohol

Más consejos

  • Hable con un dietista. Ellos pueden ayudarle a elegir alimentos que no hagan daño a su boca adolorida.
  • Vaya al dentista 2 semanas, por lo menos, antes de empezar la terapia biológica, la quimioterapia o la radioterapia en la cabeza o en el cuello. Es importante tener una boca sana antes de empezar el tratamiento de cáncer. Trate de hacerse todos los trabajos dentales antes de comenzar el tratamiento. Si no puede, hable con su doctor o con la enfermera para saber cuándo es más conveniente visitar al dentista. Diga a su dentista que tiene cáncer y el tipo de tratamiento que recibirá.
  • Enjuáguese la boca 3 o 4 veces al día. Mezcle 1/4 de cucharadita de bicarbonato de soda "baking soda" y 1/8 de cucharadita de sal en 1 taza (8 onzas) de agua tibia. Enjuáguese con agua después de usar esta mezcla.
  • Revísese la boca todos los días para ver si tiene llagas, manchas blancas o zonas hinchadas y rojizas. Así podrá ver o sentir los problemas tan pronto como empiecen. Diga a su doctor si nota algún cambio.
  • No use artículos que puedan lastimar o hacer que arda su boca, tales como:
    • Enjuague bucal con alcohol
    • Palillos de dientes u otros objetos con filos
    • Cigarrillos, puros u otros productos de tabaco
    • Cerveza, vino, licor u otros tipos de alcohol
  • Diga a su doctor y a su dentista si tiene irritadas la boca o las encías. Ellos pueden determinar si la irritación es por el tratamiento o por un problema dental. Hable con el dentista sobre productos especiales para limpiar los dientes y las encías y aliviar las zonas lastimadas.
  • Pida a su doctor una medicina para el dolor. Él puede sugerirle pastillas o aerosoles para adormecer la boca mientras come.

Cómo obtener más información

Centro Nacional de Distribución de Información sobre la Salud Oral

Un servicio del Instituto Nacional de Investigación Dental y Cráneofacial que ofrece información sobre la salud oral para pacientes de cuidados especiales. Llame para pedir una copia gratuita de los folletos: Quimioterapia y la boca, Su boca y el tratamiento de radiación en la cabeza y el cuello, La boca seca. También puede encontrar estos folletos en http://www.nidcr.nih.gov/Espanol/SaludOral/.

Teléfono: 1-866-232-4528
Internet: http://www.nidcr.nih.gov/Espanol/default.htm

Smokefree.gov

Ofrece recursos, como información sobre teléfonos de ayuda para dejar de fumar, una guía para dejar de fumar y publicaciones para ayudarle a usted o a un ser querido a dejar de fumar.

Teléfono: 1-877-448-7848 (1-877-44U-QUIT)
Internet (en inglés): www.smokefree.gov

Volver arribaVolver arriba


Irritación de garganta y dificultad para pasar alimentos

"Cuando tomaba la quimioterapia, la garganta se me inflamaba un poco. Por esto, a veces se me hacía difícil pasar los alimentos. Afortunadamente, descubrí que podía hacer algunas cosas para comer con más facilidad. Por ejemplo, cortaba la comida en trozos más pequeños. O, añadía salsas o caldo a la comida para ablandarla". — Selena

La quimioterapia y la radioterapia a la cabeza y al cuello pueden hacer que las paredes de su garganta se inflamen y se irriten (esofagitis). Puede sentir como si tuviera un bulto en la garganta o que le arden su pecho o su garganta. Puede tener también problemas para pasar los alimentos.

¿Por qué ocurren?

Algunos tipos de quimioterapia y de radioterapia en la cabeza y en el cuello pueden dañar las células de la garganta. El riesgo de tener irritación de garganta, dificultad para pasar los alimentos u otros problemas de la garganta depende de:

  • La cantidad de radiación que recibe.
  • Si recibe quimioterapia y radioterapia al mismo tiempo.
  • Si usa tabaco o bebe alcohol en el transcurso del tratamiento del cáncer.

Qué puede hacer para controlarlas

  • Cada día, coma 5 o 6 comidas pequeñas en lugar de 3 comidas grandes. Quizá le sea más fácil comer cada vez cantidades pequeñas.
  • Escoja comidas que sean fáciles de pasar. Algunas comidas son difíciles de masticar y de pasar. Para ayudarse, elija alimentos blandos como los batidos de leche, los huevos revueltos y el cereal cocido "cooked cereal". Para obtener otras ideas, vea la lista.
  • Escoja comidas y bebidas que tengan muchas proteínas y calorías. Vea las listas para añadir proteínas a la comida, y para añadir calorías. Si le preocupa que se esté adelgazando, vea la sección sobre el adelgazamiento.
  • Cueza los alimentos hasta que estén blandos y tiernos.
  • Corte la comida en trozos pequeños. También puede hacer puré de las comidas usando una licuadora o una procesadora.
  • Moje y ablande las comidas con salsas, con caldo o yogur.
  • Beba con un popote o pajilla. Esto puede facilitar que pasen las bebidas.
  • No coma ni beba cosas que puedan quemar o raspar su garganta, como:
    • Comidas y bebidas calientes
    • Comidas picantes
    • Comidas y jugos que tienen mucho ácido (como tomates, naranjas y limonada)
    • Comidas quebradizas o con filos (como las papitas o tortillas tostadas) o bebidas que contienen alcohol
Diga a su doctor o a su enfermera si:
  • tiene dificultad para pasar alimentos
  • siente como si estuviera ahogándose
  • tose mientras come o bebe

Más consejos

  • Hable con un dietista. Ellos pueden ayudarle a escoger alimentos fáciles de pasar.
  • Siéntese derecho e incline la cabeza un poco hacia adelante cuando coma o beba. Manténgase sentado o de pie durante 30 minutos por lo menos después de comer.
  • No use productos de tabaco. Esto incluye cigarrillos, pipas, puros o tabaco de masticar. Todos estos pueden empeorar los problemas de su garganta.
  • Piense en recibir la alimentación por sonda. Algunas veces, es posible que no pueda comer lo suficiente como para mantenerse fuerte. En este caso, la alimentación por sonda "feeding tube" puede ser una buena opción. Su doctor o su dietista hablarán de esto con usted si es necesario.
  • Hable con su doctor o con su enfermera si:
    • Tiene problemas para pasar los alimentos
    • Siente como si estuviera ahogándose
    • Tose cuando come o bebe
    • Nota algún otro problema en la garganta
    • Siente dolor
    • Está adelgazando

Su médico puede recetar medicinas para ayudarle a aliviar estos síntomas. Esas medicinas pueden ser antiácidos o medicinas para recubrir la garganta y controlar el dolor.

Para obtener más información

Smokefree.gov

Ofrece recursos, como información sobre teléfonos de ayuda para dejar de fumar, una guía para dejar de fumar y publicaciones para ayudarle a usted o a un ser querido a dejar de fumar.

Teléfono: 1-877-448-7848 (1-877-44U-QUIT)
Internet (en inglés): www.smokefree.gov

Volver arribaVolver arriba


Vómitos

"Para ayudarme a prevenir y controlar las náuseas y los vómitos, mi doctor me recetó una medicina contra las náuseas. La medicina me ayudó a sentirme mejor. Me aseguré de seguir las instrucciones que me dio el doctor para tomarla". — Minerva

Los vómitos suceden cuando una persona involuntariamente devuelve por la boca lo que comió.

¿Por qué ocurren?

Los vómitos pueden aparecer en seguida de las náuseas y pueden ser causados por:

  • el tratamiento del cáncer
  • el movimiento
  • los gases en los intestinos
  • el olor de las comidas
  • el malestar estomacal

Algunas personas vomitan cuando están en lugares que les recuerdan el cáncer (como en hospitales). Los vómitos, así como las náuseas, pueden aparecer inmediatamente después del tratamiento o después de 1 o 2 días. También puede haber arcadas "dry heaves". Esto es cuando el cuerpo intenta vomitar aunque no haya nada en el estómago.

La terapia biológica, algunos tipos de quimioterapia y la radioterapia al abdomen, al intestino delgado, al colon o al cerebro pueden causar náuseas, vómitos o ambos. A menudo, esto sucede debido a que estos tratamientos dañan las células sanas de su tubo digestivo.

Qué puede hacer para controlarlos

  • No coma ni beba nada hasta que cesen los vómitos.
  • Una vez que hayan cesado los vómitos, beba pequeñas cantidades de líquidos claros (como agua o caldo). Asegúrese de empezar lentamente y de tomar pequeños sorbos cada vez. Puede encontrar una lista de otros líquidos claros.
  • Cuando ya pueda beber líquidos claros sin vomitar, trate entonces una dieta líquida o una dieta blanda. Puede volver a añadir alimentos sólidos lentamente a medida que se sienta mejor. Encontrará una lista de alimentos de dieta líquida y de alimentos de dieta blanda.
  • Cada día, coma 5 o 6 comidas pequeñas en lugar de 3 comidas grandes. Quizá le sea más fácil comer cada vez cantidades pequeñas. No coma sus comidas favoritas al principio, para que no empiece a rechazarlas.
Asegúrese de decir a su doctor o a su enfermera si la medicina contra las náuseas no le ayuda.

Más consejos

  • Hable con un dietista. Ellos pueden sugerirle alimentos que usted puede comer cuando ya hayan cesado los vómitos.
  • Pida a su doctor que le recete medicinas para evitar o controlar los vómitos. Estas medicinas se llaman antieméticas "antiemetic" o "antinausea". Asegúrese de decir a su doctor o a su enfermera si la medicina no tiene efecto. Su doctor puede recetarle otra medicina. Tal vez necesite tomarla 1 hora antes y después de cada tratamiento por algunos días. El tipo de tratamiento del cáncer que usted reciba y su reacción al mismo determinan por cuánto tiempo debe usted tomar estas medicinas. Tal vez usted quiera hablar con su doctor o con su enfermera sobre la acupuntura. Esto también podría ayudarle.
  • Evite las náuseas. Una forma de evitar los vómitos es evitar las náuseas.
  • Llame a su doctor si sus vómitos son intensos o duran más de 1 o 2 días. Los vómitos pueden causar deshidratación (cuando su cuerpo no tiene suficiente agua). Su doctor necesita saber si los vómitos continúan.

Volver arribaVolver arriba


Aumento de peso

"No esperaba aumentar de peso durante el tratamiento del cáncer. Mi doctor me explicó que no es extraño que algunos enfermos aumenten de peso. En mi caso fue porque el tratamiento me hacía sentir con más hambre y comía más de lo acostumbrado. El doctor me hizo algunas recomendaciones para comer en forma más saludable durante el tratamiento". — Héctor

Uno aumenta de peso cuando el cuerpo se hace más pesado. Muchas personas con cáncer creen que se pondrán más delgadas y se sorprenden, a veces se molestan, cuando suben de peso por el contrario.

¿Por qué ocurre?

El aumento de peso puede suceder por muchas razones:

  • Las personas con ciertos tipos de cáncer tienen más probabilidad de aumentar de peso.
  • Las terapias con hormonas, ciertos tipos de quimioterapia y las medicinas como los esteroides pueden causar un aumento de peso. Además, estos tratamientos pueden hacer que su cuerpo retenga agua, lo cual puede hacer que sienta que engorda y que aumenta de peso.
  • Los tratamientos pueden también aumentar su apetito. Esto puede hacer que sienta más hambre y coma más. Al comer más calorías de las que necesita su cuerpo, aumentará de peso.
  • El cáncer y sus tratamientos pueden causar cansancio y cambios en la rutina que pudieran hacer que disminuya su actividad. Tener menos actividad física puede causar que aumente de peso.
No se ponga a dieta para adelgazar sin antes hablar con su doctor. Él le ayudará a entender por qué está aumentando de peso. También le dirá lo que puede hacer al respecto.

Qué puede hacer para controlarlo

  • Coma muchas frutas y verduras. Estas tienen mucha fibra y pocas calorías. Pueden ayudarle a sentir que ha comido bien sin añadir muchas calorías.
  • Coma alimentos que tienen mucha fibra, como tortillas, pan, cereal y pasta integrales. Para obtener más ideas, vea la lista. Las personas con ciertos tipos de cáncer no deben comer demasiada fibra. Hable con su doctor antes de añadir más fibra a su dieta.
  • Escoja carnes con poca grasa. Puede ser carne de res o de cerdo sin grasa y de pollo sin pellejo.
  • Escoja productos lácteos también con poca grasa. Es decir, yogur descremado o con poca grasa y leche descremada o al 1%.
  • Coma menos grasa. Limite la cantidad de mantequilla, mayonesa, postres, comidas fritas y de otros alimentos ricos en calorías.
  • Use métodos para cocinar con poca grasa. Puede cocinar al vapor, a la parrilla, al horno o al asador. Evite freír los alimentos.
  • Limite el tamaño de las porciones. Cuando salga a comer, llévese la mitad de la comida a casa para comerla después.
  • Coma con menos sal. Esto le ayudará a no retener agua si su aumento de peso es por la retención de líquidos.

Más consejos

  • Hable con un dietista. Ellos pueden decirle cómo limitar la cantidad de sal que come si su aumento de peso se debe a la retención de líquidos. Un dietista puede también ayudarle a elegir alimentos saludables y a hacer cambios saludables en sus recetas favoritas.
  • Haga ejercicio todos los días. Hacer ejercicio no solo ayuda a quemar calorías; puede ayudar también a las personas con cáncer a sentirse mejor. Hable con su doctor o con su enfermera para saber cuánto ejercicio le recomiendan mientras recibe tratamiento del cáncer.
  • Hable con su doctor antes de ponerse a dieta. Él puede ayudarle a saber por qué está subiendo de peso. Además, puede recetarle un diurético "diuretic", el cual es una medicina para controlar la retención de líquidos.

Volver arribaVolver arriba


Adelgazamiento

"A veces era difícil comer lo suficiente cuando estaba en tratamiento. Pero, para obtener las energías que necesitaba, trataba de comer alimentos que tenían más proteínas y calorías. Cuando no tenía ganas de comer alimentos sólidos, trataba de tomar sopas o batidos de leche". — Patricia

Uno baja de peso cuando se adelgaza, cuando el peso del cuerpo disminuye.

¿Por qué ocurre?

Muchas personas con cáncer se adelgazan durante el tratamiento. La disminución de peso puede ser causada por:

  • El cáncer mismo
  • El tratamiento del cáncer
  • Los efectos secundarios del tratamiento (como las náuseas y los vómitos)
  • La tensión y la preocupación.

Qué puede hacer para controlarlo:

  • Coma cuando sea hora de comer, en vez de esperar hasta que tenga hambre. Mientras recibe el tratamiento, necesita comer aunque no sienta hambre.
  • Cada día, coma 5 o 6 comidas pequeñas en lugar de 3 comidas grandes. Quizá le sea más fácil comer cada vez cantidades pequeñas.
  • Coma alimentos que tienen muchas proteínas y calorías. También puede añadir proteínas y calorías a otras comidas. Pruebe la receta de mantequilla de cacahuate (maní) para untar, aunque no esté acostumbrado a comerla. Para obtener ideas de este tipo de alimentos, vea la lista para añadir proteínas y para añadir calorías.
  • Beba batidos de leche, licuados, jugos o sopas si no tiene ganas de comer comidas sólidas. Estos pueden darle las proteínas, vitaminas y calorías que su cuerpo necesita. Pruebe la receta del batido de leche con muchas proteínas. Para obtener más ideas, vea la lista de alimentos líquidos.
  • Cocine con leche fortificada con proteínas. Puede usar leche fortificada con proteínas "protein-fortified milk", en vez de leche regular, cuando cocine ciertas comidas. Por ejemplo, puede usarla para cocinar macarrones con queso, pudín o budín, salsa cremosa, puré de papa, cacao, sopas o pasteles. Vea la receta con leche fortificada con proteínas.

Más consejos

  • Hable con un dietista. Ellos pueden ofrecerle ideas sobre cómo mantener o aumentar su peso. Para esto, podrá escoger alimentos que tienen muchas proteínas y calorías y modificar sus recetas favoritas.
  • Mantenga la mayor actividad posible. Podría tener más apetito si camina un poco o hace otro tipo de ejercicio de poca intensidad. Los estudios demuestran que muchas personas con cáncer se sienten mejor cuando hacen ejercicio diario.
  • Piense en recibir la alimentación por sonda. Algunas veces, es posible que no pueda comer lo suficiente como para mantenerse fuerte. En este caso, la alimentación por sonda "feeding tube" puede ser una buena opción. Su doctor o su dietista hablarán de esto con usted si es necesario.
  • Diga a su doctor si tiene problemas para comer. Dígale si tiene náuseas, vómitos, cambios en el sabor y en el olor de los alimentos u otros problemas. Él puede ayudarle a controlarlos para que usted pueda comer mejor.

Volver arribaVolver arriba