In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Consejos de alimentación: Antes, durante y después del tratamiento del cáncer

  • Publicación: 26 de enero de 2012

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento
  • Ver/Imprimir en formato PDF
  • Descargar en Kindle
  • Descargar en otros lectores electrónicos

Consejos para cuando termine el tratamiento del cáncer

Muchos problemas para comer desaparecen cuando termina el tratamiento

Es posible que algunos problemas para comer, como el adelgazamiento y los cambios en los sabores o en los olores, continúen después de que termine el tratamiento. Si le han hecho cirugía para extirpar o quitar una parte del estómago o de los intestinos, entonces es posible que siempre tenga problemas relacionados con la comida.

Volver a comer sanamente

Aunque el comer sanamente no impida por sí solo que regrese el cáncer, si puede ayudarle a recuperar las fuerzas, a reconstruir los tejidos y a mejorar cómo se siente después de terminar el tratamiento. A continuación le brindamos algunas ideas para comer bien:

  • Prepare comidas sencillas que le gustan y que son fáciles de hacer.
  • Cocine 2 o 3 comidas cada vez. Congele para después lo que no se coma.
  • Siempre tenga comidas congeladas en el refrigerador.
  • Haga que el cocinar sea algo sencillo. Por ejemplo, compre verduras ya cortadas.
  • Coma muchos tipos diferentes de alimentos. Ningún alimento tiene por sí solo todas las vitaminas y nutrientes que usted necesita.
  • Coma muchas frutas y verduras. Es decir, verduras y frutas crudas y cocidas, y jugos de frutas. Todos tienen vitaminas, minerales y fibra.
  • Coma tortillas, pan de trigo, avena, arroz y otros granos y cereales integrales. Estos contienen los carbohidratos complejos, vitaminas, minerales y fibra que necesita.
  • Añada frijoles, guisantes (chícharos) y lentejas a su dieta y cómalos a menudo.
  • Limite la grasa, la sal, el azúcar, el alcohol y los alimentos ahumados o al escabeche.
  • Escoja productos lácteos y leche con poca grasa.
  • Coma porciones pequeñas de carne sin grasa (magra) y de pollo sin pellejo (como 6 o 7 onzas al día).
  • Use métodos para cocinar con poca grasa. Usted puede hacer sus alimentos al vapor, a la plancha, a la parrilla o rostizados.

Hable con un dietista

Le puede ayudar que hable con un dietista aun después de haber terminado el tratamiento del cáncer. Ellos pueden ayudarle a volver a comer sanamente. O pueden decirle cómo controlar cualquier problema duradero que tenga para comer.

Volver arribaVolver arriba