In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Cómo hacer frente al cáncer: cuidados médicos de apoyo y cuidados paliativos

  • Publicación: 24 de junio de 2013

Siga adelante: la vida después del tratamiento del cáncer

Portada del libro Siga adelante: La vida después del tratamiento del cáncer

Los pacientes con cáncer enfrentan muchos desafíos después de terminar el tratamiento. La información que presentamos a continuación es un resumen de nuestro libro, Siga adelante: la vida después del tratamiento del cáncer

También puede leer la versión completa de este libro en varios formatos:

Después del tratamiento del cáncer, ¿qué es lo normal?

Cuando termina el tratamiento del cáncer es, con frecuencia, un tiempo para alegrarse. Tal vez siente alivio de haber superado las exigencias del tratamiento y se prepara ahora para que eso sea una historia del pasado. Sin embargo, al mismo tiempo, puede sentir tristeza y preocupación. Es normal preocuparse de que regrese el cáncer y de lo que deba hacer después del tratamiento.

Cuando termina el tratamiento, usted puede esperar que la vida regrese a como era antes de recibir el diagnóstico de cáncer. Pero se puede llevar tiempo en la recuperación. Usted puede tener cicatrices permanentes en su cuerpo, o es posible que no pueda hacer algunas cosas que antes las hacía sin dificultad. O usted puede tener cicatrices emocionales por todo lo que pasó. Puede darse cuenta que los demás piensan de usted de una forma diferente, o usted ve en sí a una persona diferente.

Una de las cosas más difíciles cuando termina el tratamiento es no saber qué sucederá después.

Quienes han pasado por el tratamiento del cáncer describen los primeros meses como un tiempo de cambios. No es tanto el hecho de "volver a lo normal" sino saber qué es lo normal para uno ahora. La gente dice con frecuencia que la vida tiene un significado nuevo o que ve las cosas de un modo diferente. Usted puede esperar también que las cosas sigan cambiando conforme empieza su recuperación.

Su "normal" nuevo puede incluir hacer cambios en la forma como usted come, en las cosas que hace y en sus fuentes de apoyo.

Obtener cuidados médicos de seguimiento

Todos los supervivientes del cáncer deberán tener cuidados de seguimiento. Saber qué esperar después del tratamiento del cáncer puede ayudar a usted y a su familia a hacer planes, a hacer cambios del estilo de vida y a tomar decisiones importantes. Muchos dicen que cuando participaron en las decisiones acerca de su atención médica y estilo de vida fue una buena forma de recuperar algo del control que sentían habían perdido durante el tratamiento del cáncer.

Usted deberá recibir un plan de cuidados médicos de seguimiento para el cáncer. Esto quiere decir ver a un doctor para exámenes médicos regulares. Sus cuidados médicos de seguimiento dependen del tipo de cáncer y de tratamiento que tuvo usted junto con su estado general de salud. De ordinario, los cuidados médicos de seguimiento son diferentes para cada persona que ha recibido tratamiento del cáncer.

La investigación ha indicado que quienes sienten tener más control funcionan mejor y se sienten mejor que quienes no tienen ese control. Cuando se trabaja activamente con su doctor y obtiene la ayuda de los otros miembros de su equipo médico se da el primer paso.

Cambios físicos

Algunos han descrito la supervivencia como estar "libre de enfermedad, pero no libre de su enfermedad". Lo que usted experimenta en su cuerpo puede estar relacionado con el tipo de cáncer que tuvo y el tratamiento que recibió. Tal vez se dé cuenta que usted está tratando todavía de superar los efectos del tratamiento en su cuerpo. Se puede llevar tiempo en superar estos efectos. Es importante recordar que no hay dos personas iguales, por lo que puede experimentar cambios que son muy diferentes a los de otra persona, aun cuando esa persona haya tenido el mismo tipo de cáncer y tratamiento.

Algunos de los problemas más comunes que tiene la gente son:

  • Cansancio
  • Cambios en la memoria y en la concentración
  • Dolor
  • Cambios en el sistema nervioso (neuropatía)
  • Linfedema o hinchazón
  • Problemas de boca o de dientes
  • Cambios de peso y en los hábitos alimenticios
  • Dificultad para pasar alimentos
  • Problemas para controlar la vejiga o el intestino
  • Síntomas de menopausia

Muchos de estos cambios se pueden controlar. Hable con su doctor tan pronto como tenga signos de cualquier problema.

Cambios emocionales

Así como el tratamiento del cáncer afecta su salud física, puede también afectar cómo se siente, cómo piensa, y cómo hace las cosas que le gusta hacer. Es normal tener muchos sentimientos diferentes después de terminado el tratamiento. Así como usted necesita cuidarse el cuerpo después del tratamiento, usted necesita cuidar sus emociones.

La experiencia del cáncer que tiene cada persona es diferente, y los sentimientos, emociones y temores que tiene usted son únicos. Pero los sentimientos comunes que tiene la gente son:

  • Preocupación por su salud
  • Tensión
  • Depresión y ansiedad
  • Enojo
  • Soledad

Todos estos sentimientos son normales. Hay muchas formas de superarlos. Hay grupos de apoyo disponibles para usted como los hay capellanes de hospital y trabajadores sociales con los que se puede hablar. El humor y la risa, así como el ejercicio y la compañía de los seres queridos pueden ayudar también.

Relaciones

Tener cáncer puede cambiar las relaciones con la gente en su vida. Es normal notar cambios en la forma como su familia, sus amigos y los demás que le rodean se portan con usted. Y usted puede portarse con ellos en forma diferente también. Aun cuando la familia y los amigos le hayan apoyado mucho, puede ser todavía difícil para ellos aceptar que usted no ha vuelto a la normalidad aún. Pueden sentirse preocupados o desilusionados porque no tuvieron en cuenta todo el tiempo que tardaría usted en recuperarse.

Para salir adelante de los problemas familiares, haga saber a los demás lo que usted puede hacer conforme va sanando y qué se debe esperar. Dese tiempo. Puede llevarse un tiempo, pero cada uno podrá ajustarse a los cambios a su propio paso. Pero, si usted lo necesita, pida a un asesor o a un trabajador social que les ayude a usted y a sus seres queridos a que hablen de los problemas que están teniendo.