English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Disminución del uso del tabaco

Freno en el uso del tabaco

El área de prevención del cáncer que tiene el potencial de ofrecer el mayor beneficio de salud pública en los EE. UU. y a nivel mundial, está acelerando los esfuerzos dirigidos a la prevención y al cese del uso del tabaco. El uso del tabaco, en especial del cigarrillo, es la principal causa en el país de las muertes evitables, no sólo por cáncer sino también por enfermedades cardíacas y otras afecciones. Además de ser la causa de la mayoría de los casos de cáncer de pulmón, el tabaco está relacionado con el cáncer de garganta, de boca, cavidad nasal, esófago, estómago, páncreas, riñón, vejiga y cuello uterino, entre otros. El uso del tabaco es responsable de aproximadamente 30% de todas las muertes por cáncer en los EE. UU.

La prevalencia del uso del cigarrillo en los EE. UU. continúa siendo inaceptablemente alta, y la disminución del uso del tabaco que se observó desde principios de la década de los setenta se ha detenido en los últimos años. Los cálculos actuales de la prevalencia del uso del cigarrillo en los adultos estadounidenses indican que una de cada cinco personas fuma cigarrillos.

Las cifras generales de la prevalencia del cigarrillo ocultan amplias desigualdades en el uso del tabaco y la mortalidad por cáncer de pulmón, cuando se tiene en cuenta el nivel educativo, la raza, la etnicidad y otros factores. Por ejemplo, entre todos los grupos de población en los EE. UU., los hombres de raza negra tienen el índice más alto de muerte por cáncer de pulmón. Los índices del hábito de fumar en los EE. UU. son inversamente proporcionales a la educación: mientras más alto es el nivel educativo, menos probable es que se fume. Por ejemplo, 41% de los adultos con estudios secundarios finalizados fuman, mientras que solo 6% de los adultos con un título de grado fuman. Entre el personal militar, 42% de los hombres de 18 a 25 años de edad son fumadores, mientras que 22% del personal caucásico en servicio, de 18 a 24 años, usan tabaco sin humo. Estas cifras enfatizan la necesidad de nuevas estrategias e intervenciones para reducir el uso de tabaco entre los grupos de población que solo han sido marginalmente influenciados por las estrategias e intervenciones existentes.

Para tratar estos vacíos importantes en la investigación sobre poblaciones con poca educación y desfavorecidas, en relación con las desigualdades en salud asociadas con el tabaco, el NCI, junto con la Fundación del Legado Americano, creó una red de investigadores, la Red de Investigación de Tabaco sobre Desigualdades (Tobacco Research Network on Disparities, TReND) (http://www.tobaccodisparities.org). Uno de los primeros proyectos de investigación de TReND buscaba crear un índice para medir cómo los diferentes grupos raciales, étnicos y socioeconómicos están expuestos a los mensajes relacionados con el tabaco y cómo los perciben.

El NCI apoya a una gran cartera de investigaciones sobre el cese del hábito de fumar y a la Red Nacional de Líneas Telefónicas para Dejar de Fumar (National Network of Tobacco Cessation Quitlines, 1-800-QUIT-NOW) y Smokefree.gov (http://www.smokefree.gov). En 2009, el NCI lanzó Mujeres que no fuman (Smokefree Women) (http://women.smokefree.gov) para ofrecer pautas para el cese basadas en datos científicos y diseñadas para las necesidades de mujeres fumadoras y para formar una comunidad de apoyo en línea, utilizando sitios web para mujeres que quieren dejar el hábito. Los investigadores del NCI están también trabajando para ayudar a los Centros Oncológicos designados por el NCI a mejorar la prestación de servicios para el cese del hábito de fumar para pacientes que fuman. Si los pacientes con cáncer continúan fumando, se reduce la eficacia de los tratamientos contra el cáncer, se retrasan los tiempos de curación y aumenta el riesgo de segundos cánceres primarios.

(Información tomada de Un cambio en la conversación: La inversión de la nación en la investigación del cáncer, 2012)