In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Noticias en español

Contacte la Oficina de Prensa del NCI (solo disponible en inglés)
  • Publicación: 31 de marzo de 2011

Opciones

  • Imprimir página
  • Enviar este documento

Informe Anual a la Nación sobre el Estado del Cáncer, de 1975 a 2007, con una sección especial sobre las tendencias del cáncer de cerebro: preguntas y respuestas


Puntos clave

  • Los índices de mortalidad en general por cáncer siguieron bajando desde principios de los años noventa tanto en hombres como en mujeres. Los índices de mortalidad bajaron en promedio 1,6% por año entre 2003 y 2007. (Vea la pregunta 8)
  • Los índices de incidencia para todos los tipos de cáncer combinados bajaron 0,8% por año de 2003 a 2007 para ambos sexos. (Vea la pregunta 5)
  • Los índices de incidencia de tumores cerebrales difieren según raza o etnia, y los blancos tienen un mayor riesgo. (Vea la pregunta 12)
  1. ¿Cuál es el propósito de este informe y quién lo preparó?
    Este informe proporciona una reseña actualizada de los índices de incidencia (casos nuevos) y de mortalidad (muertes) por cáncer, y tendencias de estos índices en Estados Unidos, así como también un examen exhaustivo de las tendencias de cáncer de cerebro y de otros cánceres del sistema nervioso. La Asociación Norteamericana de Registros Centrales del Cáncer (NAACCR), el Instituto Nacional del Cáncer (NCI), el cual forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud, la Sociedad Americana Contra el Cáncer (ACS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han colaborado desde 1998 para preparar este informe.

    La sección especial del informe destaca los tumores benignos y malignos de cerebro y del sistema nervioso con un énfasis en los casos diagnosticados en el año 2004 y posteriormente, después de la aprobación del Decreto de Registros de Cáncer de Tumores Benignos de Cerebro.

  2. ¿Cuáles son las fuentes de los datos?
    La información sobre la mortalidad por cáncer en Estados Unidos se basa en las causas de muerte notificadas por los médicos en los certificados de defunción y registradas por las oficinas estatales de estadísticas vitales. La información en cuanto a la mortalidad es procesada y consolidada en una base de datos nacional por los CDC por medio del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales, el cual cubre todo Estados Unidos.

    La información sobre casos recientemente diagnosticados de cáncer que ocurren en Estados Unidos se basa en datos recabados por los registros del Programa Nacional de Registros de Cáncer de los CDC (National Program of Cancer Registries, NPCR) y del Programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (Surveillance, Epidemiology, and End Results, SEER) del NCI. Cada año, la NAACCR evalúa y publica los datos de los registros de ambos programas.

    Las tendencias a largo plazo (de 1992 a 2007) de todas las razas para todos los sitios de cáncer combinados y para los 15 cánceres más comunes se basaron en los datos de incidencia del SEER que abarcan aproximadamente 14% de la población de EE. UU. Los datos de la NAACCR que abarcan 40 registros demográficos de cáncer se usaron para evaluar las tendencias a corto plazo de 1998 a 2007, mientras que los datos de 46 registros demográficos de cáncer de la NAACCR se usaron para calcular un período de cinco años de 2003 a 2007 para cada una de las cinco poblaciones raciales o étnicas principales: blancos, negros, asiáticos y nativos de las islas del Pacífico, indígenas americanos y nativos de Alaska, e hispanos. Los 40 y los 46 registros cumplieron con criterios de calidad de datos de la NAACCR para cada año incluido en el análisis. Los registros abarcaron 83,6% y 93,0% de la población estadounidense, respectivamente. 

  3. ¿Qué períodos fueron seleccionados como enfoque principal del informe?
    El período de 2003 a 2007 se usó para describir el gravamen del cáncer en Estados Unidos, y el período de 1998 a 2007 se usó para describir las tendencias en la incidencia y mortalidad de cáncer entre los cinco principales grupos raciales o étnicos del país. El período de 1975 a 2007 se seleccionó para representar la mejor perspectiva de las tendencias a largo plazo en los índices de mortalidad por cáncer entre todas las razas combinadas, mientras que el período de 1992 a 2007 se seleccionó para representar la mejor perspectiva de las tendencias de incidencia a largo plazo.

  4. ¿Qué detalles se destacan en la sección especial del informe de este año?
    En la sección especial de este año, los autores exploran los desafíos únicos relacionados con la diversidad de los cánceres de cerebro y del sistema nervioso. Significativamente, este informe examina los tumores cerebrales además de los que se identifican como malignos y se fija en los que son limítrofes y benignos, de 2004 a 2007.

     

    Reseña actualizada de las tendencias de incidencia y de mortalidad para todos los tipos de cáncer combinados y los 15 tipos principales de cáncer

     

  5. ¿Qué está sucediendo con las tendencias de incidencia de cáncer en general ?
    En general, los índices de incidencia de cáncer para todos los grupos raciales y étnicos y para ambos sexos combinados disminuyeron 0,8% por año de 2003 a 2007, con una disminución anual de 0,6% para mujeres y una disminución no significativa estadísticamente para hombres que fue influenciada por el último aumento no significativo estadísticamente de 2005 a 2007 en la incidencia de cáncer de próstata [Vea la tabla 1 en el informe completo]. Cuando se excluyó al cáncer de próstata del análisis de tendencias, hubo una disminución significativa en la incidencia para todos los tipos de cáncer combinados en hombres y mujeres.

    Al contrario de la mortalidad, en donde las disminuciones son siempre buenas noticias, las bajas en la incidencia pueden reflejar buenas noticias (disminución de los factores de riesgo que causan cáncer o un mayor uso de los exámenes selectivos de detección, tal como exámenes para la detección de cáncer colorrectal y cervical, que pueden de hecho ayudar a prevenir el cáncer al permitir la extirpación de tumores precancerosos) o malas noticias (disminución en el uso de exámenes selectivos de detección) o una combinación de las dos.

  6. ¿Qué está sucediendo con las tendencias de incidencia a largo plazo para los 15 cánceres principales?
    En los hombres, los índices de incidencia de melanoma y cánceres de hígado, de riñón y páncreas aumentaron en el período de cinco años de 2003 a 2007. Los índices de incidencia disminuyeron para los cánceres de pulmón, de cavidad oral, cerebro, estómago, colon y recto. Los índices se mantuvieron estables para los cánceres de vejiga y de esófago, así como también para el linfoma no Hodgkin, para el mieloma y la leucemia. Los índices de incidencia de cáncer de próstata se mantuvieron estables con un aumento no significativo estadísticamente de 3,0% por año durante el período de 2005 a 2007.

    En las mujeres, los índices de incidencia de melanoma y cánceres de riñón, de tiroides, leucemia y de páncreas aumentaron durante el período de 2003 a 2007. Los índices de incidencia de cáncer de seno, de pulmón, colon y recto, de útero, ovarios, cuello uterino, vejiga y de cavidad oral bajaron. Los índices se mantuvieron estables para los cánceres de ovario y de cerebro y sistema nervioso.

  7. ¿Qué está sucediendo con las tendencias de incidencia de cáncer de seno?
    Los índices de incidencia de cáncer de seno, los cuales aumentaron 1,1% por año de 1992 a 1999, tuvieron una baja promedio de 1,8% por año de 1999 a 2007. Al examinar los datos de incidencia para cada año, los autores notan que la disminución en la incidencia no continúa después de 2003. Los factores que influyen en la incidencia del cáncer de seno son complejos e incluyen cambios en el riesgo de reproducción, la obesidad, la prevalencia de las mamografías de detección y otros. Informes recientes sugieren que la baja en la incidencia del cáncer de seno puede estar relacionada con haber discontinuado rápidamente la terapia de reemplazo hormonal, un factor de riesgo conocido de cáncer de seno, así como con una disminución en la prevalencia de mamografías de detección. Un documento publicado el 28 de febrero de 2011, en Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention o CEBP, examinó las tendencias de incidencia de cáncer de seno de 2000 a 2007. La investigación mostró una disminución en los índices de incidencia de cáncer de seno de 2002 a 2003; sin embargo, esta disminución concluyó después de 2003.

  8. ¿Qué está sucediendo con las tendencias de mortalidad por cáncer en general?  
    Basándose en las tendencias de mortalidad a largo plazo, en general los índices de mortalidad por cáncer han continuado disminuyendo desde principios de los años noventa tanto en hombres como en mujeres y disminuyeron en promedio 1,6% por año entre 2003 y 2007. Para el período de 2003 a 2007, esta baja fue ligeramente más marcada en hombres (1,9% por año) que en mujeres (1,5% por año). Para los niños hasta la edad de 20 años, los índices de mortalidad por cáncer han disminuido desde los años setenta. Los índices de mortalidad son el mejor indicador de progreso contra el cáncer.

  9. ¿Qué está sucediendo con los índices de mortalidad de los 15 cánceres principales entre hombres y mujeres?
    En los hombres, los índices de mortalidad disminuyeron en 10 de los 15 sitios principales de cáncer tanto por un período de cinco años como por un período de 10 años, incluyendo los cánceres de pulmón, próstata, colon y recto, riñón, estómago, cerebro (maligno) y cavidad oral, así como también el linfoma no Hodgkin, mieloma y leucemia. Aunque los índices de mortalidad por cáncer de colon y recto disminuyeron durante más de dos décadas, la baja más reciente, de 2005 a 2007, no fue estadísticamente significativa. Los índices de mortalidad por cáncer de hígado y melanoma han aumentado, y se informó de un aumento en las muertes debidas al cáncer de páncreas durante el último período de cinco años.

    En las mujeres, los índices de mortalidad disminuyeron en 11 de los 15 tipos principales de cáncer, incluyendo los cánceres de seno, de ovario, de vejiga, colon y recto, de cerebro (maligno), estómago y riñón, así como también de linfoma no Hodgkin, leucemia, y mieloma. Los índices de mortalidad por cáncer de pulmón disminuyeron en el período más reciente de cinco años, de 2003 a 2007, después de los aumentos a largo plazo durante el período de 1975 a 2003. Al contrario, después de la baja de 1975 a 1997, los índices de mortalidad por cáncer de útero aumentaron de 1997 a 2007. El patrón de mortalidad por cáncer de ovario ha sido desigual durante el transcurso del tiempo; sin embargo, los índices disminuyeron entre 2003 y 2007. Después de muchos años de disminución, los índices de mortalidad por cáncer de cuello uterino para el período de cinco años más reciente no muestran una disminución estadísticamente significativa. Los índices de mortalidad por cáncer de páncreas e hígado han aumentado al menos desde fines de los años setenta en las mujeres.

  10. Si los índices de mortalidad por cáncer siguen bajando, ¿significa esto que el número de personas que mueren por cáncer seguirá también bajando?
    No necesariamente. Los datos descritos en el informe son índices (número de muertes por cada 100 000 personas en Estados Unidos) y se ajustan a la edad para que puedan compararse bajo factores diversos como raza, tiempo y región. El número real de personas que mueren por cáncer (que a veces se dice la suma) puede ser influenciado por varios factores, incluyendo el aumento del número de gente de mayor edad en Estados Unidos (el cáncer es principalmente una enfermedad relacionada con el envejecimiento) y el aumento en el tamaño de la población estadounidense.

    Por consiguiente, mientras el índice de mortalidad por cáncer puede bajar en un año determinado, si hay un aumento en el tamaño y en la edad general de la población estadounidense ese mismo año, la suma total de muertes por cáncer podría aumentar.

  11. ¿Qué está sucediendo con los índices de cáncer infantil?
    En niños y jóvenes hasta la edad de 19 años, los índices de incidencia de cáncer han aumentado 0,6% por año tanto para el período más reciente de cinco años; de 2003 a 2007, así como para todo el período de 1992 a 2007. Los índices de mortalidad continúan bajando, aunque el índice de disminución se redujo desde mediados de los años noventa; los índices de mortalidad disminuyeron 2,7% por año entre 1975 y 1996 y disminuyeron 1,2% por año entre 1996 y 2007. Se ha observado un progreso considerable para muchos tipos de cáncer infantiles, resultando en una baja general en los índices de mortalidad por cáncer en niños desde al menos 1975.

    Cuando se examinan específicamente los tumores de cerebro, en niños y jóvenes hasta la edad de 19 años, el porcentaje de tumores que eran malignos fue más elevado que en adultos. Se vieron tumores cerebrales malignos en niños en 65,2% de los diagnósticos de tumores cerebrales, en comparación con 33,7% en adultos. Los índices de mortalidad por tumores cerebrales malignos de 1999 a 2007 se mantuvieron estables en niños. Los índices de mortalidad por tumores cerebrales benignos disminuyeron considerablemente (2,5% por año) en niños y jóvenes hasta la edad de 19 años.

     

    Tendencias de los tumores cerebrales

     

  12. ¿Qué está sucediendo con los índices de incidencia de tumores cerebrales?  
    En general, de 2004 a 2007, 35,8% de los tumores cerebrales primarios y otros tumores del sistema nervioso diagnosticados fueron malignos, por lo que los tumores benignos fueron casi dos veces más comunes que los tumores malignos en personas mayores de 19 años. Los índices de incidencia de tumores cerebrales neuroepiteliales entre hombres y mujeres aumentaron 2,0% por año de 1980 a 1987, y disminuyeron 0,4% por año de 1987 a 2007.

  13. ¿Cómo difieren los índices de incidencia de cáncer cerebral por raza o etnia?
    Los blancos tienen los índices más elevados de incidencia de tumores cerebrales (malignos y benignos combinados): 19,0 por 100 000, seguidos por los hispanos: 17,8 por 100 000 y los negros: 17,7 por 100 000. Los indígenas americanos y nativos de Alaska tuvieron los índices de incidencia de tumores cerebrales y otros tumores del sistema nervioso más bajos: 15,3 por 100 000, y los asiáticos y nativos de las islas del Pacífico tuvieron los índices más bajos: 13,5 por 100 000.

    El glioblastoma fue el tipo más común de cáncer cerebral neuroepitelial, para el cual los blancos tuvieron los índices de incidencia más elevados, seguidos por los hispanos, negros, indígenas americanos y nativos de Alaska. Los asiáticos y los nativos de las islas del Pacífico tuvieron aproximadamente la mitad de la incidencia para estos tumores en comparación con los blancos.

  14. ¿Cómo difieren los índices de incidencia de tumores cerebrales entre hombres, mujeres y niños?
    Los tumores cerebrales son mucho más comunes en adultos que en niños. Sin embargo, si un niño es diagnosticado con un tumor cerebral, este tumor es más probable que sea maligno. Los adultos tienen más posibilidad de ser diagnosticados con tumores benignos. Se vieron tumores malignos en 65,2% de los diagnósticos de tumores cerebrales en niños, en comparación con 33,7% en adultos.

    Los índices de incidencia de tumores de tejido neuroepitelial, un tipo de tumor cerebral que es maligno en 94,9% de los casos, fueron los más altos en hombres. El glioblastoma, un subtipo de tumores de tejido neuroepitelial, ocurrió 1,6 veces más frecuentemente en hombres que en mujeres.

    El meningioma, un tumor cerebral benigno, fue el tipo de tumor cerebral más frecuentemente diagnosticado. Los meningiomas fueron diagnosticados con una frecuencia dos veces mayor en mujeres que en hombres y más frecuentemente en negros que en blancos. 

  15. ¿Qué está sucediendo con los índices de mortalidad por tumores cerebrales?
    Los índices de mortalidad por tumores cerebrales malignos se mantuvieron estables de 1999 a 2007 en los niños (hasta la edad de 19 años); sin embargo, disminuyeron significativamente en adultos (mayores de 20 años), con un índice de 1,2% por año. Los índices de mortalidad por tumores cerebrales benignos disminuyeron significativamente en adultos en 2,3% por año y en 2,5% por año en niños (hasta los 10 años de edad).

  16. Para los tumores cerebrales, ¿qué afecta los índices de supervivencia y cuáles son los efectos tardíos de la terapia en niños?
    Algunas pequeñas mejoras en los índices de supervivencia para muchos tipos de tumores cerebrales resultan de mejoras en diagnóstico y en técnicas quirúrgicas, en radioterapia, quimioterapia, terapia biológica y en el uso de terapia multimodal. Los factores principales de pronóstico incluyen la histología del tumor, si se logra una resección quirúrgica completa y la edad del paciente al momento del diagnóstico. Los efectos tardíos de la terapia para tumores cerebrales infantiles son considerables e incluyen deficiencias neurocognitivas, déficit hormonal, retraso del crecimiento, segundos tumores cerebrales primarios y toxicidad asociada a una forma de quimioterapia que usa el elemento platino como componente principal.

  17. ¿Cuáles son los principales factores de riesgo de tumores cerebrales y cómo pueden modificarse dichos factores?
    Recientemente se han publicado varias revisiones de factores de riesgo para tumores cerebrales. La variación relativamente baja en los índices de incidencia y de mortalidad del cáncer de cerebro y del sistema nervioso, en el ámbito nacional e internacional, sugiere que los factores de riesgo del medio ambiente no tienen una función importante en esta enfermedad. De hecho, además de los síndromes de tumor hereditarios y de un mayor riesgo familiar sin un síndrome conocido, el único factor de riesgo modificable conocido relacionado con las causas de los tumores cerebrales es la exposición a radiación ionizante. La variabilidad de la edad al inicio y en las características moleculares del tumor, sugiere que los factores de riesgo para tumores cerebrales pueden variar según el tipo particular de tumor. Un ejemplo es la relación generalmente inversa que se ha observado entre los antecedentes de la enfermedad atópica (hipersensibilidad de alergias), incluso alergias y asma, y el riesgo de glioma y posiblemente de meningioma; pero sin asociación con tumores de vaina nerviosa (los que complican la envoltura a lo largo de los nervios). No obstante, es preciso llevar a cabo más investigaciones para entender las interacciones complejas involucradas.

  18. ¿Dónde puedo encontrar más información sobre tumores cerebrales?
    Es posible encontrar más información en el sitio web del Registro Central de Tumores Cerebrales de EE. UU. en: http://www.cbtrus.org.

     

    Cómo se lee este informe

     

  19. ¿Cómo se presentan los índices de incidencia y de mortalidad del cáncer?
    Los índices de incidencia de cáncer y los índices de mortalidad se miden generalmente como el número de casos o de muertes por cada 100 000 personas por año y se ajustan según la edad a la población estándar de los Estados Unidos del año 2000. Cuando un tipo de cáncer afecta a un solo sexo, por ejemplo, el cáncer de próstata, entonces el número es por cada 100 000 personas de ese sexo. Los números se ajustan según la edad, lo cual permite que se comparen los índices de poblaciones diferentes con una composición variable de edad según un período de tiempo y en distintas regiones. Cabe destacar que el cáncer de seno ocurre tanto en hombres como en mujeres, aunque ocurre con menor frecuencia en hombres. Para los cánceres poco comunes, como algunos cánceres que ocurren en niños, los índices pueden representarse por cada millón de personas.

  20. ¿Qué es la variación anual de porcentaje o APC?
    La variación anual de porcentaje (annual percent change, APC) es el índice promedio de variación en un índice de cáncer por año en un período determinado (es decir, con qué rapidez o lentitud ha subido o bajado un índice de cáncer cada año en un período de años). El APC se calculó tanto para el índice de incidencia como de mortalidad. El número se expresa como un porcentaje, tal como la disminución aproximada de 1% por año.

    Un APC negativo describe una tendencia descendente, y un APC positivo describe una tendencia ascendente. En este informe, todas las tendencias tienen importancia estadística al menos que se indique lo contrario.

  21. ¿Qué es variación promedio del porcentaje anual o AAPC?
    El informe de este año usa la variación promedio del porcentaje anual (AAPC) como un apéndice a las tendencias subyacentes de la variación anual de porcentaje (APC) en el punto de intersección (vea abajo la explicación de los puntos de intersección) como una medida sumaria para comparar las tendencias de intervalos fijos según la raza o etnia. La AAPC cuantifica la tendencia promedio durante un período fijo de varios años. Al describir tendencias a largo y a corto plazo con cálculos de APC y AAPC, todas las tendencias descritas como "en aumento" o "en descenso" son estadísticamente significativas a menos que se indique lo contrario. Las tendencias no significativas estadísticamente pueden describirse como “al nivel,” “estables,” “sin disminución significativa” o “sin aumento significativo”. 

    Basándose en tendencias a largo plazo, la AAPC de los últimos cinco años, 2003 a 2007, fueron similares a la APC del último período. Como se esperaba, cuando la tendencia de la incidencia fluctuó con el tiempo, las AAPC de 10 años (1998 a 2007) difirieron de las APC más recientes; por ejemplo, todos los tipos de cáncer combinados en hombres y mujeres, y los cánceres de próstata y de páncreas en los hombres, y los cánceres de seno, de páncreas y de ovario en las mujeres. 

    De modo similar a las tendencias de incidencia, las AAPC de los índices de mortalidad de 2003 a 2007 fueron generalmente semejantes a las APC del período más reciente de puntos de intersección. Sin embargo, las tendencias a largo plazo pueden con frecuencia ocultar las variaciones a un plazo más corto. Las diferencias en las AAPC de cinco y de diez años típicamente identifican los tipos de cáncer donde la tendencia de 10 años puede ocultar variaciones recientes importantes.

     

    Ajustes de datos

     

  22. ¿Por qué se ajustaron los índices de incidencia por la demora en comunicar los datos de incidencia a SEER?
    El informe presenta análisis de tendencias a largo plazo en los índices de incidencia de cáncer con y sin ajuste por las demoras en reportar los datos y por información más completa. El ajuste por estas demoras y la acumulación de información más completa y exacta proporciona la base para una posible evaluación más precisa de los índices y tendencias de incidencia en los años más recientes de los que hay datos disponibles. Los registros de cáncer tardan de dos a tres años generalmente en recopilar sus estadísticas actuales de cáncer. Es posible que se necesite uno o dos años más para tener datos más completos de la incidencia de ciertos cánceres, tales como melanoma y leucemias, en especial cuando el diagnóstico se realiza en consultas externas. Los registros de cáncer continúan actualizando los índices de incidencia de cáncer para incluir estos casos. Por consiguiente, los datos iniciales que se reportaron de algunos índices de incidencia de cáncer pueden ser subestimaciones. Se han analizado los modelos de reportar datos a largo plazo en los registros de SEER y ahora es posible hacer ajustes a los índices de incidencia específicos a un tipo de cáncer y los índices de incidencia para todos los tipos de cáncer combinados para corregir las posibles demoras en reportar y disponer de información más completa.

     

  23. ¿Qué es el análisis de puntos de intersección y cuál es su efecto en los períodos diferentes que se usaron para el análisis de tendencias en este informe?
    El análisis de los puntos de intersección es un método estadístico que describe tendencias cambiantes a lo largo de segmentos sucesivos de tiempo y la cantidad de aumento o disminución en cada segmento. Este método estadístico selecciona el punto o los puntos más adecuados, los cuales se denominan puntos de intersección; en estos puntos es donde el índice de aumento o disminución cambia de manera significativa.

    El análisis de regresión de puntos de intersección implica ajustar una serie de líneas rectas conectadas a los índices ajustados por edad y cada segmento de las líneas se describe por una variación anual del porcentaje que se basa en la inclinación del segmento de la línea. Cada punto de intersección indica una variación estadísticamente significativa en la tendencia. Los análisis de los puntos de intersección se efectuaron para las tendencias de incidencia y mortalidad.

  24. ¿Qué otras cuestiones de datos es preciso considerar?
    Este informe usa datos de la Oficina del Censo de los EE. UU. para calcular los índices de incidencia y de mortalidad. Los cálculos nacionales y estatales de la población de 2003 a 2007 se basan en una metodología nueva, mejorada, que afectó algunos índices de incidencia en el ámbito estatal para 2007.
     

    Los datos de incidencia de 2005 a 2007 fueron afectados por restricciones dentro de la Administración de Salud de Veteranos (Veterans Health Administration, VHA) en cuanto a compartir datos. Los hospitales de la VHA han sido tradicionalmente una fuente fundamental de datos para los casos de cáncer diagnosticados entre los veteranos a los que estas instituciones prestan servicio. Los nuevos requisitos restringen la comunicación de casos de cáncer a los registros centrales de cáncer, sin embargo, lo que da como resultado un informe incompleto en algunos registros de los casos que ocurren en hospitales de la Administración de Veteranos, AV. Los casos de la AV representan al menos 3% y posiblemente tantos como 8% de todos los casos de cáncer diagnosticados en hombres. Por consiguiente, los índices de incidencia en hombres pueden ser subestimaciones. Desde fines del 2008, los establecimientos de la AV y los estados con registros centrales de cáncer han estado trabajando para establecer acuerdos de transferencias de datos que puedan ayudar a los registros de cáncer a recibir con tiempo los casos que faltan de la AV y proporcionar un cálculo más completo de la incidencia del cáncer en el ámbito nacional.

  25. ¿En dónde se publica este informe?

    Para ver el informe completo en la Journal of the National Cancer Institute, visite: http://www.oxfordjournals.org/our_journals/jnci/press_releases/kohlerdjr077.pdf.

    Bibliografía: Kohler BA, Ward E, McCarthy BJ, Schymura MJ, Ries LAG, Eheman C, Jemal A, Anderson RA, Ajani UA, Edwards BK. Report to the Nation on the Status of Cancer, 1975-2007, Featuring Tumors of the Brain and Other Nervous System.JNCI; Publicado en Internet el 31 de marzo de 2011 e impreso el 4 de mayo de 2011.

  26. ¿En dónde puedo encontrar más información sobre este informe?

    Para ver el comunicado de prensa sobre este informe, vaya a:
    http://www.cancer.gov/espanol/noticias/ReportNation2011SpanishRelease

    Para las versiones en inglés de este comunicado de prensa y del documento de preguntas y respuestas, vaya a http://www.cancer.gov/newscenter/pressreleases/2011/ReportNation2011release

    El sitio web del NCI se encuentra en: http://www.cancer.gov y en  http://www.cancer.gov/espanol; la página principal de SEER se encuentra en: http://www.seer.cancer.gov.

    CDC: http://www.cdc.gov/cancer ; Programa Nacional de Registros de Cáncer: http://www.cdc.gov/cancer/npcr; Sistema Nacional de Estadísticas Vitales: http://www.cdc.gov/nchs/nvss.htm

    ACS: http://www.cancer.org

    NAACCR: http://www.naaccr.org

    Registro Central de Tumores de Cerebro de los Estados Unidos: http://www.cbtrus.org

    # # #