In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Noticias en español

Contacte la Oficina de Prensa del NCI (solo disponible en inglés)
  • Publicación: 31 de marzo de 2011

Informe a la Nación encuentra bajas continuas en muchos índices de cáncer;
su sección especial destaca cambios en los índices de tumores cerebrales y en supervivencia

Los índices de mortalidad en los Estados Unidos de todos los cánceres en hombres y mujeres siguieron bajando entre 2003 y 2007, que es el período más reciente del que se disponen datos, según el último Informe Anual a la Nación sobre el Estado del Cáncer. El informe encuentra también que el índice general combinado de nuevos diagnósticos de cáncer en hombres y mujeres decreció un promedio un poco menos de 1% por año en el mismo período.

La baja de los índices de mortalidad por cáncer continúa una tendencia que comenzó a principios de los años noventa. El informe indica, por primera vez, que los índices de mortalidad por cáncer de pulmón disminuyeron en las mujeres, más de una década después de que los índices comenzaron a bajar en los hombres.

El informe fue preparado conjuntamente por investigadores de la Asociación Norteamericana de Registros Centrales del Cáncer (NAACCR); del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), el cual forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud; de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC); y de la Sociedad Americana Contra el Cáncer (ACS). Fue publicado en Internet el 31 de marzo de 2011, en el Journal of the National Cancer Institute, e impreso el 4 de mayo de 2011.

Cabe mencionar que los índices de incidencia de cáncer (índices de nuevos diagnósticos) en niños continuaron subiendo mientras que los índices de mortalidad en este grupo de edad disminuyeron. El cáncer de niños se clasifica como aquel cáncer que ocurre en quienes tienen 19 años de edad o menos.

En general, los índices de incidencia de cáncer en los hombres permanecieron prácticamente sin cambio. Hubo un alza muy pequeña en los índices del cáncer de próstata, y si estos índices se excluyeran del análisis, habría un descenso continuo general en los índices de incidencia de cáncer en los hombres.

En la sección especial del informe, los autores exploran la diversidad de los tumores de cerebro y otros cánceres del sistema nervioso además de los que se consideran cancerosos, incluso los que son limítrofes y benignos. Los investigadores analizaron datos entre 2004 y 2007 y encontraron que, en los adultos, los tumores no cancerosos son dos veces más comunes que los tumores cancerosos.

“Nuestros datos nuevos indican que los tumores no cancerosos de cerebro son mucho más comunes que los tumores cancerosos de este órgano y afectan diferentes grupos de la población. Los tumores de cerebro tienen un efecto de largo alcance en nuestras familias y amigos, pero son difíciles de estudiar debido a su diversidad”, comentó Betsy Kohler, directora ejecutiva de NAACCR.  “Esperamos que la colección de tumores de cerebro tanto cancerosos como no cancerosos de los registros centrales del cáncer continuarán proporcionando a los investigadores una fuente importante de información y visión”.

Otros puntos destacados del informe muestran que, en los hombres, los índices de incidencia han descendido en los cánceres de pulmón, de colon y recto, de cavidad oral y faringe, de estómago y de cerebro, mientras que los índices han subido en los cánceres de riñón, de páncreas y de hígado así como de melanoma de piel. En las mujeres, los índices de incidencia bajaron en los cánceres de seno, pulmón, colon y recto, y de útero, cuello uterino, vejiga, y de cavidad oral; pero aumentaron en cánceres de riñón, de páncreas y de tiroides así como en leucemia y melanomas de piel.             

“Es grato ver el continuo descenso que se ha mantenido en los índices generales de mortalidad e incidencia en los Estados Unidos; lo cual es el resultado de mejores métodos de prevención, de detección y de tratamiento de los diversos tipos de cáncer", dijo el director del NCI, doctor Harold E. Varmus. “Pero el repertorio completo de las cifras que se publican hoy refleja también la enorme complejidad del cáncer, con diferentes tendencias para diferentes clases de cáncer, diferencias importantes entre nuestra diversa población y diferentes capacidades para prevenir, detectar y tratar varios cánceres. Además, conforme nuestra población continúa envejeciendo, tenemos la obligación de descubrir y de poner a disposición formas mejores para controlar todos los tipos de cáncer”.

Entre los grupos raciales o étnicos, los índices de mortalidad por cáncer fueron superiores entre los hombres y mujeres negros, pero este grupo mostró también la mayor disminución para el período entre 1998 y 2007 comparado con otros grupos raciales. En los cánceres de diagnóstico reciente, los hombres negros tuvieron los índices de incidencia más altos en el período estudiado de 2003 a 2007. Entre las mujeres, las blancas tuvieron en general los índices de incidencia más altos. El cáncer de seno fue el cáncer más comúnmente diagnosticado entre las mujeres sin importar la raza o etnicidad. Las diferencias y fluctuaciones en los índices de mortalidad por grupo racial o étnico, por sexo y por sitio del cáncer pueden reflejar las diferencias en conductas riesgosas, en estado socioeconómico y en acceso a exámenes selectivos de detección y a tratamiento, y el uso de ellos.

“Conforme trabajamos hacia la reducción del gravamen del cáncer en la población entera, es importante que apliquemos lo que sabemos acerca de la prevención, de la detección y del tratamiento del cáncer a las poblaciones que tienen mayor riesgo", dijo el doctor John R. Seffrin, director general de la Sociedad Americana Contra el Cáncer. “Mientras es prometedor que las brechas de la mortalidad se están cerrando para algunos grupos raciales o étnicos, se necesita un esfuerzo continuo para impedir las muertes que se pueden evitar y que estas brechas representan”.

A pesar de la baja en las muertes por cáncer de pulmón entre las mujeres de todo el país, el cáncer de pulmón mata todavía más gente que cualquier otro tipo de cáncer. “El cáncer de pulmón puede convertirse en una enfermedad poco común si los estados apoyan programas con fondos suficientes para el control del tabaco”, dijo el doctor Thomas Frieden, director de los CDC.  “Con campañas agresivas de publicidad que muestran el impacto del tabaquismo, combinadas con precios más altos de los cigarrillos y leyes estatales enérgicas que protegen del humo de tabaco en el ambiente a quienes no fuman, disminuirá el número de adultos que fuman y se salvarán vidas".

En la sección especial, los autores indican que los tumores no cancerosos representan dos tercios de todos los tumores de cerebro en adultos y un tercio de los tumores de cerebro en niños; los meningiomas son el tipo más común de tumor de cerebro y del sistema nervioso en los Estados Unidos. Los cambios en las técnicas de diagnóstico, incluso la introducción de la exploración con tomografía computarizada (TC) en la década de los setenta y de las imágenes por resonancia magnética (RM) en la década de los ochenta, han llevado a métodos menos invasivos para diagnosticar tumores de cerebro, pero también han tenido una fuerte influencia en los índices de incidencia en las últimas décadas. Estudios moleculares más nuevos han mejorado la clasificación de tumores de cerebro para fines de tratamiento y de pronóstico.

Al tratar de las tendencias en la incidencia de los tumores cancerosos de cerebro, es importante notar la relativa estabilidad de las tendencias a largo plazo en los tumores de tejido neuroepitelial, el cual surge de células gliales (de apoyo) en el cerebro y en otros tejidos. Los índices de incidencia de los glioblastomas, la forma más común, así como la más fatal, de estos tumores cancerosos, aumentaron de 1980 a 1991, posiblemente debido a un mayor uso de procedimientos agresivos de diagnóstico en pacientes ancianos, pero desde 1991 los índices se han mantenido estables. El informe apunta que la variación relativamente baja en los índices de mortalidad e incidencia de los cánceres de cerebro en las varias décadas últimas sugiere que los factores externos de riesgo en el ambiente no tienen una función principal en esta enfermedad.

 

Bibliografía: Kohler BA, Ward E, McCarthy BJ, Schymura MJ, Ries LAG, Eheman C, Jemal A, Anderson RA, Ajani UA, Edwards BK.  Report to the Nation on the Status of Cancer, 1975-2007, Featuring Tumors of the Brain and Other Nervous System. JNCI; 4 de mayo de 2011.

Para ver el informe completo, vaya a http://www.oxfordjournals.org/our_journals/jnci/press_releases/kohlerdjr077.pdf  

Para el documento en inglés de preguntas y respuestas sobre este informe, vaya a http://www.cancer.gov/newscenter/qa/2011/ReportNation2011QandA

Para las versiones en inglés de este comunicado de prensa y del documento de preguntas y respuestas, vaya a http://www.cancer.gov/newscenter/pressreleases/2011/ReportNation2011release

NAACCR: http://www.naaccr.org

El sitio web del NCI se encuentra en: http://www.cancer.gov y en  http://www.cancer.gov/espanol; el sitio de SEER se encuentra en: http://www.seer.cancer.gov.

División de Prevención y Control del Cáncer de los CDC: http://www.cdc.gov/cancer; Programa Nacional de Registros de Cáncer: http://www.cdc.gov/cancer/npcr; y Sistema Nacional de Estadísticas Vitales: http://www.cdc.gov/nchs/nvss.htm

Sociedad Americana Contra el Cáncer: http://www.cancer.org

Registro Central de Tumores de Cerebro de los Estados Unidos: http://www.cbtrus.org

La Asociación Norteamericana de Registros Centrales del Cáncer (NAACCR, Inc.), es una organización profesional que formula y promueve normas uniformes de datos para el registro de cáncer; proporciona educación y capacitación; certifica los registros demográficos; recopila y publica datos de registros centrales de cáncer; y promueve el uso de datos de vigilancia del cáncer y sistemas para el control del cáncer e investigación epidemiológica, así como programas públicos de salud y atención al paciente para reducir el gravamen del cáncer en Norteamérica.

El Instituto Nacional del Cáncer dirige el Programa Nacional de Cáncer y el esfuerzo de los Institutos Nacionales de la Salud para reducir drásticamente el gravamen del cáncer y mejorar las vidas de los pacientes con cáncer y de sus familias, por medio de investigación de la prevención y de la biología del cáncer, de la creación de nuevas intervenciones y de capacitar y proveer mentores a nuevos investigadores. Para obtener más información sobre el cáncer, visite, por favor, el sitio web del NCI en http://www.cancer.gov/espanol o llame al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

La División de Prevención y Control del Cáncer de los CDC dirige los esfuerzos de la nación para aliviar el gravamen del cáncer. Los CDC trabajan con organizaciones oncológicas nacionales, con dependencias estatales sanitarias y con otros grupos clave para crear, ejecutar y promover estrategias efectivas de prevención y control del cáncer.

La Sociedad Americana Contra el Cáncer salva vidas y crea un mundo con menos cáncer y más cumpleaños al ayudar a que usted esté bien y ayudarle a que se mejore, al encontrar la cura y luchar. Como el mayor inversionista no gubernamental de la nación en investigación de cáncer, que contribuye cerca de USD3.4 mil millones, convertimos lo que sabemos acerca del cáncer en lo que hacemos nosotros. Para saber más acerca de nosotros, llame al 1-800-227-2345 o visite www.cancer.org.

 

###