¿Prequntas sobre el cáncer?

Estudio del Selenio y la Vitamina E para Prevenir el Cáncer (SELECT): preguntas y respuestas

  • Publicación: 27 de octubre de 2008
  • Actualización: 11 de octubre de 2011

Puntos clave

  • SELECT, sigla en inglés del Estudio del Selenio y la Vitamina E para Prevenir el Cáncer, un estudio clínico de prevención para ver si uno o ambos de los complementos nutritivos podrían ayudar a prevenir el cáncer de próstata. (Pregunta 1)
  • En septiembre de 2008, los investigadores de SELECT encontraron que el selenio y la vitamina E, tomados solos o juntos por un promedio de 5,5 años no pudieron prevenir el cáncer de próstata. Se indicó a los hombres en el estudio que dejaran de tomar sus complementos del estudio debido a esta ausencia de beneficio. (Pregunta 2)
  • En 2011, datos actualizados del estudio mostraron que los hombres que tomaron vitamina E tuvieron un riesgo 17% mayor de cáncer de próstata en comparación con los hombres que tomaron el placebo. (Pregunta 5)

El estudio

  1. ¿Qué es SELECT? 
    SELECT es la sigla en inglés del Estudio del Selenio y la Vitamina E para Prevenir el Cáncer. Es un estudio clínico para ver si una o ambas de estas sustancias podrían ayudar a prevenir el cáncer de próstata al tomarse como complementos nutritivos. El estudio es financiado principalmente por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) y concebido y llevado a cabo por el SWOG, una red internacional de instituciones de investigación. Las inscripciones para el estudio comenzaron en 2001 y terminaron en 2004. Más de 400 centros en Estados Unidos, Puerto Rico y Canadá participaron en el estudio. Más de 35 000 hombres, de 50 años de edad o más al entrar en el estudio, participaron en SELECT (1).

  2. ¿Cuáles fueron los resultados iniciales de SELECT, según fueron publicados en 2008? 
    SELECT fue inicialmente planeado para un mínimo de siete años y un máximo de 12 años en que los participantes tomaban complementos, más la observación de seguimiento después de que los hombres habían terminado de tomar sus complementos. Sin embargo, el Comité de Vigilancia de Datos y Seguridad (DSMC) del estudio, el cual opera independientemente, se reunió el 15 de septiembre de 2008, para revisar los datos del estudio SELECT y encontró que el selenio y la vitamina E, tomados solos o juntos no impidieron el cáncer de próstata. El comité determinó también que los complementos de selenio y de vitamina E jamás tendrían la posibilidad de producir una reducción de 25% en incidencia de cáncer de próstata, como estaba estipulado en el diseño del estudio. Con base en su recomendación y en acuerdo con el SWOG y el NCI, en octubre de 2008 se indicó a los participantes de SELECT que dejaran de tomar los complementos del estudio.

    Aunque no hubo diferencias estadísticamente significativas en los índices de cáncer de próstata entre los cuatro grupos del estudio, hubo más casos de cáncer de próstata en los hombres que tomaron solo la vitamina E. La significancia estadística describe una medida matemática de qué tan seguro puede uno estar de que una diferencia observada no se debe a la casualidad. Se dice que una diferencia es estadísticamente significativa si es mayor de lo que podría esperarse que sucediera por pura casualidad. Como se informó inicialmente en 2008, el aumento observado en el número de casos de cánceres de próstata podría haberse debido a la casualidad.

    En el informe de 2008, hubo también más casos nuevos de diabetes entre hombres que tomaron solo selenio en comparación con los hombres que tomaron un placebo. Este resultado tampoco fue estadísticamente significativo y no comprobó un riesgo mayor a causa del selenio.

    Los resultados iniciales de SELECT fueron publicados en Internet en JAMA-Express el 9 de diciembre de 2008 y aparecieron en la primera edición impresa de JAMA en enero de 2009. (2)

  3. En el informe de 2008, ¿redujeron los complementos el riesgo de alguna enfermedad?
    No. No hubo diferencia en la incidencia de cánceres de pulmón o de cáncer colorrectal, en todos los cánceres combinados, en todas las muertes combinadas, ni en la incidencia general de eventos cardiovasculares entre los grupos del estudio.

  4. ¿Cuál es la novedad respecto a los resultados últimos (2011) de SELECT?
    Los datos publicados en 2011 incluyen 18 meses de información adicional de seguimiento de los participantes hasta el 5 de julio de 2011. Durante este tiempo, los hombres de SELECT ya no estaban tomando los complementos del estudio. Estos datos adicionales proporcionan en promedio 7 años de información de los participantes: 5,5 años que tomaron los complementos del estudio más 1,5 años de observación o seguimiento.

  5. ¿Cuáles son los resultados últimos (2011) de SELECT? 
    Los datos adicionales muestran que los hombres que tomaron vitamina E sola tuvieron un aumento relativo de 17% de casos de cáncer de próstata en comparación con los hombres que tomaron un placebo. Esta diferencia en la incidencia del cáncer de próstata entre el grupo que tomó solo vitamina E y el grupo que tomó solo placebos es ahora estadísticamente significativa, y no es posible que se deba a la casualidad.

    Los hombres que tomaron selenio solo o vitamina E y selenio tuvieron también más probabilidad de padecer cáncer de próstata que los hombres que tomaron placebo; sin embargo, estos aumentos fueron menores y no son estadísticamente significativos y se pueden deber a la casualidad.

    Los resultados últimos de SELECT fueron publicados en JAMA el 12 de octubre de 2011 (3).

  6. ¿Sabemos por qué se encontró un mayor riesgo de cáncer de próstata en 2011 que en 2008?
    Como ocurre con muchos medicamentos, las acciones de la vitamina E pueden durar mucho tiempo después de que se toma la cápsula. Las diferencias en la incidencia del cáncer de próstata entre el grupo de la vitamina E y el grupo del placebo comenzaron a surgir aproximadamente en el tercer año de tomar los complementos del estudio (vea el gráfico a continuación de los casos acumulados).

    Figura 2a: Incidencia acumulada del cáncer de próstata, vitamina E en comparación con placebo

    • casos acumulados (placebo)
    • casos acumulados (vitamina E)

    Número acumulado de casos de cáncer de próstata, los años del 1 al 9 del estudio SELECT, los casos de placebo muestran como barras de color rojo y los casos de la vitamina E se muestra como barras de color púrpura, con barras de color púrpura es más alta que las barras de color rojo después de 3 años.

    La observación de que el riesgo de cáncer de próstata ha seguido aumentando sugiere que la vitamina E puede tener efectos a largo plazo en el riesgo del cáncer de próstata. Los investigadores de SELECT seguirán estudiando a los participantes del estudio para ver si el aumento de riesgo continúa al haber transcurrido más tiempo sin los complementos.

  7. Con esta información adicional, ¿hubo alguna diferencia en otros cánceres o enfermedades por los complementos de SELECT?
    Sigue sin haber diferencias en la incidencia de cánceres de pulmón o colorrectal, en todos los cánceres combinados, en todas las muertes combinadas, ni en la incidencia general de incidentes cardiovasculares entre los grupos del estudio. Aunque los resultados iniciales mostraron que más hombres de los que tomaron el selenio fueron diagnosticados con diabetes, un seguimiento más prolongado no mostró un riesgo mayor de esta enfermedad.

  8. ¿Qué significa un riesgo 17% mayor de padecer cáncer de próstata?
    En SELECT, esta medida significa que hubo 17% más casos de cáncer de próstata diagnosticados en el grupo de hombres asignados para tomar diariamente 400 unidades internacionales (UI) de vitamina E (y no selenio) en comparación con los hombres que tomaron dos placebos (ni vitamina E ni selenio), después de un promedio de 7 años; 5,5 años tomando complementos seguido de un año y medio sin tomarlos.

    En los hombres de SELECT que tomaron solo placebos, después de 7 años, hubo 65 casos de cáncer de próstata diagnosticados por cada 1 000 hombres. En los hombres que fueron asignados para tomar vitamina E solamente, hubo 76 casos de cáncer de próstata diagnosticados por cada 1 000 hombres (11 casos adicionales de cáncer de próstata por cada 1 000 hombres en 7 años).

  9. ¿Qué significa un riesgo 17% mayor de cáncer de próstata para hombres que están tomando vitamina E pero que no son participantes de SELECT?
    El índice de incidencia de cáncer de próstata en el grupo con placebo de SELECT es similar al índice de incidencia para los hombres de EE. UU. de 65 años o mayores. (4) Por lo tanto, el cálculo del riesgo mayor para los hombres de la edad de SELECT que toman diariamente complementos de vitamina E de 400 UI sería casi el mismo que para los hombres de SELECT que tomaron vitamina E solamente (es decir, alrededor de 17%).

    En otras palabras: si se realizara un seguimiento con visitas médicas anuales a 1 000 hombres con características similares a las de los hombres de SELECT, uno podría esperar que 65 de ellos serían diagnosticados con cáncer de próstata en un período de 7 años. Si estos mismos hombres tomaran 400 UI de vitamina E diariamente por 5,5 años, los investigadores esperarían que 76 de ellos serían diagnosticados con cáncer de próstata en un período de 7 años (es decir, 11 casos adicionales en 7 años).

  10. ¿Hubo alguna diferencia entre los cánceres de próstata de hombres que tomaron vitamina E y otros cánceres de próstata?
    No fueron diferentes con base en medidas clínicas actuales. En SELECT, aunque los participantes tuvieron visitas regulares al personal del estudio, no se requirió ningún examen selectivo de detección de cáncer de próstata. De manera que los investigadores revisaron para ver si los hombres en algún grupo del estudio se realizaron exámenes selectivos de detección con mayor frecuencia que los hombres en otros grupos del estudio y si los cánceres en algún grupo fueron más avanzados o más malignos que en los otros grupos. Los tumores diagnosticados fueron también examinados mediante una revisión central de patología. No se encontró que se hayan realizado exámenes de detección a alguno de los grupos en SELECT con mayor frecuencia que a otros; la gran mayoría de todos los cánceres evaluados fueron cánceres en un estadio muy inicial, y el índice de cánceres avanzados o más malignos en el grupo de la vitamina E no fue mayor que en el grupo de placebo. Además, la revisión que se llevó a cabo por un patólogo de tejidos de próstata procedentes de biopsias no reveló ninguna otra diferencia en los cánceres que se presentaron en los grupos de hombres en SELECT.

  11. ¿Por qué los complementos de vitamina E no impidieron el cáncer de próstata como se esperaba? ¿Por qué los hombres que tomaron vitamina E tuvieron más cánceres de próstata?
    Hay muchas razones por las que los complementos de vitamina E no pudieron impedir el cáncer de próstata. Dos de las razones más probables se refieren al Alpha-Tocopherol Beta-Carotene (ATBC) Cancer Prevention Trial, un estudio diseñado para probar la vitamina E y el beta caroteno para la prevención de cáncer de pulmón en fumadores (10). En el estudio ATBC, se observó una reducción en la incidencia del cáncer de próstata, sin embargo este resultado secundario puede haberse debido a la casualidad, dado que el estudio no fue diseñado para determinar el riesgo de cáncer de próstata. Otra razón posible para que los hombres en el ATBC tuvieran una reducción en la incidencia del cáncer de próstata, mientras que los hombres en SELECT no la tuvieron, es que la dosis de vitamina E usada en SELECT (400 UI/día) fue mayor que la dosis usada en el ATBC (50 UI/día). Los investigadores en ocasiones hablan de una “curva de respuesta en forma de U” donde las concentraciones muy bajas o muy altas de un nutriente en la sangre son perjudiciales pero concentraciones más moderadas son beneficiosas; mientras que la dosis del ATBC puede haber sido preventiva, la dosis de SELECT puede haber sido demasiado alta como para tener un beneficio de prevención.

    Los investigadores no saben con seguridad si este es el motivo por el cual los hombres que estuvieron en el grupo de vitamina E sola tuvieron más cánceres de próstata que los demás hombres en SELECT. Los investigadores de SELECT están solicitando las opiniones de investigadores de todo el país que tienen ideas acerca de por qué puede haber sucedido esto. Se solicita a los investigadores que presenten una propuesta para usar el repositorio de muestras biológicas de SELECT para ayudar a responder esta pregunta. Un estudio ya en curso está midiendo la cantidad de vitamina E, de selenio y de otros nutrientes en la sangre de los participantes cuando estos ingresaron al estudio para ver si el efecto de los complementos dependió de la cantidad inicial de micronutrientes. Se están llevando a cabo o se están planeando otros estudios moleculares para ver si podría haber una base genética para el aumento en el riesgo asociado con la vitamina E.

  12. ¿Por qué los hombres en SELECT que tomaron vitamina E y selenio no tuvieron también un riesgo mayor de cáncer de próstata?
    Los investigadores no están seguros por qué los hombres en SELECT que tomaron tanto la vitamina E como el selenio no han mostrado un aumento significativo en el riesgo de cáncer de próstata. La investigación continuada sobre SELECT puede ayudar a entender esta observación.

  13. ¿Deberán los hombres no tomar complementos de vitamina E? ¿Deberán tomarlos solo si están tomando también selenio?
    No hay estudios clínicos que muestren que exista un beneficio por tomar vitamina E para reducir el riesgo de cáncer de próstata o de algún otro cáncer, o de enfermedades cardíacas (2,3, 5-9). Aunque los hombres en SELECT que tomaron vitamina E y selenio no tuvieron un aumento estadísticamente significativo en su riesgo de cáncer de próstata, ellos tampoco tuvieron un riesgo menor de cáncer de próstata o de algún otro cáncer, o de enfermedades cardíacas.

    En 2003, la U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF) concluyó que no había comprobación científica suficiente para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso de complementos de vitaminas A, C, o E; de multivitamínicos con ácido fólico; o de combinaciones de antioxidantes para la prevención del cáncer o de enfermedades cardiovasculares. La USPSTF está actualmente llevando a cabo una revisión de la comprobación científica para actualizar sus declaraciones que incluirán datos de SELECT y de otros estudios. (http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsvita.htm).

    En 2008, se indicó a los hombres en SELECT que dejaran de tomar sus complementos del estudio. Los hombres que no participaron en el estudio y que están tomando complementos de vitamina E tal vez querrán hablar con su médico acerca de los resultados de SELECT.

  14. Y, ¿los multivitamínicos?
    SELECT no estudió el efecto de los multivitamínicos en el riesgo de cáncer de próstata. Además, la dosis de vitamina E en SELECT fue de 400 UI diarias. La mayoría de los multivitamínicos para hombres adultos usan dosis mucho más bajas de vitamina E, desde cerca de 22.5 UI hasta 60 UI diarias.

  15. ¿Por qué usó SELECT una dosis de 400 UI de vitamina E? ¿Qué forma de vitamina E se usó?
    En el momento en que se hizo el diseño de SELECT, también se estaban llevando a cabo estudios para probar la vitamina E en otras enfermedades comunes. Estos estudios estaban estudiando de 400 UI a 660 UI de vitamina E para prevenir la degeneración macular, la enfermedad de Alzheimer, o enfermedades cardíacas. Las comprobaciones científicas preliminares sugirieron que los resultados serían favorables. Los investigadores de SELECT coordinaron las dosis en estos estudios para asegurar que hubiera datos disponibles para la dosis de 400 UI en caso que el uso del complemento para otras enfermedades se hiciera común.

    La forma de vitamina E que se usó fue acetato de dl-alfa tocoferol; es decir, la forma de vitamina E que, en el estudio de prevención de cáncer ATBC, se determinó que había reducido la incidencia de cáncer de próstata.

  16. ¿Deberán los hombres que toman vitamina E realizarse más exámenes selectivos de detección de cáncer de próstata?
    Posiblemente no. No hay evidencia de que exámenes selectivos de detección del cáncer de próstata adicionales o más frecuentes sean útiles para los hombres que toman complementos de vitamina E. SELECT no estudió formas específicas de detección del cáncer de próstata y no requirió que los participantes se realizaran algún examen selectivo de detección de cáncer de próstata. Casi todos los cánceres de próstata diagnosticados en los hombres de SELECT, incluyendo los cánceres en participantes que tomaron vitamina E, fueron cánceres en estadio inicial. Estos cánceres se encontraron del mismo modo en que los médicos de la localidad atienden a sus pacientes habitualmente. Ningún grupo de hombres en el estudio tuvo más exámenes selectivos de detección que los otros grupos.

    Los exámenes selectivos de detección de cáncer de próstata no se recomiendan para todos los hombres dado que se desconoce si los exámenes comúnmente usados [análisis de sangre de antígeno prostático específico (PSA) o el examen digital rectal (DRE)] disminuyen el riesgo de morir por cáncer de próstata o si los beneficios superan los perjuicios. En 2008, la U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF) concluyó que no hay comprobación científica suficiente para evaluar el equilibrio entre los beneficios y los perjuicios de los exámenes selectivos de detección del cáncer de próstata en hombres menores de 75 años de edad. Ellos hacen recomendaciones en contra de los exámenes selectivos de detección del cáncer de próstata en hombres de 75 años de edad o más. (Vea http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsprca.htm). La revisión de la USPSTF de los beneficios y de los perjuicios para hombres más jóvenes continúa. La mayoría de las autoridades recomiendan que los hombres mayores de 50 años de edad hablen con sus médicos acerca de los exámenes selectivos de detección del cáncer de próstata y tomen una decisión personal.

  17. ¿Tuvieron los hombres afroamericanos de SELECT algún resultado diferente en comparación con el resto de los participantes?
    Posiblemente no, pero el número de hombres afroamericanos en el estudio es demasiado pequeño para estar seguros de que análisis separados serían estadísticamente significativos. En SELECT, se permitió que los hombres afroamericanos se unieran al estudio a una edad más joven que los hombres de las demás razas (50 años en vez de 55) debido a su riesgo mayor de cáncer de próstata. Alrededor de 12% de los participantes (4 314 de 34 888) se identificaron a sí mismos como afroamericanos, y fueron representados de la misma forma en los grupos del estudio (como se esperaría en un estudio aleatorizado). Aunque este porcentaje refleja la representación proporcional de afroamericanos en Estados Unidos, el número de hombres no es lo suficientemente grande como para llevar a cabo un análisis estadístico riguroso y separado de cada objetivo final del estudio SELECT. Sin embargo, los investigadores de SELECT examinaron los índices de cáncer y otras medidas por raza y no vieron ninguna diferencia en la respuesta a los complementos.


    Actualización sobre los participantes del estudio


  18. ¿Se informó a los hombres en SELECT qué complementos estaban tomando?
    Sí, desde finales de 2008 cuando se detuvo el estudio, se informó a todos los participantes cuáles eran los complementos que habían estado tomando.

  19. ¿Se hace todavía seguimiento de los hombres en sus centros del estudio?
    >Hasta 2010, los hombres que acordaron continuar en SELECT reciben seguimiento en una sola oficina de SWOG, el Centro Coordinador de SELECT. Ellos están inscritos en lo que se conoce como Seguimiento Centralizado. Estos participantes reciben un cuestionario anual para que lo llenen por correo o por Internet en http://www.crab.org/select, y reciben dos boletines informativos al año. Hay más de 17 700 participantes que continúan con SELECT por medio del Seguimiento Centralizado. Quienes fueron participantes de SELECT y que no se inscribieron son aún bienvenidos a reincorporarse al ponerse en contacto con el Centro Coordinador de SELECT (vea la pregunta 21). El Comité de Vigilancia de Datos y Seguridad (DSMC) continuará revisando los datos del estudio. El Seguimiento Centralizado continuará hasta por cinco años, aunque esto depende de los fondos disponibles.

  20. ¿Se informó a todos los participantes acerca de los nuevos resultados?
    Los hombres que se registraron para Seguimiento Centralizado recibieron cartas que resumían los últimos resultados del estudio. Si un participante no ha acordado participar en los seguimientos centralizados, la SWOG no puede guardar legalmente la información personal de contacto, por lo que el Centro Coordinador no pudo enviarles cartas. Todos los investigadores que participaron en el estudio también recibieron información y cartas que pueden enviar a los participantes anteriores.

  21. ¿Qué sucede si un participante se ha mudado o si ha perdido contacto con su equipo del estudio SELECT? ¿Cómo puede unirse al seguimiento centralizado de participantes o a quién puede llamar si tiene una pregunta general?
    Los centros del estudio están actualmente cerrados y el estudio lo está llevando a cabo el Centro Coordinador de SELECT en Seattle. Los participantes deberán comunicarse con el Centro Coordinador de SELECT, el cual ha mantenido los datos de todos los participantes del estudio desde que empezó. Puede comunicarse con el Centro Coordinador si llama gratis al 1-877-798-5444, en español al 1-877-740-3331 o si envía un correo electrónico a SELECTinfo@lyris.crab.org.


    Antecedentes del Estudio


  22. ¿Quién tomó cada complemento?
    SELECT es un estudio clínico aleatorizado y controlado. Los hombres que participaron en este estudio tomaron dos cápsulas diarias. Ellos fueron asignados aleatoriamente (es decir, asignados al azar) para recibir:

    • selenio y vitamina E
    • selenio y un placebo
    • vitamina E y un placebo, o
    • dos placebos

    En el estudio se usaron dos placebos: uno se veía como la cápsula de selenio; el otro se veía como la cápsula de vitamina E. Cada placebo contenía solo ingredientes inactivos. Ni los participantes ni los investigadores supieron quién tomó el selenio o quién la vitamina E, o los placebos, un procedimiento que se conoce como “ciego” o “enmascarado”.

  23. ¿Quién llenaba los requisitos para participar en SELECT? ¿Hubo restricciones para poder participar?
    Los hombres afroamericanos debían tener 50 años o más para participar, y los hombres de otras razas y etnias debían tener 55 años o más. El requisito de la edad para ser aceptado fue más bajo para los hombres afroamericanos porque, en promedio, el cáncer de próstata se presenta en ellos a una edad más joven y tienen en general un mayor riesgo de padecer cáncer de próstata.

    Muchas enfermedades, incluso el cáncer de próstata, ocurren con más frecuencia en las personas de mayor edad. El riesgo de que se presente cáncer de próstata aumenta con la edad. Más de 90% de los casos de cáncer de próstata ocurren entre hombres de 55 años de edad o mayores (4).

  24. ¿Cuáles son las posibilidades de que un hombre presente cáncer de próstata?
    Con excepción del cáncer de piel, el cáncer de próstata es el tipo más común de cáncer en hombres de Estados Unidos. En 2011, habrá un número estimado de casos nuevos de cáncer de próstata de 240 890 y 33 720 muertes por esta enfermedad (4). Todos los hombres tienen riesgo de padecer cáncer de próstata; sin embargo, quienes tienen un riesgo mayor están en una o varias de las siguientes categorías: tienen 55 años de edad o más; son afroamericanos; o tienen padre o un hermano con cáncer de próstata. Cerca de uno de cada seis hombres será diagnosticado con cáncer de próstata en el transcurso de su vida.

  25. ¿Por qué fue necesario llevar a cabo un estudio clínico aleatorizado controlado?
    Las comprobaciones científicas de estudios epidemiológicos, estudios de observación, y estudios clínicos que estaban estudiando cómo prevenir otros cánceres aparte del cáncer de próstata habían sugerido que el selenio y la vitamina E podrían prevenir el cáncer de próstata. A fin de saber con seguridad si las personas que tomaron un complemento de selenio o de vitamina E tuvieron una reducción del riesgo de cáncer de próstata como resultado directo de los complementos, los investigadores deben comparar grupos de personas que sean idénticos en la mayoría de los aspectos con excepción del tipo de intervención (complemento o placebo, en este caso). De ese modo, cualquier diferencia entre los grupos se deberá a la intervención.

  26. ¿Qué sucedía si un hombre presentaba cáncer de próstata mientras estaba participando en SELECT?
    Los participantes diagnosticados con cáncer de próstata durante el estudio recibieron tratamiento en su localidad, de acuerdo a las normas de tratamiento en la localidad. Estos participantes continuaron recibiendo el seguimiento del personal del estudio SELECT. Los costos de diagnóstico y de tratamiento por problemas de la próstata, de cáncer de próstata o de otros padecimientos médicos durante el estudio se cargaron al participante como se cargarían si no fuera participante del estudio. El seguro médico del participante debía pagar por el diagnóstico y el tratamiento de acuerdo con la póliza del plan. Si el participante no tenía seguro médico, es posible que se encontraran servicios sociales en la comunidad para cubrir los costos del diagnóstico y del tratamiento.

  27. ¿Qué es el selenio? ¿Por qué se estudia el selenio para la prevención del cáncer de próstata?
    El selenio es un oligoelemento no metálico que se encuentra en los alimentos; especialmente en alimentos que se originan de las plantas como el arroz y el trigo, en mariscos, carne y nueces de Brasil. El selenio es un antioxidante que posiblemente ayude a controlar el daño celular que puede resultar en cáncer.

    El Nutritional Prevention of Cancer Trial (NPC), del que se informó por primera vez en 1996, incluyó a 1 312 hombres y mujeres que tenían antecedentes de cáncer de piel que no era melanoma. Los resultados del estudio mostraron que los hombres que tomaron selenio para prevenir los nuevos cánceres de piel que no son melanoma no obtuvieron ningún beneficio del selenio para impedir esa enfermedad. Sin embargo, se observaron aproximadamente 60% menos casos nuevos de cáncer de próstata entre hombres que habían tomado selenio por 6,5 años que entre hombres que tomaron un placebo (11). En un informe ulterior de 2002, los datos mostraron que los hombres que tomaron selenio durante más de 7,5 años tuvieron cerca de 52% menos casos nuevos de cáncer de próstata que los hombres que tomaron el placebo (12). Este estudio fue una de las razones por las que se estudió el selenio en SELECT.

  28. ¿Cuál fue la dosis de selenio usada en SELECT? ¿Qué riesgos había por tomar selenio?
    La cantidad de selenio (surtido como l-selenometionina) fue de 200 microgramos (μg) diarios. Aunque los resultados iniciales del estudio Nutritional Prevention of Cancer Trial (NPC) mostraron una disminución general en la incidencia del cáncer por el selenio, una comunicación ulterior en 2003 informó que había 17% más casos nuevos de cánceres de piel que no eran melanoma en el grupo de selenio comparados con el grupo del placebo (13). No es claro cómo se aplicarían estos resultados a hombres que no tenían ya cáncer de piel cuando entraron en SELECT, o a hombres que no tienen un riesgo mayor de cáncer de piel.

    Desde el principio de SELECT, se han publicado cuatro estudios acerca del efecto del selenio en la glucosa de la sangre y el riesgo de diabetes. Dos estudios sugieren que concentraciones más altas de selenio tomadas como complementos o que se tomaron naturalmente estaban asociadas con un riesgo mayor de diabetes. Un estudio no mostró una asociación entre los dos, y otro mostró que las personas con concentraciones más altas de selenio en su sangre tenían un riesgo menor de diabetes (14-17). Al principio de 2007, el SWOG pidió específicamente al Comité de Vigilancia de Datos y Seguridad (DSMC) de SELECT que revisara los datos del estudio para ver si había casos de diabetes a causa de esos resultados.

  29. ¿Por qué no impidió el complemento de selenio en SELECT el cáncer de próstata?
    Los investigadores no saben la razón. Hay varias explicaciones posibles de por qué los complementos de selenio no impidieron el cáncer de próstata en los hombres de SELECT. Estas razones son:

    • Los resultados de una disminución en la incidencia del cáncer de próstata asociados con el uso de complementos de selenio en el Nutritional Prevention of Cancer Trial (NPC) pueden no haber sido correctos y el selenio puede no afectar el riesgo de cáncer de próstata.
    • Los participantes en el estudio NPC tenían deficiencias de selenio en comparación con los participantes en SELECT quienes no fueron seleccionados debido a una probable deficiencia de selenio; es posible que el selenio solo reduzca el riesgo de cáncer de próstata en los hombres que tienen deficiencia de selenio y no en la población general.
    • Los complementos administrados a los hombres en SELECT pueden haber excedido la mejor dosis para prevenir el cáncer de próstata.
    • La formulación de selenio que se usó en el estudio NPC (levadura con alto contenido de selenio) puede haber sido más activa que la l-selenometionina usada en SELECT y esto puede haber evitado que los investigadores observaran el efecto de prevención de cáncer. Un argumento contrario a esto fue el hecho de que las pruebas anteriores mostraron que, para la levadura de selenio, la cantidad de selenio por dosis varió en el estudio NPC y una razón por la que esta forma de selenio no se usó en SELECT. También, los compuestos inorgánicos presentes en la levadura pueden ser tóxicos y pueden causar depósitos más bajos de selenio en el cuerpo. Los datos y las muestras del biorepositorio de SELECT ayudarán a apoyar la investigación que pueda responder esta pregunta.
  30. ¿Qué es la vitamina E? ¿Por qué se estudia la vitamina E para la prevención del cáncer de próstata?
    La vitamina E se encuentra en una amplia gama de alimentos, especialmente en vegetales, aceites vegetales, en las nueces, y en las yemas de huevo. La vitamina E, como el selenio, es un antioxidante, el cual puede ayudar a controlar el daño celular que puede conducir al cáncer.

    En un estudio de 1998 de 29 133 fumadores hombres en Finlandia (conocido como Alpha-Tocopherol, Beta-Carotene Trial, o ATBC), se observaron 32% menos casos nuevos de cáncer de próstata y 40% menos muertes por cáncer de próstata entre los hombres que tomaron vitamina E en forma de alfa-tocoferol para prevenir el cáncer de pulmón que entre los hombres que tomaron el placebo. Algunos hombres tomaron también beta-caroteno, pero ninguna de las dos sustancias ayudó a impedir el cáncer de pulmón y el beta-caroteno no afectó el cáncer de próstata.

  31. ¿Cuánta vitamina E se usó en SELECT? ¿Cuáles eran los riesgos?
    La cantidad de vitamina E (surtida como acetato de dl-alfa-tocoferil) fue de 400 miligramos (mg), lo cual es equivalente a 400 UI diarias. Esta dosis de vitamina E puede diluir la sangre de alguna manera. Se ha comprobado que el uso de vitamina E aumenta el riesgo de algunos padecimientos cardiovasculares, de modo que los hombres con prensión alta sin controlar no podían participar en SELECT porque al tomar tal cantidad de vitamina E habría podido aumentar su riesgo de sufrir un ataque cerebral.

    En un estudio de 2005, hombres y mujeres con enfermedades vasculares o diabetes que tomaron 400 UI de vitamina E diariamente durante 7 años experimentaron 13% más casos de deficiencia cardiaca en comparación con los participantes que tomaron placebo (8). La deficiencia cardíaca es una afección en la que se debilita la capacidad del corazón para bombear sangre. Un análisis de 2005 de varios estudios en el que la gente con varios problemas médicos tomó vitamina E sugirió una relación entre dosis elevadas de vitamina E (400 UI o más) y mayor mortalidad (9).

    En el análisis inicial y en el de seguimiento de SELECT, no hubo diferencia en el número de eventos cardiovasculares, muertes cardiovasculares o muertes en general entre los grupos del estudio.

  32. ¿Podían los hombres con hiperplasia prostática benigna (HPB) participar en SELECT?
    Los hombres con hiperplasia prostática benigna, un agrandamiento benigno de la glándula de la próstata, podían participar en SELECT porque esta afección no es cancerosa o precancerosa. En la HPB, la próstata crece más y oprime la uretra y la vejiga, lo cual interfiere con el flujo normal de orina. Más de la mitad de los hombres de Estados Unidos entre los 60 y 70 años de edad y tanto como 90% de los hombres entre los 70 y los 90, tienen síntomas de HPB.

    No se excluyó a hombres de SELECT por tomar medicamentos para tratar la HPB. En vez de eso, los investigadores de SELECT anotaron el uso de estos medicamentos.

  33. ¿Podían tomar finasterida los hombres de SELECT? ¿Cuántos hombres de SELECT usaron este fármaco?
    La finasterida es un fármaco sintético que actúa al inhibir que la testosterona se convierta en una forma más activa. Se usa como tratamiento para la hiperplasia prostática benigna (HPB) y para la caída del cabello. En 2003, el Estudio de Prevención del Cáncer de Próstata (PCPT), coordinado por el SWOG, en el cual más de 18 000 hombres tomaron 5 mg de finasterida o un placebo para ver si el fármaco reducía el riesgo de padecer cáncer de próstata, mostró una reducción relativa de 25% entre hombres que tomaron finasterida (18). La finasterida no está aprobada por la Administración de Alimentos y Drogas de los EE. UU. (FDA) para reducir el riesgo de que se presente cáncer de próstata. Se informó a los hombres que participaron en SELECT acerca de estos resultados y se les permitió tomar el fármaco. En general, cerca de 2,6% de los hombres de SELECT habían estado en el grupo de finasterida del PCPT, pero habían dejado de tomar el fármaco del estudio, y 4,8% de los hombres de SELECT informaron que usaban la finasterida para HPB (a una dosis de 5 mg diariamente) o para hacer crecer el cabello (a una dosis de 1 mg diariamente) durante el curso del estudio.

  34. ¿Qué pruebas se usaron para determinar la elegibilidad para participar en SELECT? ¿Qué pruebas se hicieron durante el estudio?
    Para poder entrar en el estudio SELECT, los participantes debían tener un examen rectal digital (DRE) que no encontrara signos de cáncer de próstata y una concentración total de antígeno prostático específico (PSA) menor o igual a 4,0 nanogramos por mililitro (ng/ml). Durante el estudio, se sugirió que se hicieran exámenes rectales digitales y análisis de PSA, aunque no se requirió, anualmente durante el transcurso del estudio. Aun cuando cesó el uso de los complementos en SELECT, todavía se pide a los participantes que informen de los cambios en su salud. A los participantes se les recuerda que consulten con sus médicos acerca de las ventajas y desventajas de los exámenes selectivos de detección rutinarios para cáncer de próstata; sin embargo, no se requiere ningún examen durante el seguimiento centralizado.

  35. ¿Quién pagó por estos exámenes?
    Los costos del médico, el examen médico y los costos clínicos generales, incluyendo los exámenes rectales digitales, se cargaron al participante de la misma forma como si no participara en el estudio. Es posible que el seguro médico del participante cubriera estos costos.

  36. ¿Qué otros requisitos hubo para los participantes de SELECT?
    Al inscribirse en el estudio, se pidió a los hombres que juntaran los recortes de las uñas de los pies para medir la concentración de selenio en el cuerpo, ya que es en las uñas de pies y de manos donde se concentra el selenio. Se seleccionaron las uñas de los pies y no de las manos porque las uñas de los pies tardan más en crecer y por eso contienen más historial del consumo de selenio por una persona. Se tomaron muestras de sangre al ingresar al estudio, para medir las concentraciones de alfa-tocoferol, de gamma-tocoferol, de selenio y de otros nutrientes dietarios, y una vez más a los 5 años de haber ingresado al estudio. Estas muestras de sangre se conservan en el biorepositorio de SELECT para estudios futuros.

    Al inscribirse también, los hombres llenaron un cuestionario sobre su dieta y sobre el uso de complementos en el pasado. Hubo también un cuestionario anual que pedía se actualizara la información sobre el uso de complementos. Los participantes no tenían que cambiar su dieta durante este estudio. A cada hombre se le ofreció un suministro gratis de un multivitamínico diario especial, fabricado por la Perrigo Company, de Allegan, Michigan, el cual no contenía selenio ni vitamina E. Se proporcionó a los participantes sin costo alguno las cápsulas de vitamina E, de selenio, de placebo y de multivitamínicos. La distribución de los multivitamínicos terminó cuando los hombres de SELECT dejaron de tomar los complementos del estudio.

  37. ¿Cuánto costó SELECT? ¿Quién más financió el estudio y por qué razón?
    El NCI es la dependencia principal del financiamiento de SELECT y ha proporcionado $129 687 000 al SWOG de 1999 a 2011, con $4,5 millones adicionales que contribuyó el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM), también dependencia de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NCI ha financiado también un estudio secundario para ver si los complementos afectaban el crecimiento de pólipos del colon. A los participantes que informaron haberse realizado un examen selectivo de detección para cáncer colorrectal mientras participaban en SELECT se les pidió que firmaran un consentimiento y acuerdo de exención de responsabilidad para sus expedientes médicos. Una vez que se recopilen y revisen todos los informes de los exámenes de detección, los investigadores estudiarán e informarán los resultados.

    Además, estudios secundarios fueron financiados por otros tres institutos de los NIH:

    • El Instituto Nacional de la Senectud (NIA) ha proporcionado casi $7 millones para el estudio Prevention of Alzheimer’s Disease with Vitamin E and Selenium (PREADVISE). Este estudio está evaluando si estos complementos pueden ayudar a prevenir la amnesia y la demencia, como sucede en la enfermedad de Alzheimer. Este estudio cerró el reclutamiento en 2009; sin embargo, todavía se hace seguimiento de los participantes de PREADVISE que continúan en seguimiento centralizado.
    • El Instituto Nacional del Ojo (NEI) ha aportado casi $2 millones para el estudio SELECT Eye Endpoints (SEE). La degeneración macular y las cataratas relacionadas con la edad son dos causas principales del deterioro de la vista en estadounidenses ancianos. La degeneración macular es una enfermedad que afecta la visión central y es la causa principal de problemas de la vista y ceguera; cerca de 25% de las personas mayores de 65 años muestran algo de degeneración macular. Las cataratas opacan el lente del ojo que causa vista defectuosa. Más de 50% de los adultos de Estados Unidos de 75 años o más padecen de cataratas de importancia para la vista.
    • El Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre (NHLBI) ha aportado más de $3 millones para el estudio Respiratory Ancillary Study (RAS). El objetivo general de RAS es entender si los complementos que se estudian en SELECT afectan la deficiencia de la función pulmonar que se experimenta al envejecer, la cual es mayor en personas que fuman cigarrillos. Este estudio terminó el reclutamiento en 2007. Los centros que fueron invitados a participar tenían un porcentaje más elevado de fumadores y de ex fumadores que todo el estudio SELECT. (19-20)
  38. ¿En dónde hay más información disponible acerca de SELECT?
    En Estados Unidos y Puerto Rico, llame al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER) para obtener información en inglés o en español. El Servicio de Información sobre el Cáncer puede también responder las llamadas realizadas por medio del servicio para personas sordas o con problemas para oír.

El SWOG (anteriormente Grupo Oncológico del Suroeste) es una red de más de 4 000 investigadores en más de 500 instituciones que diseñan y llevan a cabo estudios clínicos para mejorar la práctica médica, con el fin de prevenir, detectar y tratar el cáncer y para mejorar la calidad de vida de los supervivientes de cáncer. Para obtener más información, vaya a http://www.swog.org –seleccione la opción SELECT.

Para obtener información acerca de los estudios clínicos sobre SELECT, vaya a http://www.cancer.gov/clinicaltrials/noteworthy-trials/SELECT/page1.

Para obtener información acerca de los exámenes selectivos de detección, diagnóstico y tratamiento del cáncer de próstata, vaya a http://www.cancer.gov/espanol/tipos/prostata.

Para ver imágenes de la próstata, de las estructuras química y de cristal de la vitamina E, y de las cápsulas de selenio y de vitamina E, y para ver el comunicado de prensa original del 2001 acerca de la apertura del estudio, vaya a: http://www.cancer.gov/espanol/noticias/estudio-clinico-SELECT.

Bibliografía:

(1)        Lippman SM, Goodman PJ, Klein EA, et al. Designing the selenium and vitamin E cancer prevention trial. JNCI 2005; 97(2):94-102.

(2)        Lippman SM, Klein EA, Goodman PJ, et al. Effect of selenium and vitamin E on risk of prostate cancer and other cancers. JAMA 2009; 301(1). Published online December 9, 2008. Print edition January 2009.

(3)        EA Klein, IM Thompson, CM Tangen, et al. Vitamin E and the Risk of Prostate Cancer: Results of The Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial (SELECT). JAMA 2011; 306(14) 1549-1556.

(4)        Howlader N, Noone AM, Krapcho M, et al (eds). SEER Cancer Statistics Review, 1975-2008, National Cancer Institute. Bethesda, MD, http://seer.cancer.gov/csr/1975_2008, based on November 2010 SEER data submission, posted to the SEER web site, 2011.

(5)        Yusuf S, Dagenais G, Pogue J, et al. Vitamin E supplementation and cardiovascular events in high risk patients. The Heart Outcomes Prevention Evaluation Study Investigators.       New England Journal of Medicine. 2000;342:154-60.

(6)        Sesso HD, Buring JE, Christen WG, et al.  Vitamins E and C in the prevention of cardiovascular disease in men: the Physicians' Health Study II randomized controlled trial. JAMA. 2008; 300(18):2123-33.

(7)        Lee IM, Cook NR, Gaziano JM, et al. Vitamin E in the primary prevention of cardiovascular disease and cancer: the Women's Health Study: a randomized controlled trial.  JAMA. 2005; 294(1):56-65.

(8)        Lonn E, Bosch J, Yusuf S, et al. Effects of long-term vitamin E supplementation on cardiovascular events and cancer: A randomized controlled trial. JAMA 2005; 293(11):1338-1347.

(9)        Miller ER III, Pastor-Barriuso R, Dalal D, et al. Meta-analysis: High-dosage vitamin E supplementation may increase all-cause mortality. Annals of Internal Medicine 2005; 142(1):37-46.

(10)      Heinonen OP, Albanes D, Virtamo J, et al. Prostate cancer and supplementation with alpha-tocopherol and beta-carotene: Incidence and mortality in a controlled trial. JNCI 1998; 90(6):440-446.

(11)      Clark LC, Combs GF Jr., Turnbull BW, et al. Effects of selenium supplementation for cancer prevention in patients with carcinoma of the skin. A randomized controlled trial: Nutritional Prevention of Cancer Study Group. JAMA 1996; 276(24):1957-1963.

(12)      Duffield-Lillico AJ, Reid ME, Turnbull BW, et al. Baseline characteristics and the effect of selenium supplementation on cancer incidence in a randomized clinical trial: A summary report of the Nutritional Prevention of Cancer Trial. Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention 2002; 11(7):630-639.

(13)      Duffield-Lillico AJ, Slate EH, Reid ME, et al. Selenium supplementation and secondary prevention of nonmelanoma skin cancer in a randomized trial. JNCI 2003; 95(19):1477-1481.

(14)      Stranges et al. Effects of Long-Term Use of Selenium Supplements on the Incidence of Type 2 Diabetes. Annals of Internal Medicine; 147:217-233, 2007.

(15)      Bleys J et al. Serum Selenium and Diabetes in U.S. Adults. Diabetes Care; 30:829-834, 2007.

(16)      Rajpathak et al. Toenail Selenium and Cardiovascular Disease in Men with Diabetes. Journal of the American College of Nutrition; 24: 250-256, 2005.

(17)      Czernichowet et al. Antioxidant supplementation does not affect fasting plasma glucose in the Supplementation with Antioxidant Vitamins and Minerals (SU.VI.MAX) study in France: association with dietary intake and plasma concentrations. American Journal of Clinical Nutrition; 84:395-9, 2006.

(18)      Thompson IM, Goodman PJ, Tangen CM, et al. The influence of finasteride on the development of prostate cancer. New England Journal of Medicine 2003; 349:215-224.

(19)      Cassano PA, Arnold KB, Guertin K, et al. Effect of vitamin E and selenium on incidence of physician-diagnosed COPD: the selenium and vitamin E cancer Prevention trial (SELECT).  American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine 2010; 181:A6765.

(20)      Cassano PA, Guertin KA, Kristal AR, et al. Effect of vitamin E and selenium on rate of decline in FEV 1: the respiratory ancillary study to the Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial. American Thoracic Society 2011 annual meeting.