¿Prequntas sobre el cáncer?
Comunicado de prensa del NCI

Se evitaron cerca de 800 000 muertes debido al descenso en tabaquismo

  • Publicación: 14 de marzo de 2012

En esta foto en blanco y negro, el director general de sanidad, doctor Luther Terry, se dirige al público de la conferencia de prensa desde el estrado, (el público no aparece en la foto). Dos hileras de hombres están sentados en sillas plegadizas detrás de él. Los programas y las estrategias del siglo XX para el control del tabaco fueron responsables de la prevención de más de 795 000 muertes por cáncer de pulmón en Estados Unidos de 1975 al 2000, según indica un análisis financiado por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI), que forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).

Según el análisis, si el consumo de cigarrillos en este país hubiese desaparecido por completo después de la publicación del primer informe del Director General de Sanidad sobre el tabaquismo y la salud en 1964, se habrían evitado las muertes por cáncer de pulmón de un total de 2,5 millones de personas en los 36 años posteriores a dicho informe.  Los resultados de este estudio se publicaron en Internet el 14 de marzo de 2012, en la revista Journal of the National Cancer Institute.

“Estos hallazgos ilustran de manera contundente el impacto devastador del consumo de tabaco en nuestro país y los inmensos beneficios que se obtienen al reducir los índices de tabaquismo”, afirmó el doctor Robert Croyle, director de la División de Control del Cáncer y Ciencias Demográficas del NCI.  "Aunque se han logrado grandes avances, no podemos disminuir nuestros esfuerzos. La prevención y el cese del consumo de tabaco continúan siendo prioridades vitales para la comunidad médica, la científica y la de salud pública”.

Los investigadores, integrantes de la red Cancer Intervention and Surveillance Modeling Network, CISNET patrocinada por el NCI, utilizaron un enfoque de modelado comparativo en el que se crearon reseñas detalladas del consumo de cigarrillos de personas nacidas de 1890 a 1970, y luego relacionaron estas reseñas con la mortalidad por cáncer de pulmón en modelos matemáticos. Mediante el uso de estos modelos, los investigadores pudieron calcular el impacto de los cambios en los patrones de tabaquismo causados por actividades para el control del tabaco sobre las muertes por cáncer de pulmón durante el período de 1975 al 2000.   Desde el informe de 1964, los programas para el control del tabaco en Estados Unidos han incluido restricciones para fumar en lugares públicos, aumentos en los impuestos al consumo de cigarrillos, restricciones para el acceso de menores a cigarrillos y programas para aumentar la toma de conciencia pública respecto a los efectos nocivos del tabaquismo.

"Este es el primer intento para cuantificar el impacto de los cambios en las conductas relacionadas con el tabaquismo sobre la mortalidad por cáncer de pulmón con base en una reconstrucción detallada de las reseñas del consumo de cigarrillos”, comentó el autor principal, doctor Suresh Moolgavkar, del Centro Oncológico de Investigación Fred Hutchinson en Seattle.   “Los métodos concebidos como parte de esta investigación deberán resultar de un valor incalculable para otros investigadores interesados en los efectos adversos del consumo de cigarrillos para la salud”.

Este gráfico presenta los índices de mortalidad por cáncer de pulmón de 1975 al 2000, bajo los tres escenarios estudiados por los investigadores; i. e., Sin control del tabaco, Control real del tabaco y Control total del tabaco. Este gráfico ofrece datos de hombres de Estados Unidos.En el estudio, los investigadores crearon tres escenarios.   En el primero, llamado control real del tabaco, usaron datos de conductas reales de consumo de tabaco de hombres y mujeres en Estados Unidos.   El segundo, llamado sin control del tabaco, pronosticó las conductas de consumo de tabaco que habrían existido si no se hubiera puesto en vigencia alguna política para el control del tabaco.  En el tercero, llamado control total del tabaco, los investigadores examinaron el posible resultado si el tabaquismo hubiera desaparecido de Estados Unidos a partir de 1965, el primer año completo después de que se publicó el informe de 1964 del Director General de Sanidad sobre el tabaquismo y la salud.

La diferencia entre las muertes por cáncer de pulmón en el escenario sin control del tabaco y la suma de muertes reales por cáncer de pulmón proporcionaron un cálculo aproximado del número de muertes por cáncer de pulmón que se evitaron como resultado de las actividades para el control del tabaco.   Esta diferencia está representada en dos gráficos que acompañan a este comunicado de prensa, basados en datos de la Universidad de Yale, la cual creó uno de los modelos que se usaron en este análisis.  Los investigadores calcularon que, sin programas ni políticas para el control del tabaco, otros 552 000 hombres y 243 000 mujeres habrían muerto por cáncer de pulmón de 1975 al 2000.

Este gráfico presenta los índices de mortalidad por cáncer de pulmón de 1975 al 2000, bajo los tres escenarios estudiados por los investigadores; i. e., Sin control del tabaco, Control real del tabaco y Control total del tabaco. Este gráfico ofrece datos de mujeres de Estados Unidos.Del mismo modo, la diferencia entre el escenario sin control del tabaco y el escenario de control total del tabaco proporciona un cálculo de muertes por cáncer de pulmón que podrían haberse evitado si todas las personas que fumaban hubieran dejado de hacerlo en 1965 y nadie hubiera comenzado a fumar.  Si los programas para el control del tabaco hubieran sido completamente exitosos, se habrían evitado otros 1,7 millones de muertes por cáncer de pulmón de 1975 a 2000.   En total, si el tabaquismo hubiera desaparecido totalmente en 1965, 2,5 millones menos de personas habrían muerto por cáncer de pulmón (1,6 millones de hombres y 883 000 mujeres).

“Se puede prevenir una mayoría arrolladora de muertes por cáncer de pulmón al eliminar el consumo de cigarrillos”, afirmó el autor del estudio, doctor Eric Feuer, jefe de la unidad de Metodología y Aplicaciones Estadísticas del NCI.   “El progreso que se ha llevado a cabo, mediante programas y estrategias de control del tabaco, en la reducción de muertes por cáncer de pulmón representa casi un tercio del progreso que se podría haber logrado si el consumo de cigarrillos hubiera cesado por completo en 1965.   Este resultado indica que, aunque se han logrado grandes avances en el control del tabaco y evitado cientos de miles de muertes por cáncer de pulmón en Estados Unidos, los esfuerzos continuados y mejorados tienen el potencial de evitar aún más muertes”.

Los cálculos de los investigadores solo llegan hasta el año 2000 porque, al inicio del proyecto, no estaban disponibles datos suficientemente detallados para los años más recientes.   Sin embargo, se puede inferir que se han evitado otras más muertes por cáncer de pulmón a partir del año 2000, porque según investigaciones previas, los índices de tabaquismo entre adultos de EE.UU. han seguido disminuyendo, descendiendo de 23.2% en 2000 a 20.6% en 2008, y se han estabilizado en los últimos años.   Investigaciones previas indican que gran parte de la baja en los índices de tabaquismo se puede atribuir a las políticas de control del tabaco.   Además, si bien están fuera del objetivo del artículo de la revista, los índices de otros cánceres relacionados con el tabaquismo y de enfermedades relacionadas con el tabaquismo, tales como enfermedades cardiovasculares y respiratorias, han disminuido debido a programas y políticas para el control del tabaco.

En 2011, los investigadores que llevaron a cabo el Estudio Nacional de Exámenes de Pulmón, NLST descubrieron que al administrar exámenes selectivos de detección a fumadores empedernidos con TC espiral de baja dosis se reducía 20% la mortalidad por cáncer de pulmón, en comparación con la radiografía convencional de tórax (para obtener más información, vea el comunicado de prensa sobre este estudio).    Según los autores, aun con los beneficios potenciales de mortalidad relacionados con los exámenes selectivos de detección, la implementación continua de políticas, programas y servicios para el control del tabaco con base en evidencia sigue siendo un enfoque fundamental para reducir el gravamen del cáncer de pulmón.

CISNET es un consorcio de investigadores patrocinados por el NCI que usan el modelado estadístico para mejorar nuestro entendimiento de las intervenciones para el control del cáncer en lo que respecta a prevención, exámenes de detección y tratamiento.   Este método de modelado, el cual ha sido validado en varios estudios previos, puede usarse para orientar la investigación y las prioridades de salud pública.   La red está trabajando en un proyecto para estudiar la eficacia de los exámenes selectivos de detección de cáncer de pulmón en fumadores de grupos etarios y niveles de exposición diferentes, con base en los resultados del beneficio de la exploración por TC espiral que se obtuvieron en el NLST para fumadores empedernidos.

Los resultados abordados en el artículo se basan en seis modelos diferentes, diseñados por miembros de la red CISNET.   Los centros que crearon estos modelos son el Erasmus Medical Center, de los Países Bajos; el Fred Hutchinson Cancer Research Center, de Seattle; el Pacific Institute for Research and Evaluation, de Calverton, Maryland; el Rice University-M.D. Anderson Cancer Center, de Houston; la Massachusetts General Hospital-Harvard Medical School, de Boston; y la Yale University, de New Haven, Connecticut. Se publicará más información sobre la creación de modelos en una publicación posterior de Risk Analysis, una revista internacional.

La División de Control del Cáncer y Ciencias Demográficas del NCI financió la investigación por medio de las subvenciones CA097415, CA097432, CA097450, CA097431, CA097416, CA097337, CA152956, CA126147 y CA133141.

###

Para obtener más información sobre CISNET, visite http://cisnet.cancer.gov/index.html

Para obtener más información sobre la División de Control del Cáncer y Ciencias Demográficas del NCI, visite http://cancercontrol.cancer.gov.

El Instituto Nacional del Cáncer dirige el Programa Nacional de Cáncer y el esfuerzo de los Institutos Nacionales de la Salud para reducir drásticamente el gravamen del cáncer y mejorar las vidas de los pacientes con cáncer y de sus familias, por medio de investigación de la prevención y de la biología del cáncer, de la creación de nuevas intervenciones y de capacitar y proveer mentores a nuevos investigadores.   Para obtener más información sobre el cáncer, visite, por favor, el sitio web del NCI en http://www.cancer.gov/espanol o llame al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), la dependencia de investigación médica del país, están compuestos por 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.  NIH es la principal dependencia federal que lleva a cabo y apoya la investigación básica, clínica y médica e investiga las causas, tratamientos y curas tanto de enfermedades comunes como de enfermedades poco comunes.  Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite www.nih.gov.

Bibliografía Moolgavkar SH, Holford TR, Levy DT, Kong CY, Foy M, Clarke L, Jeon J, Hazelton W, Meza R, Schultz F, McCarthy W, Boer R, Gorlova O, Gazelle GS, Kimmel M, McMahon PM, de Koning HJ, Feuer EJ. Impact of the Reduction in Tobacco Smoking on Lung Cancer Mortality in the U.S. over the Period 1975-2 000. JNCI. Mar. 14, 2012.