Boletin
 
3 de enero de 2013 • Volumen 5 - Edición 1

> Artículo en inglés

En busca de un mejor proceso de detección del cáncer

La realización de exámenes de detección es un proceso complejo, y pueden ocurrir fallas en cualquier de sus etapas, desde los exámenes y el diagnóstico hasta las remisiones a tratamiento. Y aun cuando no siempre son claras las razones por las cuales el proceso falla algunas veces, se podrían alcanzar mejoras significativas en general si se entendieran más los enfoques de los exámenes de detección.

Una mujer mientras se practica una mamografía
Los investigadores de PROSPR están tratando de determinar si las mujeres están recibiendo el tipo más adecuado de exámenes de detección del cáncer.

El proyecto conocido como PROSPR (Investigación basada en la Población para Mejorar la Detección a través de Regímenes Personalizados) podría arrojar algunas respuestas en los próximos años. Esta iniciativa de investigación auspiciada por el NCI tiene como objetivo mejorar el proceso de detección del cáncer en todos aquellos que reúnen las condiciones para optar por pruebas de detección particulares, incluidas las poblaciones subatendidas.

"Es importante entender qué pasos podrían fallar en el proceso, pues estas fallas son el tipo de cosas que causan desigualdades en la detección del cáncer", dijo la investigadora de PROSPR, doctora Jennifer Haas, del hospital Brigham and Women’s Hospital en Boston.

Los investigadores se dedicarán a buscar mejores maneras de practicar los exámenes de detección en ambientes comunitarios. En siete lugares en los Estados Unidos, los investigadores estudiarán la detección de tres cánceres (mama, cuello uterino y colorrectal) para los cuales son más sólidos los indicios científicos de los beneficios posibles de estos tipos de exámenes.

"En los Estados Unidos hacemos mucho trabajo de exámenes de detección del cáncer, y existe un cúmulo de pruebas científicas que indican que no lo hacemos tan bien como deberíamos", dijo una de las líderes del proyecto, la doctora Carrie Klabunde, de la División de Control del Cáncer y Ciencias de la Población (DCCPS) del NCI.

El doctor Douglas Corley, investigador de PROSPR, del Instituto de Investigación de la Fundación Kaiser, añadió que "este proyecto analizará todo el recorrido del proceso de detección del cáncer a fin de entender en su totalidad la manera como la gente vive este proceso y determinar dónde están los problemas".

Realización de exámenes de detección en las poblaciones vulnerables

Uno de los sitios principales donde se realiza el estudio sobre el proceso de detección del cáncer colorrectal es Dallas. En esta ciudad los investigadores harán seguimiento por un período de 5 años a más de 30 000 residentes no asegurados o subasegurados, atendidos en una docena de centros médicos. Estos centros médicos ofrecen atención médica primaria, incluidos los exámenes de detección del cáncer, independientemente de la capacidad de pago o del estatus inmigratorio de una persona.

"Al cabo de varios años tendremos un cúmulo de conocimientos acerca de la mejor manera de hacer exámenes de detección en una población grande, vulnerable y con poca cobertura de seguro", predijo la doctora Celette Skinner, del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas. "Compartiremos esto con otros sistemas de atención médica que ofrecen este tipo de servicios de respaldo".

En un estudio que ya está en curso, los participantes están utilizando computadoras con pantallas táctiles para ayudarlos a evaluar sus propios riesgos de contraer cáncer colorrectal. Según las respuestas del usuario a las preguntas sobre antecedentes familiares y médicos, un programa informático les recomienda, por ejemplo, realizarse un examen de heces o ir directamente a hacerse una colonoscopia.

"Por un lado, estamos tratando de evitar el subuso de los exámenes de detección y, por el otro, el sobreuso de éstos exámenes", dijo la doctora Skinner. Un ejemplo del sobreuso sería cuando una persona que se ha sometido a una colonoscopia que no detectó ningún pólipo precanceroso y no necesitará realizarse exámenes por una década, se siga practicando una colonoscopia cada varios años.

Factores que inciden en los resultados de los exámenes de detección

Los investigadores de PROSPR en California están estudiando un aspecto diferente de los factores relacionados con la colonoscopia que inciden en los resultados finales. Esto es posible gracias a una base de datos de información médica de 6 millones de residentes de California que están asegurados a través de Kaiser Permanente.

"Tenemos acceso a información detallada sobre estos pacientes, tales como las medicinas que estaban tomando cuando se les practicaron los exámenes de detección", señaló el doctor Corley.

Su equipo analizará los factores que pudieran incidir en los resultados finales de los exámenes de detección del cáncer, entre ellos, la raza, el sexo, el grupo étnico y la salud general de una persona. También se considerarán las instrucciones que recibió una persona antes de que se le practicaran los exámenes de detección y la hora del día cuando se le practicaron los mismos.

"La ventaja de PROSPR es que podemos ver las contribuciones de cada paso en el proceso de los exámenes de detección", explicó el doctor Corley. "Esto nos permitirá aprovechar al máximo los beneficios del trabajo tendientes a aumentar la eficacia de los exámenes de detección del cáncer".

Todos los investigadores de PROSPR están añadiendo sus resultados a un sistema central, el cual se convertirá en un recurso en este campo.

Una herramienta de detección para cada tipo de cáncer

Mientras tanto, investigadores en Filadelfia está tratando de determinar si las mujeres están recibiendo el tipo más adecuado de exámenes de detección del cáncer de mama. En esta sede de PROSPR se atiende a una población que es 40 por ciento afroamericana.

La ventaja de PROSPR es que podemos ver las contribuciones de cada paso en el proceso de los exámenes de detección.

—Dr. Douglas Corley

"Hemos logrado algunos avances en la reducción de la mortalidad por cáncer de mama, pero aún nos queda mucho por hacer", dijo una de las líderes, la doctora Katrina Armstrong, del Centro Oncológico Abramson de la Universidad de Pensilvania, "Y entre las mujeres afroamericanas, no sabemos con claridad si las herramientas que tenemos para la detección temprana están funcionando como deberían hacerlo.

Los investigadores están comparando los índices de positivos falsos asociados a los diferentes tipos de mamografía digital en la población que ellos atienden. Las mujeres negras son más susceptibles que las blancas a contraer cáncer de mama triple negativo, el cual es difícil de tratar, y algunos tipos de mamografía podrían ser mejores que otros para detectar esta enfermedad, según dijo la doctora Armstrong.

"La pregunta del millón de dólares es: ¿Podemos determinar cómo funcionan las diferentes modalidades de exámenes de detección en diferentes subtipos de cáncer de mama?", dijo.

Esta información, si estuviera disponible, podría utilizarse para mejorar la detección del cáncer de mama entre las mujeres y reducir los índices de positivos falsos.

Otro proyecto de detección del cáncer de PROSPR evaluará una intervención que busca mejorar el diálogo entre los pacientes y sus médicos acerca del riesgo de contraer cáncer. Según se desprende de estudios anteriores, las mujeres blancas que no son altamente susceptibles a contraer cáncer de mama tienden a sobrestimar el riesgo de contraer la enfermedad, mientras que las mujeres negras, que podrían ser altamente susceptibles, tienden a subestimar el riesgo.

El nuevo proyecto estudiará una intervención que tiene como objetivo promover autoevaluaciones más precisas del riesgo. La doctora Haas y sus colegas darán información sobre el riesgo de contraer cáncer de mama a algunas participantes en un estudio clínico con distribución al azar pequeño antes de que éstas vean a sus médicos.

"Si una persona no cree que es propensa a contrae cáncer de mama, entonces es probable que no se le recomiende practicarse exámenes de detección", dijo la doctora Haas. "Nosotros esperamos que esta intervención mueva a los dos grupos hacia el centro y reduzca las diferencias en relación con el riesgo autopercibido".

Ambientes realistas para los exámenes de detección

La realización de exámenes de detección en la comunidad es diferente a lo que ocurre en los estudios clínicos con distribución al azar cuidadosamente controlados en los cuales se suelen evaluar nuevos exámenes de detección. En dichos estudios, se invita, guía y apoya a los participantes a lo largo del proceso. Pero este apoyo puede que no se dé en la comunidad.

"Sólo porque un examen de detección funciona en un ambiente experimental no significa que siempre funcionará en la comunidad", acotó la doctora Pamela Marcus, de DCCPS, y coordinadora científica del NCI para PROSPR. Por ejemplo, si una persona a quien se le practicaron exámenes de detección recibe un resultado positivo pero no tiene seguro médico, "esa persona podría pasar desapercibida en el sistema".

Este proyecto nos mostrará "los elementos que funcionan y aquellos que no funcionan en el proceso de los exámenes de detección del cáncer", añadió la doctora Marcus. "A partir de ahí podremos abordar estos asuntos y mejorar el proceso".

Edward R. Winstead