Boletin
 
16 de enero de 2013 • Volumen 5 - Edición 2

Se determina que sustituto de fármaco escaso es de inferior calidad

> Artículo en inglés

Varios miembros del Consorcio del Linfoma de Hodgkin Pediátrico recientemente informaron que se estaban obteniendo resultados precarios en pacientes cuyos tratamientos habían sido modificados debido a una escasez de fármacos. Desde 2006, el grupo había tratado a pacientes con linfoma de Hodgkin de riesgo intermedio y alto con el régimen Standford V, una combinación de 7 fármacos. Cuando se hizo imposible encontrar uno de esos fármacos, la mecloretamina (Mustargen), el grupo lo sustituyó por otro fármaco, la ciclofosfamida. Según la literatura especializada disponible, los investigadores creían que los dos fármacos tendrían la misma efectividad. Los resultados fueron publicados en el New England Journal of Medicine, en diciembre pasado.

Pero los investigadores descubrieron que solamente 75 por ciento de los pacientes que recibieron ciclofosfamida sobrevivieron sin evolución después de 2 años, comparados con 88 por ciento entre aquellos que recibieron mecloretamina. Si bien no ha fallecido ninguno de los pacientes incluidos en el estudio, aquellos que sufrieron recaídas se sometieron a tratamientos que implican mayores riesgos de infertilidad y efectos tóxicos prolongados.

"Nuestros resultados parecen indicar que incluso los regímenes sustitutos prometedores deben ser examinados cuidadosamente antes de su adopción, pues lo que pudiera parecer un régimen alternativo adecuado podría arrojar resultados inferiores, una situación intolerable en el caso de personas jóvenes con una enfermedad curable", concluyeron los autores.

Lectura adicional: Escasez continua de fármacos para quimioterapia causa preocupación