Boletin
 
16 de enero de 2013 • Volumen 5 - Edición 2

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Diez años de tamoxifeno reduce las recidivas del cáncer de mama y mejora la supervivencia

> Artículo en inglés

Foto de las personas que asistieron al Simposio de Cáncer de Mama de San Antonio 2012 (Foto cortesía de Todd Buchanan ©2012).
Más de 7 500 personas de más de 90 países asistieron al Simposio sobre Cáncer de Mama de San Antonio, donde se presentaron los resultados del estudio ATLAS. (Foto cortesía de Todd Buchanan ©2012)

Las mujeres con cáncer de mama que toman tamoxifeno (Nolvadex) como terapia adyuvante por 10 años después del tratamiento primario experimentan una mayor reducción de las recidivas de cáncer y de muertes por esta enfermedad que si lo toman solamente por 5 años, según lo indican los resultados de un amplio estudio clínico internacional.

Los hallazgos del estudio ATLAS, presentados en el Simposio sobre Cáncer de Mama de San Antonio (SABCS) y publicados en The Lancet  el 5 de diciembre pasado, seguramente cambiarán la práctica clínica, afirmaron varios investigadores.

Entre 1996 y 2005, se inscribieron en el estudio cerca de 7 000 mujeres con cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos en estadio temprano. Después de que las participantes tomaron tamoxifeno durante 5 años, se seleccionó de manera aleatoria a un grupo que seguiría tomando el fármaco por 5 años más y a otro grupo que dejaría de tomarlo.

Se observó poca diferencia en los resultados entre los dos grupos después de que las mujeres tomaron tamoxifeno por períodos de entre 5 y 9 años. Este resultado concuerda con hallazgos de otros estudios sobre la terapia adyuvante con tamoxifeno, los cuales mostraron que tomar tamoxifeno durante 5 años puede reducir considerablemente el riesgo de recidiva del cáncer y de muerte por esta enfermedad en los primeros años después de la terapia; lo que uno de los investigadores del estudio, el doctor Richard Gray, de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, denominó "efecto de arrastre".

Los resultados con el uso prolongado de tamoxifeno mejoraron solamente después de  alcanzar la marca de los 10 años, explicó el doctor Gray en un comunicado de prensa del SABCS. Entre las mujeres que tomaron tamoxifeno durante 10 años, el riesgo de que el cáncer de mama reapareciera entre 10 y 14 años después de haber comenzado a tomar este fármaco fue 25 por ciento menor que entre las mujeres que lo tomaron durante 5 años, y el riesgo de morir de cáncer de mama fue casi 30 por ciento menor.

En general, en un período de 5 a 14 años después de que las participantes comenzaran el tratamiento con tamoxifeno, el riesgo de que el cáncer reapareciera y el riesgo de morir de cáncer de mama fueron menores entre las mujeres que tomaron tamoxifeno durante 10 años que entre aquellas que lo tomaron por 5 años. (Véase tabla)

Recidiva del cáncer de mama y muerte por esta
enfermedad de 5 a 14 años después de comenzar el tratamiento
adyuvante con tamoxifeno por 5 o 10 años

 

5 años

10 años

Riesgo de recidiva

25,1 por ciento21,4 por ciento

Riesgo de muerte por cáncer de mama

15,0 por ciento12,2 por ciento

El tamoxifeno puede causar efectos secundarios, tales como sofocos, fatiga y aumento del riesgo de coágulos en la sangre y cáncer de endometrio. Sin embargo, no se observó ningún aumento considerable de efectos secundarios graves, tales como incidencia de cáncer de endometrio o muerte, entre las mujeres que tomaron tamoxifeno por un período más largo, informó el doctor Gray. El aumento del riesgo absoluto de muerte por cáncer de endometrio entre las mujeres que tomaron tamoxifeno durante 10 años en comparación con las que lo tomaron por 5 años fue de 0,2 por ciento.

El doctor Gray enfatizó la necesidad de considerar seriamente la relación de riesgo y beneficio de cualquier tratamiento. Sin embargo, sostuvo que, en el caso del tratamiento con tamoxifeno por períodos más largos, los "riesgos son mucho menores que los beneficios".

Hubo al menos un estudio de la terapia con tamoxifeno por períodos más largos que llegó a una conclusión contraria a la del estudio ATLAS. Este estudio, mucho más pequeño (de aproximadamente 1 200 pacientes), fue realizado en Estados Unidos por el National Surgical Adjuvant Breast and Bowel Project (NSABP), entre principios de 1980 y mediados de 1990. El estudio halló que la terapia adyuvante continua con tamoxifeno por más de 5 años no disminuyó las recidivas del cáncer de mama ni las muertes por esta enfermedad.

La razón por la cual los estudios llegaron a conclusiones diferentes no es clara. Sin embargo, dado que el estudio ATLAS fue más grande y tuvo un período de seguimiento más largo, sus resultados son más definitivos, señalaron varios investigadores.

Los resultados del estudio ATLAS tendrán "un impacto inmediato importante en las mujeres premenopáusicas" con cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos en estadio temprano, dijo el doctor Peter Ravdin, del Centro de Ciencias para la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio, quien moderó la reunión informativa con la prensa.

Entre las mujeres que tomaron tamoxifeno durante 10 años, el riesgo de que el cáncer de mama reapareciera entre 10 y 14 años después de haber comenzado a tomar este fármaco fue 25 por ciento menor que entre las mujeres que lo tomaron durante 5 años, y el riesgo de morir de cáncer de mama fue casi 30 por ciento menor.

Esa población de pacientes representa una cantidad considerable de mujeres, aproximadamente entre 30 000 y 35 000 mujeres, a quienes se les diagnostica anualmente cáncer de mama en Estados Unidos. Las mujeres posmenopáusicas con cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos en estadio temprano a menudo reciben tratamiento con inhibidores de la aromatasa después de tomar tamoxifeno.  Sin embargo, los inhibidores de la aromatasa no son eficaces en las mujeres premenopáusicas, explicó el doctor Ravdin, por lo tanto el tamoxifeno es el tratamiento estándar en estas pacientes.

"Ahora podemos decirles a las pacientes premenopáusicas que las pruebas clínicas muestran que 10 años de tamoxifeno es superior a 5 años", dijo el doctor Ravdin. "Y para mí no será un problema decirlo".

Sin embargo, la decisión de usar tamoxifeno por períodos más largos no es tan clara, enfatizó.

Las mujeres con un mayor riesgo de que el cáncer reaparezca mucho después de que la terapia adyuvante finalice (como es el caso de las mujeres cuyo cáncer se había infiltrado en los ganglios linfáticos o que tenían tumores más grandes) "definitivamente serán fuertes candidatas a continuar la terapia con tamoxifeno", dijo. Pero una mujer cuyo riesgo de recidiva es en todo momento bajo "puede que de manera racional decida que no necesita tomar tamoxifeno por más de 5 años", añadió.

Los hallazgos podrían también tener implicaciones en mujeres posmenopáusicas, dijo la doctora Claudine Isaacs, codirectora del programa de cáncer de mama del Centro Oncológico Integral Georgetown Lombardi.

A menudo, a las mujeres posmenopáusicas se les prescribe 5 años de terapia adyuvante con un inhibidor de la aromatasa. (Sin embargo, algunas mujeres reciben tamoxifeno seguido de un inhibidor de la aromatasa por 5 años). Pero, señaló la doctora Isaacs, una buena cantidad de mujeres no pueden tolerar los inhibidores de la aromatasa a causa de sus efectos secundarios y, por lo tanto, los resultados de ATLAS podrían hacer que varios médicos y sus pacientes posmenopáusicas consideren que tomar la terapia adyuvante con tamoxifeno por un tiempo prolongado podría ser una decisión adecuada.

Incluso en las mujeres posmenopáusicas que pueden tolerar los inhibidores de la aromatasa, los resultados del estudio ATLAS plantean otros interrogantes, expresó el doctor Trevor Powles, del Cancer Center London, en la nota editorial adjunta, publicada en The Lancet.

"No se cuenta con ninguna información que indique que el inhibidor de la aromatasa letrozol tomado durante 5 años sea más beneficioso a largo plazo que el tamoxifeno por 10 años, el cual tiene un efecto comprobado en cuanto a la reducción del riesgo de reaparición de la enfermedad y la mortalidad a largo plazo", escribió el doctor Powels.

En una página de su blog "Chemobrain", la superviviente de cáncer de mama y defensora de pacientes, AnneMarie Ciccarella, instó a las mujeres que son candidatas a tomar tamoxifeno, independientemente de su estado menopáusico, a considerar sus opciones cuidadosamente. "Reúnanse con sus médicos. Hagan preguntas. Traten de entender el efecto de este estudio en sus propias circunstancias", escribió. "Recuerden, no existe una respuesta única para todos los casos"

Carmen Phillips

Lectura adicional: Cáncer de mama: hacia una terapia hormonal más personalizada.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >