Boletin
 
31 de enero de 2012 • Volumen 4 - Edición 2

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Un fármaco se muestra prometedor para combatir la leucemia linfocítica crónica difícil de tratar

> Artículo en inglés

Navitoclax, un fármaco experimental que inhibe un grupo de proteínas que fomentan la supervivencia celular, ha mostrado resultados alentadores en un estudio de fase I con pacientes que padecen leucemia linfocítica crónica (LLC), un cáncer difícil de tratar. El fármaco actúa sobre varias proteínas relacionadas de la familia de la BCL2; estas proteínas están presentes en muchos tipos de células tumorales y se encargan de bloquear la tendencia natural de las células anormales de sufrir una destrucción celular programada o apoptosis.

Entre los 26 pacientes que recibieron navitoclax después de una recidiva del cáncer o después de que la enfermedad dejó de responder a otros tratamientos, en nueve se presentó una respuesta parcial y en siete la enfermedad se mantuvo estable por más de 6 meses, informó un equipo de investigación internacional el 19 de diciembre en el Journal of Clinical Oncology. De los 21 pacientes con linfocitosis (un aumento de la cantidad de linfocitos en la sangre) al inicio del estudio, 19 tuvieron una reducción en el número de linfocitos de al menos 50 por ciento. La principal toxicidad limitante de dosis fue trombocitopenia.

Este estudio "brinda la primera validación clínica convincente de la BCL2 como blanco terapéutico útil contra la leucemia linfocítica crónica", escribieron los autores, el doctor Andrew W. Roberts y sus colegas del Hospital Royal Melbourne en Australia.

La respuesta al navitoclax fue “impresionante” si se considera que la administración se hizo con una pauta de monoterapia en pacientes que habían recibido varios tratamientos anteriores, comentó el doctor Peter Hillmen del Instituto Oncológico St. James’s del Reino Unido en un editorial adjunto.

La estrategia que consiste en inhibir los integrantes antiapoptóticos de la familia BCL2 "parece probable que anuncie el inicio de una revolución en el tratamiento de la leucemia linfocítica crónica", continuó el doctor Hillmen. Agregó que el navitoclax es una entre muchas sustancias en fase de investigación, actualmente en desarrollo clínico, que actúa sobre diferentes aspectos biológicos de la leucemia linfocítica crónica. Además, dijo que los siguientes pasos deberán determinar cómo combinar estas nuevas sustancias de la manera más eficaz. "La combinación lógica de estos fármacos promete alterar de manera significativa el tratamiento de la leucemia linfocítica crónica, y podría conducir en última instancia a tratamientos más eficaces y menos tóxicos", escribió el doctor. 

Estudios previos de fase I han demostrado la seguridad y eficacia preliminar de navitoclax en pacientes con linfoma de difícil tratamiento o cáncer de pulmón de células pequeñas, escribió el doctor Loren D. Walensky del Instituto Oncológico Dana-Farber en un artículo adjunto que describe la vía biológica del navitoclax en la leucemia linfocítica crónica. El fármaco ahora "avanza al estudio de fase II como monoterapia y en combinación para combatir la quimiorresistencia del cáncer, puntualizó el doctor.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >