In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?
Boletín del Instituto Nacional del Cáncer
 Página principal del BoletínArchivoContáctenos
  • Publicación: 2 de febrero de 2010

Lenalidomida ayuda a retrasar la evolución del mieloma múltiple

> Lea el artículo en inglés

Los resultados iníciales de un estudio en fase III que probó la lenalidomida (Revlimid) como un componente de tratamiento del mieloma múltiple indican que hay una reducción hasta de 58% en el riesgo de evolución de la enfermedad para los pacientes que usaron el fármaco, según un comunicado de prensa emitido por el NCI. El estudio fue terminado prematuramente porque el comité independiente, el cual vigila los datos y la seguridad y supervisa el estudio, consideró que el estudio demostró que los pacientes que recibieron el fármaco del estudio después de un trasplante autólogo de células madre de la sangre tienen un periodo más largo antes de que el cáncer evolucione al contrario de quienes recibieron un placebo.

La lenalidomida fue producida como una versión más potente aunque más segura de talidomida y ha sido aprobada por la FDA para el tratamiento de síndromes mielodisplásicos. El fármaco ha sido usado también como tratamiento de inducción de primera línea  para el mieloma múltiple, un cáncer que comienza en las células plasmáticas. Después de la terapia de inducción, los pacientes con mieloma casi siempre reciben un trasplante autólogo de células madre, el cual, si es exitoso, puede seguirse con otro fármaco que sirve de tratamiento de mantenimiento para prevenir la recidiva o la evolución de la enfermedad.   

En este estudio clínico (CALGB-100104), de 100 a 110 días después del tratamiento exitoso con melfalán y el trasplante de células madre del paciente, que se obtuvieron antes de la quimioterapia, 460 pacientes que no tenían enfermedad en evolución fueron asignados aleatoriamente a recibir lenalidomida o un placebo y tomaron el fármaco hasta que su enfermedad comenzó a evolucionar. La mayoría de los pacientes que recibieron lenalidomida no mostraron evidencia de evolución de la enfermedad, mientras que la evolución ocurrió en la mitad de los que tomaron un placebo dentro de 778 días. Puesto que el estudio terminó prematuramente, no hay pruebas hasta ahora de un beneficio general de supervivencia.

"Este estudio responde a la importante pregunta de los pacientes con mieloma múltiple con respecto a la terapia de mantenimiento con lenalidomida a partir de 100 días después del trasplante", dijo el investigador principal del estudio doctor Philip L. McCarthy, del Instituto Oncológico Roswell Park y del Grupo B de Cáncer y Leucemia. "Ahora sabemos que la terapia de mantenimiento prolongada con lenalidomida en comparación con el placebo retrasa la evolución de la enfermedad".

El Grupo Cooperativo Oncológico del Este y la Red de Estudios Clínicos de Trasplantes de Sangre y de Médula Ósea también participaron en esta investigación.