Boletin
 
28 de febrero de 2012 • Volumen 4 - Edición 3

Pacientes con cáncer de ovario y mutaciones en BRCA tendrían mejores resultados que las no portadoras

> Artículo en inglés

Un estudio extenso realizado en varios centros de salud muestra que los índices de supervivencia en las mujeres con cáncer de ovario portadoras de mutaciones en el gen BRCA1 o el BRCA2 son más altos que en las mujeres que no son portadoras de estas mutaciones. El estudio también es el primero en ofrecer claros indicios de que el pronóstico en relación con el cáncer de ovario es mejor en las mujeres con mutaciones en BRCA2 que en las mujeres con mutaciones en BRCA1. Los resultados fueron publicados en línea en la revista JAMA.

Las mutaciones hereditarias en BRCA1 y BRCA2 son los factores conocidos de riesgo genético más estrechamente asociados al cáncer de mama y al cáncer epitelial de ovarios, la forma más frecuente de cáncer de ovario. Estas mutaciones se encuentran entre 6 y 15% de las mujeres con cáncer epitelial de ovarios. El pronóstico relativo en las mujeres portadoras de las mutaciones en los genes BRCA comparado con el pronóstico en mujeres que no son portadoras de dichas mutaciones aún no es claro debido a que los estudios han arrojado resultados divergentes.

"Debido a que, de por sí, las mutaciones en BRCA son raras, y a que el cáncer de ovario es relativamente poco común, es difícil diseñar estudios que sean lo suficientemente extensos como para ofrecer indicios definitivos sobre este tema", explicó la autora principal, doctora Kelly Bolton, quien estudia medicina en la UCLA y está afiliada al Laboratorio de Genómica Aplicada en la División de Epidemiología del Cáncer y Genética del NCI.

La doctora Bolton y sus colegas combinaron datos de 26 estudios de investigación clínica alrededor del mundo sobre la supervivencia en las mujeres con cáncer de ovario. Esto incluyó datos de 1 213 mujeres con mutaciones heredadas bien sea en BRCA1 o en BRCA2,  y 2 666 mujeres sin dichas mutaciones. Las mujeres recibieron controles de seguimiento varias veces entre 1987 y 2010.

El análisis del equipo de investigadores mostró que el índice de supervivencia general a 5 años en las mujeres con cáncer de ovario fue 36% entre las no portadoras de las mutaciones, 44% entre las mujeres portadoras de las mutaciones en BRCA1, y 52% en aquellas con mutaciones en BRCA2. Después de hacer los ajustes por estadio y grado del tumor de una paciente al momento del diagnóstico y de tomar en cuenta otros factores que podrían incidir en el pronóstico, los investigadores determinaron que las portadoras de la mutación en BRCA2 tienen dos veces más probabilidad de sobrevivir que las no portadoras en los cinco años siguientes al diagnóstico, mientras que las portadoras de la mutación en BRCA1 tienen un 37% más probabilidad de sobrevivir en los cinco años siguientes al diagnóstico en comparación con las no portadoras.

"Nuestros hallazgos respaldan aún más la idea de que hay diferencias biológicas entre los tumores de las portadoras de las mutaciones en BRCA1 y BRCA2 y que estos deben ser tratados de manera diferente", dijo la doctora Bolton. "Es verdaderamente importante tener esto en cuenta durante el diseño de un estudio clínico, especialmente si se están estudiando fármacos tales como los inhibidores de PARP, cuyo efecto es actualmente objeto de estudio en las portadoras de las mutaciones en BRCA1 y BRCA2".

A la larga, los resultados podrían ser utilizados por lo médicos a la hora de asesorar a las pacientes con cáncer de ovario acerca del posible pronóstico de la enfermedad, sin embargo, se necesita realizar más estudios al respecto, añadió la doctora Bolton.