Boletin
 
27 de marzo de 2012 • Volumen 4 - Edición 4

Nivel elevado de plaquetas se vincula a baja supervivencia en el cáncer de ovario

> Artículo en inglés

Los niveles excesivamente altos de plaquetas están asociados a una baja supervivencia en mujeres con cáncer de ovario, de acuerdo con los resultados de un nuevo estudio. Financiado en parte por el NCI, el estudio demostró que las mujeres con niveles elevados de plaquetas (trombocitosis) presentaban supervivencia sin evolución y supervivencia general considerablemente peores, y tenían una mayor probabilidad de presentar cáncer avanzado en el momento del diagnóstico, que las mujeres con niveles de plaquetas normales. Los resultados fueron publicados el 16 de febrero en el New England Journal of Medicine.

Los investigadores identificaron la asociación entre la trombocitosis y la supervivencia mediante el análisis de muestras de sangre de más de 600 mujeres con cáncer de ovario. Los resultados se confirmaron en experimentos con ratones modelo de cáncer de ovario e indicaron la presencia de un posible mecanismo por el cual los tumores pueden causar el aumento del nivel del plaquetas.

De acuerdo con el autor principal del estudio, el doctor Anil Sood del Centro Oncológico M. D. Anderson de la Universidad de Texas, los resultados señalan nuevas opciones posibles de tratamiento para el cáncer de ovario, e indican la posibilidad de que los niveles de plaquetas sirvan como marcadores para el diagnóstico y el pronóstico. "Necesitamos trabajar mucho más para evaluar con mayor profundidad todos estos resultados y construir sobre esa base", advirtió.

Los investigadores encontraron que la trombocitosis también está asociada a niveles elevados de trombopoyetina, una hormona que regula la producción de plaquetas, y de citosina interleucina-6 (IL-6), que puede incrementar la producción de trombopoyetina.

En los experimentos con los ratones modelo, el equipo de investigación halló que la IL-6 secretada por las células tumorales y la trombopoyetina son componentes cruciales de un "mecanismo de prealimentación" que fomenta la trombocitosis y el crecimiento tumoral. También indicaron que un anticuerpo monoclonal en fase de investigación que se dirige a la IL-6, llamado siltuximab, disminuyó el crecimiento tumoral de los ovarios en ratones, y que siltuximab fue aún más eficaz cuando se usó en combinación con el fármaco de quimioterapia paclitaxel.

En un estudio clínico pequeño, que formó parte de un estudio más grande de varias instituciones, el tratamiento de 3 semanas con siltuximab redujo de manera considerable los niveles de plaquetas en 18 mujeres con cáncer de ovario.

Se están realizando más estudios, explicó el doctor Sood, incluidos aquellos que se enfocan más detenidamente en la forma en que las plaquetas fomentan el crecimiento tumoral. Otros estudios clínicos de etapas iniciales se están planificando para evaluar tratamientos con anti-IL-6 en mujeres con cáncer de ovario, señaló el doctor Sood.