Boletin
 
27 de marzo de 2012 • Volumen 4 - Edición 4

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Gases de escape pesado de motores diesel asociados a muertes por cáncer de pulmón entre mineros

> Artículo en inglés

Equipos accionados con combustible diésel utilizados en la minería subterránea.Los gases de escape de equipos accionados con combustible diesel que se usan en las minas subterráneas podrían aumentar el riesgo de cáncer de pulmón entre los mineros.

Los largamente esperados resultados de un estudio epidemiológico de trabajadores de minas no metálicas parecen indicar que la exposición a los gases de escape de equipos accionados por combustible diesel en las minas está asociada a un aumento del riesgo de cáncer de pulmón. En el estudio incluso la exposición a niveles moderados de gases de escape de motores diesel estuvo asociada a un riesgo un tanto elevado de muerte por cáncer de pulmón entre los mineros subterráneos, informaron los investigadores el 2 de marzo en la revista Journal of the National Cancer Institute (Véanse el primer análisis, el segundo análisis y el comentario editorial).

Los hallazgos aparecen en un estudio en el cual se analiza el efecto de los gases de escape de motores diesel en los mineros titulado Diesel Exhaust in Miners Study (DEMS). Dado a conocer en 1992 por investigadores del NCI y el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional (NIOSH), el estudio tenía como objetivo aclarar la relación entre la exposición a los gases de motores diesel y el riesgo de muerte por cáncer de pulmón. El DEMS incluye a más de 12 000 mineros expuestos a diferentes niveles de gases de escape de motores diesel.

A partir de los datos recaudados, los investigadores llegaron a la conclusión de que la probabilidad de morir de cáncer de pulmón era más alta entre los trabajadores de las minas subterráneas expuestos a los niveles más altos de gases de escape de motores diesel que entre aquellos que trabajan en las minas a cielo abierto y aquellos que operan en minas subterráneas y están expuestos a niveles más bajos de gases de escape de motores diesel.

“Los resultados también muestran que el riesgo de morir de cáncer de pulmón fue más alto mientras mayor fue la exposición a los gases de escape de motores diesel“, dijo uno de los investigadores principales, el doctor Michael Attfield, quien en el pasado trabajó en NIOSH. Este fenómeno se conoce como relación exposición y respuesta, explicó. 

Muchos estudios, ningún consenso

Los gases de escape de los motores diesel contienen partículas finas que entran en el organismo a través de la nariz y la boca y pueden dejar depósitos en los pulmones. Sin embargo, los resultados no aportaron indicios claros a pesar de que ya se habían realizado alrededor de 35 estudios sobre el riesgo de cáncer de pulmón vinculado a los gases de escape de motores diesel.

"Los resultados muestran que el riesgo de morir de cáncer de pulmón fue más alto mientras mayor fue la exposición a los gases de escape".

—Doctor Michael Attfield

La mayoría de los estudios indica un aumento modesto pero sistemático del riesgo de cáncer de pulmón asociado a esta exposición. Sin embargo, muchos de estos estudios tenían serias limitaciones. En algunos casos, los investigadores infirieron los niveles de exposición basados en la ocupación de una persona, como por ejemplo, conductor de camión, en lugar de cuantificar las exposiciones reales de las personas que participaron en el estudio.

Para subsanar estas limitaciones, la doctora Debra Silverman de la División de Genética y Epidemiología del Cáncer (DCEG), el doctor Attfield y sus colegas diseñaron dos estudios basados en el DEMS. El primer análisis se llevó a cabo en la cohorte completa de 12 315 mineros de ocho minas no metálicas en los Estados Unidos. (Los análisis no incluyeron a trabajadores de minas metálicas porque a menudo éstos están expuestos al radón, el cual puede contribuir al riesgo de cáncer de pulmón y sus efectos se confunden con los efectos de los gases de escape de motores diesel).

Los investigadores hicieron un cálculo cuantitativo de la exposición ocupacional de cada participante a los gases de escape de motores diesel valiéndose de muchas fuentes de información provenientes de los archivos de la compañía y muestras de aire tomadas en siete de las ocho minas. Además, revisaron los documentos sobre los inventarios de equipos diesel en cada una de las minas. La información así recogida incluyó el año cuando se comenzó a utilizar cada máquina y los datos sobre ventilación a través de los años.

El análisis de la cohorte completa mostró aumentos estadísticamente significativos del riesgo de morir de cáncer de pulmón entre los trabajadores de las minas subterráneas a medida que aumentaba el nivel de la exposición a los gases de escape de los motores diesel, especialmente entre aquellos que tenían más de 5 años trabajando en ese ambiente.

Tabaquismo y los gases de escape de motores diesel: una interacción desconcertante

Uno de los hallazgos inesperados del análisis de casos y controles fue una aparente interacción entre el hábito de fumar y los gases de escape de motores diesel entre los trabajadores altamente expuestos a estos gases. Cada uno de estos factores fue atenuado por la presencia del otro factor.

"Esto fue muy interesante", dijo la doctora Silverman, quien hizo notar que el hallazgo es el primero en indicar una interacción de este tipo y que debe reproducirse en otras poblaciones.

Los investigadores ofrecieron una serie de teorías posibles para explicar la disminución del riesgo entre los fumadores expuestos a altos niveles de gases de escape de motores diesel. "Quizás se deba a que los fumadores son capaces de eliminar las partículas de estos gases de sus pulmones mejor que los no fumadores", dijo la doctora Silverman.

En el segundo análisis, los investigadores realizaron un estudio de casos y controles anidado, en el cual se compararon las personas que murieron de cáncer de pulmón en la cohorte completa con las personas agrupadas en los grupos de control de la cohorte. Los investigadores recogieron datos adicionales sobre los 198 trabajadores que participaron en el estudio y que murieron a causa de esta enfermedad, así como las personas en los grupos que sirvieron de comparación. Estos datos incluían información sobre el hábito de fumar entre los trabajadores, empleo en trabajos asociados a un alto riesgo de cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias no malignas. La información sobre el hábito de fumar y otros factores se obtuvo de las entrevistas con parientes próximos de los trabajadores.

Después de tomar en cuenta el hábito de fumar y otros factores de riesgo de cáncer de pulmón, los resultados del segundo análisis mostraron que la probabilidad de morir de cáncer de pulmón era tres veces más alta entre los trabajadores fuertemente expuestos a los gases de escape de motores diesel que entre aquellos expuestos a los niveles más bajos.

El DEMS es el primer estudio en mostrar una relación exposición y respuesta estadísticamente significativa entre el aumento del riesgo de cáncer de pulmón y el aumento de la exposición a los gases de escape de motores diesel a partir de los niveles cuantitativos de la exposición de los trabajadores, después de tomar en cuenta factores de confusión tales como el hábito de fumar cigarrillos, acotaron los autores.

"Del estudio se desprende que los gases de escape de motores diesel tenían un fuerte efecto en los no fumadores, aun cuando esta conclusión se basa en una pequeña cantidad de casos de no fumadores", dijo la doctora Silverman. Entre los participantes no fumadores del estudio, la exposición a altos niveles de gases de escape de motores diesel multiplicó por siete el riesgo de muerte por cáncer de pulmón, en comparación con la exposición a niveles bajos. (Para obtener información sobre los fumadores y los gases de escape de motores diesel, sírvase leer la barra lateral).

Los estudios recientes constituyen "una importante contribución al cuerpo de datos de comprobación científica sobre los efectos de los gases de escape de motores diesel", declaró la doctora Lesley Rushton del Imperial College London en el comentario editorial que acompañó el estudio. Estos hallazgos también llegaron de manera oportuna pues la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) se reunirá este año para revisar los indicios que vinculan los gases de escape de los motores diesel al cáncer. En 1989, la agencia clasificó los gases de escape como "probables" carcinógenos.

Exposiciones ambientales y las áreas urbanas

Los nuevos hallazgos son importantes no solamente para los mineros, sino también para los 1,4 millones de trabajadores en los Estados Unidos y los millones de trabajadores en el mundo entero que están expuestos a los gases escape de motores diesel en sus lugares de trabajo y para las personas que viven en ciudades con altos niveles de estos gases, acotaron los autores del estudio.

Equipos accionados con combustible diésel utilizados en la minería subterráneaUna máquina con motor diesel que inserta pernos en los techos de las minas para reforzarlos.

Sus resultados parecen indicar que en algunas áreas urbanas, las altas concentraciones de carbono elemental en el aire, el cual se considera el mejor índice de gases de escape de motores diesel, podrían aumentar el riesgo de cáncer de pulmón. La doctora Silverman y sus colegas calcularon que la exposición a gases de escape de motores diesel a lo largo de toda la vida de las personas que viven en ciudades altamente contaminadas es comparable con la exposición a niveles más bajos de los mineros subterráneos que participaron ene el estudio.

Según estos informes y otros resultados, "deberían establecerse y cumplirse estrictas normas ocupacionales y particularmente ambientales con respecto a los gases de escape de motores diesel a fin de controlar sus efectos en la salud", apuntó la doctora Rushton.

"La sociedad debería abocarse a reducir al mínimo las exposiciones a los gases de escape de motores diesel, y los fabricantes de motores diesel ya están trabajando en esta dirección", dijo el doctor Attfield. Los motores diesel tienden a durar mucho tiempo, lo cual significa que una gran cantidad de personas seguramente estarán expuestas a los gases de escape de los motores más viejos por muchos años más. 

Solamente en los últimos años se han diseñado motores diesel más modernos y más limpios, acotó la doctorar Silverman. "Nuestro estudio analiza los efectos que tienen en la salud los gases de escape de los motores diesel que en estos momentos están en circulación en el mundo, predominantemente de tecnología vieja", añadió.

—Edward R. Winstead

< Sección anterior  |  Siguiente sección >