Boletin
 
29 de marzo de 2011 • Volumen 3 - Edición 4

Los bisfosfonatos podrían reducir el riesgo de cáncer colorrectal

> Artículo en inglés

Las mujeres posmenopáusicas que tomaron bisfosfonatos (en particular alendronato) por más de 1 año presentaron un riesgo 59 por ciento menor de cáncer colorrectal, indica un estudio publicado en Internet el 14 de febrero en la revista Journal of Clinical Oncology. Estos resultados se obtuvieron de un estudio de casos y controles de base poblacional sobre el cáncer colorrectal realizado en el norte de Israel.

Los bisfosfonatos se recetan por lo general para tratar o prevenir la osteoporosis y también se utilizan en el tratamiento de metástasis óseas en pacientes con cáncer de mama. Los estudios de laboratorio han mostrado que estos fármacos pueden interferir con los pasos vinculados a la multiplicación y propagación de las células cancerosas, y por tanto pueden tener propiedades anticancerígenas en las personas. Es más, informes anteriores han reportado menos casos de cáncer de mama en las mujeres que están tomando bisfosfonatos. Sin embargo, estos estudios no descartan que el riesgo menor de cáncer de mama se deba a los niveles menores de estrógeno que se observan a menudo en mujeres con baja densidad ósea y quienes por lo tanto, tienen más probabilidad de tomar bisfosfonatos. (No se cree que el cáncer colorrectal sea exacerbado por el estrógeno).

A través de un análisis de los datos provenientes del estudio sobre la epidemiología molecular del cáncer colorrectal, el doctor Gad Rennert del Instituto tecnológico Technion-Israel en Haifa, Israel, y sus colegas compararon información de 933 mujeres que habían recibido un diagnóstico de cáncer colorrectal con la de 933 mujeres que no tenían la enfermedad. Las mujeres en ambos grupos se organizaron de acuerdo a la edad, grupo étnico y área de residencia. Los investigadores también hicieron ajustes por factores de riesgo conocidos de cáncer de colon, como el consumo de verduras, la actividad deportiva, los antecedentes familiares de cáncer colorrectal, el índice de masa corporal y el consumo de aspirina en dosis baja, medicamentos con estatinas, vitamina D y hormonas posmenopáusicas.

“Esta evidencia no proporciona las bases para usar los bisfosfonatos en la prevención del cáncer colorrectal”, advirtió el doctor Asad Umar de la División de Prevención del Cáncer del NCI. “Las indicaciones de uso de estos fármacos pueden ser limitadas debido a sus tóxicos efectos secundarios, como los casos poco frecuentes de osteonecrosis de mandíbula, esofagitis y erosión esofágica, así como un posible riesgo mayor de fracturas óseas con el uso prolongado”. Se necesitaría realizar un estudio clínico controlado para confirmar la conexión entre el uso de bisfosfonatos y el riesgo de cáncer colorrectal, concluyó.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >