Boletin
 
24 de abril de 2012 • Volumen 4 - Edición 5

Datos actualizados de un estudio europeo sobre detección de cáncer de próstata indican pocos cambios en reducción de riesgos

> Artículo en inglés

Después de 11 años de seguimiento, los resultados de un estudio clínico europeo a gran escala aún indican un bajo riesgo de muerte por cáncer de próstata asociado al examen selectivo de detección del antígeno prostático específico (APE). Los resultados del Estudio Aleatorizado Europeo de Exámenes de Detección de Cáncer de Próstata (ERSPC, European Randomized Study of Screening for Prostate Cancer) indican una reducción relativa del 21 por ciento en la mortalidad por cáncer de próstata en hombres que se sometieron a exámenes de rutina del APE, frente a hombres que no se hicieron el examen (la misma reducción del riesgo que se notificó anteriormente después de 9 años de seguimiento).

Tal como ocurrió con resultados previos, la realización de exámenes selectivos de detección también se asoció a efectos negativos importantes, según indicaron el 15 de marzo en el New England Journal of Medicine. el doctor Fritz Schröder y sus colegas del Centro Médico de la Universidad Erasmus MC. Cerca de la mitad de los hombres diagnosticados en función del examen de detección del APE, resultaron ser casos de sobrediagnóstico, lo cual significa que estos pacientes recibieron un diagnóstico de cáncer de próstata que probablemente nunca hubiera sido mortal.

En general, los investigadores determinaron que para prevenir una muerte por cáncer de próstata, se necesitaría hacer exámenes selectivos de detección a 1 055 hombres y se deberían detectar 37 cánceres.

El consorcio de estudios clínicos ERSPC reúne ocho países y 182 000 participantes y es el estudio de distribución al azar más grande que se haya realizado sobre exámenes selectivos de detección del APE para el cáncer de próstata. A principios del presente año, se publicaron los resultados de 13 años de seguimiento del segundo estudio más grande, financiado por el NCI, conocido como Estudio de Exámenes de Detección para Cáncer de Próstata, Pulmón, Colorrectal y de Ovarios (PLCO, Prostate, Lung, Colorectal, and Ovarian Cancer Screening Trial), que contó con la participación de 77 000 hombres. Según los resultados del estudio PLCO, los exámenes selectivos de detección del APE anuales no redujeron el riesgo de morir por cáncer de próstata, pero sí generaron índices considerables de sobrediagnóstico, aunque menores que los del estudio ERSPC.

Los resultados contradictorios se han atribuido a varias diferencias clave entre los estudios, escribió el doctor Anthony Miller, de la Universidad de Toronto, en un editorial adjunto. Los dos estudios utilizaron diferentes puntajes de APE como punto de corte e hicieron los exámenes de detección a intervalos diferentes. El estudio PLCO tenía también un nivel considerable de "contaminación", ya que más de la mitad de los hombres en el grupo de control se sometió a exámenes selectivos de detección fuera del estudio. Además, el doctor Miller señaló que hay indicios científicos según los cuales es posible que haya habido diferencias en el tratamiento del cáncer de próstata en el grupo de detección frente al grupo de control en el estudio ERSPC.

"En definitiva, quedamos frente a una situación poco satisfactoria, en la cual muchos médicos pensarán que no hay datos suficientes para recomendar que se interrumpan los exámenes selectivos de detección del APE para el cáncer de próstata", escribió el doctor Miller. Debido a que los resultados del PLCO tienen mayor aplicación en la práctica médica en los Estados Unidos, el doctor Miller dijo que sería "aconsejable" cumplir las recientes recomendaciones preliminares del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. (USPSTF), que aconsejan no llevar a cabo exámenes selectivos de detección del APE en hombres con bajo riesgo de padecer la enfermedad.