Boletin
 
24 de abril de 2012 • Volumen 4 - Edición 5

La reducción del consumo de tabaco ayudó a prevenir más muertes por cáncer de pulmón de lo esperado

> Artículo en inglés

La reducción del tabaquismo ayudó a salvar más vidas porque evitó más casos de cáncer de pulmón de lo que se pensaba previamente, según los resultados de un estudio financiado por el NCI. Sin embargo, se podrían haber evitado aún muchas más muertes de haberse logrado una mayor reducción del tabaquismo. Los investigadores de la Red de Modelado de Intervención y Vigilancia del Cáncer (CISNET, Cancer Intervention and Surveillance Modeling) del NCI usaron para el estudio modelos informáticos para cuantificar el impacto del descenso en los índices de tabaquismo en la mortalidad por cáncer de pulmón en los Estados Unidos. Los resultados aparecieron el 14 de mayo en el Journal of the National Cancer Institute.

Los investigadores tuvieron como modelo tres escenarios diferentes: uno basado en comportamientos reales relacionados con el tabaquismo, otro en el que todo tipo de tabaquismo se interrumpió después de la publicación del primer Informe sobre el tabaquismo y la salud del director general de salud en 1964, y un tercero en el que el índice de tabaquismo se mantuvo en los mismos niveles altos que existían antes de la publicación del informe (para representar qué habría ocurrido de no haberse implementado ninguna política de control del tabaco). 

Según los cálculos, se evitaron un promedio de 795 000 muertes por cáncer de pulmón entre 1975 y 2000 debido a la reducción real del tabaquismo. (Este cálculo no incluye las muertes por otros tipos de cáncer o enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco). Si el tabaquismo se hubiese interrumpido por completo en 1965, el primer año completo después de la publicación del informe del director general de salud en 1964, se hubieran evitado 2,5 millones de muertes por cáncer de pulmón durante ese mismo periodo, una cantidad levemente inferior a la población actual de Chicago.

Las estimaciones de la reducción de la mortalidad son mucho mayores que las predicciones de varios estudios previos. "En nuestro estudio se hizo un análisis mucho más detallado" del que se había realizado en esos estudios iniciales, explicó el doctor Suresh Moolgavkar del Centro de Investigación Oncológica Fred Hutchinson, quien fue coautor del estudio. "En esencia, reconstruimos los antecedentes de tabaquismo y los riesgos asociados de cáncer de pulmón para toda la población de los EE. UU."

El estudio de CISNET "debería servir de modelo para futuros análisis de mayor alcance en salud pública", escribió el doctor Thomas Glynn de la Sociedad Americana Contra el Cáncer en un comentario adjunto. Agregó que los resultados "son tentadores, especialmente en el escenario de "lo que podría haber sido", pero lo que es aún más importante es que nos brindan una visión clara de lo que debería ser el futuro del control del tabaco en los Estados Unidos".

Los resultados del estudio "muestran que hemos recorrido un largo camino desde el primer informe del director general de salud y que hemos realizado un excelente trabajo en la reducción del consumo de tabaco", dijo el coautor del estudio, el doctor Eric “Rocky” Feuer de la División de Control del Cáncer y Ciencias de la Población del NCI. "Pero también indican que aún tenemos mucho camino por recorrer y no podemos ceder en nuestros esfuerzos".