Boletin
 
26 de abril de 2011 • Volumen 3 - Edición 5

Opciones

Los cigarrillos mentolados afectan negativamente la salud pública, indica un comité asesor de la FDA

> Artículo en inglés

El Comité Científico Asesor sobre Productos de Tabaco (TPSAC) de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) se reunió del 17 al 18 de marzo pasado para discutir y finalizar su informe sobre el efecto de fumar cigarrillos mentolados en la salud pública, incluidos los niños y las poblaciones minoritarias. La Ley de Prevención del Tabaquismo y Control del Tabaco en las Familias, promulgada en junio del 2009, requería que el comité entregara el informe a la Secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos para el 23 de marzo.

El comité concluyó lo siguiente:

  • No existen beneficios para la salud pública por el consumo de cigarrillos mentolados en comparación con los que no contienen mentol.
  • Los cigarrillos mentolados tienen un efecto negativo en la salud pública en los Estados Unidos.
  • Eliminar los cigarrillos mentolados del mercado traería beneficios a la salud pública en los Estados Unidos.

Los miembros con derecho a voto del TPSAC (científicos expertos y representantes de gobiernos estatales, del sector académico y del público) que escribieron el informe se abstuvieron de recomendar una acción específica por parte de la FDA. Expertos del Centro sobre Productos del Tabaco de la FDA, revisarán el informe de la TPSAC y la FDA tiene planeado proporcionar el primer informe de progreso sobre la revisión de la información científica en aproximadamente 60 días.

“Es importante indicar que el hecho de que la FDA haya recibido el informe final no tiene un efecto directo o inmediato en la disponibilidad de productos mentolados en el mercado”, escribió el doctor Lawrence R. Deyton, director del Centro sobre Productos de Tabaco de la FDA. “Aunque no existe una fecha límite o cronograma para que la FDA tome acciones con respecto al tema de los cigarrillos mentolados, entendemos el enorme interés que suscita este tema entre todas las partes interesadas y continuaremos comunicando los pasos que la FDA está siguiendo para determinar las acciones regulatorias futuras que se requieren, en caso de que sean necesarias”.

< Sección anterior