Boletin
 
26 de abril de 2011 • Volumen 3 - Edición 5

Opciones

La cifra de supervivientes de cáncer aumenta a casi 12 millones
en EE. UU.

> Artículo en inglés

El número de supervivientes de cáncer en los Estados Unidos aumentó de 9,8 millones en el 2001 a 11,7 millones en el 2007, indica un análisis de nuevos casos de cáncer y datos de seguimiento obtenidos del programa de Registros de Vigilancia Epidemiología y Resultados Finales (SEER) del NCI. Los resultados fueron publicados el 11 de marzo en el Informe semanal de morbilidad y mortalidad MMWR.

El informe indicó que los cánceres de mama, próstata y colorrectal fueron los tipos de cánceres más frecuentes entre los supervivientes de cáncer, representando el 51 por ciento de los diagnósticos. Entre todos los supervivientes de cáncer, el 54,3 por ciento fueron mujeres, el 45,7 por ciento fueron hombres, casi 7 millones tenían 65 años de edad o más y 4,7 millones habían recibido el diagnóstico hacía 10 años o más.

La cifra de supervivientes ha aumentado significativamente desde 1971, cuando se estimaba que 3 millones de personas vivían con cáncer. El aumento observado en las últimas 4 décadas se atribuye a una variedad de factores, como una población estadounidense de edad más avanzada, la detección más temprana y tratamientos más sofisticados que permiten que las personas vivan más años después de recibir el diagnóstico inicial.

Debido al crecimiento considerable en la cifra de supervivientes de cáncer, los profesionales de atención médica y de salud pública deben familiarizarse con los aspectos médicos y psicosociales particulares de esta población, recalcó la doctora Arica White de la División de Prevención y Control del Cáncer de los CDC, en un comunicado de prensa en el cual se divulgaron los resultados.

“Para muchos supervivientes de cáncer y las personas que los rodean, los efectos del cáncer no desaparecen con el último tratamiento, dijo la doctora Julia H. Rowland, directora de la Oficina de Supervivencia al Cáncer del NCI. “Las investigaciones nos han permitido entender mejor algunos de los riesgos de salud a largo plazo e inquietudes sobre la calidad de vida en esta población”.

El análisis realizado por científicos del NCI y los CDC resalta la necesidad de continuar  realizando investigaciones y coordinando esfuerzos para crear e implementar mejores prácticas con el fin de garantizar una atención y apoyo óptimos después del tratamiento para todos los supervivientes de cáncer, explicó.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >