Boletin
 
26 de abril de 2011 • Volumen 3 - Edición 5

Opciones

El riesgo de un segundo cáncer primario después de la radioterapia es pequeño

> Artículo en inglés

En un estudio realizado en adultos que presentaron una supervivencia al cáncer de al menos 5 años después de haber sido tratados por tumores cancerosos sólidos, cuyo tratamiento de rutina consiste en la radioterapia, el 9 por ciento presentó un segundo cáncer primario sólido en un periodo promedio de seguimiento de 12 años. Cerca del 8 por ciento de esos cánceres parecen estar asociados a la terapia de radiación. Los resultados del estudio, dirigido por la doctora Amy Berrington de González de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del NCI, fueron publicados por Internet el 29 de marzo en la revista Lancet Oncology.

En el primer análisis integral de este tipo, la doctora Berrington de González y sus colegas examinaron datos de aproximadamente 650.000 pacientes adultos que participaron en nueve de los registros de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER) entre 1973 y el 2002. De acuerdo al tipo de cáncer inicial, entre el 23 y 79 por ciento de los pacientes recibieron radioterapia durante el tratamiento.

Los investigadores calcularon el riesgo relativo de presentar un segundo cáncer primario en pacientes que recibieron radioterapia durante su tratamiento inicial en comparación con los pacientes que no fueron tratados con ella. El riesgo relativo de presentar un segundo cáncer primario asociado a la radiación varió de acuerdo al tipo de cáncer primario inicial y fue más alto en los supervivientes de seminoma testicular. Después de hacer ajustes por factores como la edad, el tiempo transcurrido desde el diagnóstico inicial y el año de diagnóstico, los investigadores estimaron que cerca de 3.300 de los 60.271 segundos cánceres primarios observados durante el periodo del estudio podrían atribuirse a la radioterapia.

El estudio también describió por primera vez el riesgo absoluto general de los segundos cánceres primarios relacionados con la radioterapia de la siguiente forma: se podría anticipar que una cifra estimada de 5 por cada 1.000 pacientes tratados con radioterapia con una supervivencia de 15 años presentarían cánceres asociados a la radiación. “Esa cifra podría ser utilizada por los médicos para transmitir el mensaje a sus pacientes de que el riesgo absoluto de presentar un segundo cáncer primario a raíz de la radioterapia es bastante pequeño”, explicó la doctora Berrington de González.

Es necesario realizar investigaciones más a fondo para determinar los riesgos de las nuevas tecnologías de tratamientos con radiación, como la radioterapia de intensidad modulada (RIM), en la que los tejidos normales se exponen a diferentes patrones de radiación  en comparación con las técnicas más antiguas. Estudios anteriores han aumentado la preocupación de "que el riesgo de segundo cáncer primario podría ser más alto en pacientes tratados con RIM. Será necesario estudiar este tipo de exposición en el futuro para evaluar dicho riesgo”, concluyó la doctora Berrington de González.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >