Boletin
 
24 de mayo de 2011 • Volumen 3 - Edición 6

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Datos revelan cambios en la carga del cáncer en personas infectadas por el VIH en EE. UU.   

> Artículo en inglés

El número de casos de cáncer no asociados tradicionalmente al sida se incrementó de manera pronunciada entre 1991 y el 2005 en las personas que viven con el VIH. Entre los factores relevantes figura la introducción de la denominada triterapia o terapia antirretroviral altamente activa (HAART) a mediados de la década de 1990, la cual prolongó la supervivencia en un mayor número de personas con VIH. A medida que más personas como estas llegan a edades en las que aumenta el riesgo de cáncer, los casos de cáncer tienden a aumentar, de acuerdo con un informe de la doctora Meredith Shiels y su equipo de la División de Epidemiología y Genética Oncológica (DCEG) del NCI, publicado el 11 de abril en una edición electrónica de la revista Journal of the National Cancer Institute.

Los investigadores recogieron datos del estudio en curso sobre VIH/SIDA y cáncer (HIV/AIDS Cancer Match Study), que conecta a 15 registros del cáncer con registros del VIH en los Estados Unidos, así como datos de los registros del sida de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los cuales monitorizan el número de personas que viven con sida en los 50 estados.

Los investigadores encontraron que el número de personas con sida aumentó de 96 179 en 1991 a 413 080 en el 2005; el número calculado de casos de “cánceres característicos del sida” (esto es, sarcoma de Kaposi, linfoma no-Hodgkin y cáncer de cuello uterino) disminuyó en la mayoría de los grupos etarios, de 34 587 casos durante 1991 a 1995 a 10 325 casos de 2001 a 2005. (El diagnóstico de alguno de estos cánceres suele marcar el punto en que la infección por el VIH ha evolucionado a sida, razón por la cual los médicos los llaman “característicos del sida”).

En contraste, el número estimado de otros cánceres en los participantes seropositivos del estudio casi se triplicó, de 3 193, durante 1991 a 1995, a 10 059 de 2001 a 2005. Los nuevos casos de cáncer anal, de hígado, de pulmón y linfoma de Hodgkin representaron alrededor de la mitad de este incremento.

Los autores sostuvieron que el creciente número de cánceres no característicos del sida requerirá de mayor atención en el área de la prevención y detección oportuna del cáncer en personas infectadas por el VIH. Además, consideraron que se necesitan más investigaciones para elaborar tratamientos adecuados a las personas de condición seropositiva. “A medida que aumenta el número de personas con VIH en los Estados Unidos y se incrementa la edad de esta población, el cáncer pasará a ser un problema de salud pública importante”, concluyó el principal autor del artículo, doctor Eric A. Engels de la DCEG.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >