Boletin
 
24 de mayo de 2011 • Volumen 3 - Edición 6

Punto final a los mitos sobre el cáncer, una llamada a la vez

> Artículo en inglés

Cuando Melissa Hoard Silver contesta una llamada en el trabajo, no sabe a dónde irá a parar la conversación. Las llamadas provienen de personas que marcan el 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237) para obtener información sobre el cáncer. Aunque su tarea principal es proporcionar información y apoyo, acepta con gusto la oportunidad de destruir algunos mitos o historias falsas sobre la enfermedad.

Imagen de Hércules dando muerte a la criatura mítica Hidra Algunos mitos sobre el cáncer, por ejemplo, que el cáncer es contagioso, continúan propagándose entre el público.

"Damos información confiable sobre el cáncer en momentos que a menudo son bastante difíciles para las personas", dijo Silver, quien trabaja para el Servicio de Información sobre el Cáncer del NCI (CIS) desde hace 4 años. "Y al tiempo que les brindamos apoyo, también compartimos la información que obtenemos de las investigaciones sobre un mito o pregunta en particular".

Uno de los mitos que Silver se encuentra con más frecuencia es la idea de que el cáncer es contagioso. En una reciente llamada, una mujer le preguntó si podría compartir sin riesgo el baño con una prima que venía de visita. "Mi prima tiene cáncer", explicó la mujer, y dijo que no quería que se le "pegara" la enfermedad.

"Nosotros le aseguramos a las personas que a nadie se le puede 'pegar' el cáncer de otra persona", dijo Silver. "Para esas personas que se preguntan si todavía pueden abrazar a sus seres queridos sin que les contagien el cáncer, esta información les da mucha tranquilidad".

Sin embargo, Silver y el resto de los especialistas en información del CIS también comunican al público lo que las investigaciones muestran sobre el cáncer y los agentes infecciosos, como por ejemplo los virus. Explican que, aunque el cáncer no es contagioso, la infección por ciertas cepas del virus del papiloma humano puede aumentar el riesgo de cáncer del cuello uterino y de otros tipos, como algunas formas de cáncer de cabeza y cuello.

Recursos específicos del NCI utilizados por los especialistas en información del CIS

Causas del cáncer y factores de riesgo

Lo que necesita saber sobre el cáncer

Mitos y creencias sobre el cáncer

Recursos adicionales

Administración de Alimentos y Medicamentos: Cuídese de los fraudes por Internet sobre el cáncer

Comisión Federal de Comercio: Sitio web ¿Curioso por la Cura? Consulte

Derrumbar los mitos con evidencias

En el Servicio de Información del CIS en Seattle, Washington, cerca de 70 especialistas en información procesan anualmente unas 100 000 llamadas telefónicas, correos electrónicos y sesiones de chat. Con el fin de ofrecer a sus clientes la evidencia más relevante y actualizada, el personal obtiene la información de varias fuentes, como los sitios web y las publicaciones del NCI. (Ver nota del recuadro).

Los especialistas en información abordan algunos mitos sobre el cáncer en forma directa. Por ejemplo, una persona puede enviar un correo electrónico solicitando al NCI que verifique cierta afirmación sospechosa que apareció en Internet. En otras ocasiones, el mito puede surgir naturalmente durante una conversación telefónica extensa.

"Tal vez el mito sobre el cáncer no sea el objetivo de la llamada, pero hacemos todo lo posible por entender otras situaciones por las cuales está atravesando la persona", dijo Silver. "El mito puede estar entretejido en la conversación, y  descubrimos las pistas durante la charla".

Casi todos los mitos sobre el cáncer que circulan con frecuencia en los Estados Unidos han sido abordados  por el personal del CIS desde que se estableció el servicio en 1975. "Algunos de esos mitos no han cambiado mucho en las últimas décadas", dijo Randy Jacobs, un enfermero oncólogo y educador que ha trabajado en el CIS por más de 20 años. "Lo que ha cambiado ha sido Internet". 

En efecto, algunos mitos sobre el cáncer pueden vivir en Internet eternamente. Tomemos como ejemplo un correo electrónico que fue atribuido falsamente a la Universidad Johns Hopkins y que empezó a circular en el 2004, en el cual se realizaban afirmaciones sin sustentación sobre el cáncer. (Por ejemplo, el correo electrónico decía que los cánceres se alimentan de ciertos alimentos como el azúcar).

El mensaje fue un engaño, y la Universidad Johns Hopkins publicó una declaración que respondió detalladamente a las afirmaciones. Aun así, 7 años después, algunas personas continúan preguntando al CIS si eliminar el azúcar de la dieta de un ser querido podría curarlo del cáncer.

La Universidad Johns Hopkins anotó en la declaración que la mala nutrición y la obesidad pueden aumentar el riesgo de cáncer. "Sin embargo, no hay evidencia de que ciertos alimentos alteran el entorno de un cáncer existente, al nivel celular, con el fin de destruirlo o fomentar su crecimiento", se indicó en la declaración. En épocas más recientes, el CIS ha recibido preguntas sobre un mito que dice que todos los cánceres son causados por un hongo y que el bicarbonato de sodio es la cura.

"Las personas hacen preguntas sobre lo que dicen las investigaciones con respecto a un tema específico, pero con frecuencia no contamos con información de investigaciones acerca de esa pregunta en particular. "Algunas veces, lo único que podemos hacer es explicar lo que sabemos hasta la fecha sobre la biología del cáncer".

Se culpa a la cirugía

Melissa Hoard Silver Melissa Hoard Silver responde llamadas del público en el Servicio de Información del NCI en el Centro de Investigación Oncológica Fred Hutchinson ubicado en Seattle, Washington

Otra creencia común es que realizarse una biopsia o cirugía para el cáncer causará que se propague la enfermedad. Según el NCI, esto ocurre con muy poca frecuencia ya que los cirujanos están conscientes de los posibles riesgos y toman precauciones para prevenir que las células del cáncer se propaguen durante la cirugía.

No tenemos clara la razón por la cual tantas personas temen que la cirugía propagará el cáncer. Los temores pueden estar asociados al hecho de que la cirugía puede mostrar que el cáncer de la persona estaba más avanzado de lo que se había pensado antes de la operación. Sin embargo, aunque la explicación más posible para esto son las limitaciones de los exámenes clínicos y los instrumentos de detección, algunas personas erróneamente culpan a la cirugía.

"Esta ha sido una creencia constante durante los últimos 20 años", dijo Laura Rankin, una especialista de recursos que trabaja con el CIS. "Muchas personas nos dicen que a su madre le hicieron una cirugía, y que el cáncer apareció por todos lados. Y de esto culpan a la cirugía".

Para algunas personas, añadió Deborah Pearson, una asesora de salud pública del NCI, "puede ser difícil hacerse a la idea de que la persona había vivido con cáncer avanzado por un tiempo largo, sin que le hubiese causado problemas antes".

La evidencia científica es tal vez la mejor herramienta para combatir los mitos. Hace una década, el CIS respondió a muchas preguntas sobre el cartílago de tiburón como una cura para el cáncer. Desde entonces, se produjeron fármacos de varios extractos de cartílago de tiburón que se evaluaron en estudios clínicos. Desafortunadamente, estos extractos no ayudaron a los pacientes con cáncer de mama, colon o pulmón.

"Contar con evidencia —información proveniente de estudios clínicos— sí parece marcar una diferencia", dijo Pearson. "Los resultados están disponibles, y las personas ya saben que el cartílago de tiburón no es un tratamiento eficaz contra el cáncer". (La información en inglés sobre el cartílago de tiburón y el cáncer se encuentra disponible, por ejemplo, en la base de datos de información sobre cáncer, conocida como PDQ).

Derrumbar los mitos sobre el cáncer por Internet

Aunque Internet ha creado nuevas formas de diseminar los mitos sobre el cáncer, también ofrece información creíble que los acaba. El NCI ha publicado hojas informativas acerca de los mitos sobre el cáncer y la forma de evaluar la información que se consigue en Internet, por ejemplo.

Además, la Sociedad Americana del Cáncer, la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica y la Universidad Johns Hopkins, entre otros, tienen sitios web acerca de los mitos sobre el cáncer. (Ver nota del recuadro).

"Muchos de los mitos muestran la falta de conocimientos de las personas sobre temas de salud en general y los temores que tienen sobre un cáncer en particular", dijo Judy Petersen, una enfermera oncóloga y educadora del CIS. "Sabemos que hay mucha información que se desconoce sobre la enfermedad y las personas pueden tener la tendencia a creer cosas que no son realidad".

En las llamadas telefónicas, Silver trata de "conversar con las personas de acuerdo al momento en que se encuentran". Si alguien hace una pregunta sobre un mito, con frecuencia responderá, "Esa es una excelente pregunta o es una pregunta muy frecuente", y luego pasará a darle a la persona información que le pueda ayudar.

"Nos gusta ayudar a las personas que llaman en cualquier forma posible", añadió.

—Edward R. Winstead

Para leer más consulte:

Servicio de información sobre el cáncer del NCI: Información y asistencia disponible en todo el país