Boletin
 
19 de junio de 2012 • Volumen 4 - Edición 7

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Los NIH, la industria farmacéutica y los investigadores colaboran para buscar nuevos usos de fármacos ya existentes

> Artículo en inglés

Un investigador científico usa una pipeta con un líquido naranja.El Centro Nacional para el Avance de las Ciencias Aplicadas (NCATS) de los NIH dio a conocer recientemente un programa de colaboración que permitirá a los investigadores descubrir nuevos usos para los compuestos farmacológicos ya existentes.

La iniciativa se llama "Descubrimiento de nuevos usos terapéuticos para las moléculas existentes", y se basa en la alianza inicial entre el NCATS y los laboratorios Pfizer, AstraZeneca y Eli Lilly, los cuales acordaron poner a disposición de los investigadores docenas de los compuestos que producen.

Esta colaboración dará la oportunidad a los investigadores de acceder a los compuestos que hayan pasado satisfactoriamente por varios pasos clave del proceso de desarrollo, incluida la fase de ensayos de toxicidad en seres humanos, la cual es una etapa del abastecimiento farmacológico a la que tradicionalmente ha sido difícil de acceder por parte de los investigadores). 

Se ha comprobado que algunos compuestos son ineficaces para el uso específico que se anticipaba en su producción, pero es posible que nuevas investigaciones revelen que pueden funcionar bien para usos terapéuticos diferentes. Un ejemplo es la talidomida, que se dejó de usar como tratamiento para las náuseas del embarazo cuando se descubrió que causaba defectos de nacimiento; más adelante se observó que constituía un tratamiento eficaz para el mieloma múltiple.

En años recientes, los investigadores han identificado las causas de más de 4 500 enfermedades, pero ha sido difícil convertir este conocimiento en nuevos tratamientos; solo existen tratamientos eficaces para cerca de 250 de estas afecciones.

"Claramente, necesitamos aumentar la velocidad con que convertimos los descubrimientos en mejores resultados para la salud", expresó en una declaración el doctor Francis S. Collins, director de los NIH. "Los NIH están dispuestos a trabajar con nuestros aliados a nivel industrial y académico para solucionar un problema urgente que está fuera del alcance de organizaciones o sectores individuales".

El año pasado se creó NCATS para responder a esta necesidad. El centro respalda la investigación científica rigurosa diseñada para transformar los resultados básicos de las investigaciones en nuevos tratamientos para pacientes.

En el presupuesto presidencial para el año fiscal 2013 se propuso adjudicar USD$575 millones para el NCATS, de los que aproximadamente USD$20 millones respaldarán subvenciones para investigaciones de hasta 3 años para estudios de factibilidad preclínica y clínica. Estos estudios analizarán más de 20 compuestos en relación con varias enfermedades y afecciones.

El programa piloto incorpora un formato de acuerdo innovador, que fue creado para lograr una mayor eficiencia en los procesos legales y administrativos necesarios para la participación de varias organizaciones. El formato brinda también una serie de directrices para el manejo de los derechos de propiedad intelectual. Los aliados de la industria conservarán la propiedad de sus compuestos, y los aliados del sector de la investigación académica tendrán derecho de propiedad sobre sus descubrimientos y derechos para publicar los resultados de sus investigaciones.

Para conocer más detalles acerca de este programa, puede ver la información (solo disponible en inglés) en los enlaces de Carta de intención y Solicitud de información o visitar el sitio web del programa NCATS.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >