In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
Boletín del Instituto Nacional del Cáncer
 Página principal del BoletínArchivoContáctenos
  • Publicación: 20 de julio de 2010

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Harold Varmus se convierte en el 14.º director del Instituto Nacional del Cáncer

> Lea el artículo en inglés

El doctor Harold Varmus, acompañado de su esposa Constance Casey, presta juramento como director del NCI ante la Secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, el lunes 12 de julio. El doctor Harold Varmus, acompañado de su esposa Constance Casey (centro), presta juramento como director del NCI ante la Secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, el lunes 12 de julio. (Foto cortesía de Chris Smith)
El 12 de julio, el doctor Harold Varmus prestó juramento ante la Secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, Kathleen Sebelios, como el decimocuarto director del Instituto Nacional del Cáncer. Horas más tarde, el doctor Varmus, quien dirigió el NIH de 1993 a 1999, llevó a cabo una reunión pública con el personal del NCI para presentar algunos de sus objetivos y establecer el tono de su administración como director del NCI.

“Todo lo que hagamos y lo que digamos se basará en evidencias” dijo el doctor Varmus. Reiteró que el propósito de la reunión no era delinear los detalles de toda su agenda como director del NCI sino presentar algunas de sus prioridades.

“Necesitamos enfocar nuestra atención en arreglar algunas cosas que obviamente no funcionan en el sistema. Lo primero en la lista es reformar el sistema de estudios clínicos”, dijo, refiriéndose al informe reciente publicado por un comité del Instituto de Medicina (IOM) que recomendó una reestructuración sustancial y un aumento en la financiación del Programa del Grupo de Cooperación de Estudios Clínicos del NCI. “Este es un momento muy importante para que podamos mejorar en gran manera el sistema de estudios clínicos”.

Otra prioridad: un mejor uso de los recursos disponibles en el Centro de Investigación Clínica Mark O. Hatfield, un establecimiento que se planeó y creó durante el tiempo en que el doctor Varmus ejerció como director del NIH. “El Centro Clínico debería concentrar las investigaciones clínicas sobre el cáncer más audaces de todo el mundo”, dijo. “Tenemos que encontrar la forma en que podamos financiarlas y maneras para hacer que los pacientes e investigadores de todo el país las empiecen a usar".

El doctor Varmus también resaltó el proceso de aprobación y regulación de fármacos como otra área prioritaria. “Los métodos que se están usando en la actualidad se necesitan adaptar a esta era moderna en la que se cuenta con terapias basadas en la genética y nuevas formas de monitorear las respuestas a los tratamientos”, dijo. Lograr esto requerirá de asociaciones más productivas, incluso con la FDA, otras agencias federales, investigadores académicos y la industria. “Sé que el NCI ya ha establecido relaciones con esas organizaciones y personas, pero estaré trabajando arduamente para fortalecer esas relaciones", indicó.

El doctor Varmus admitió que hay otros temas y programas del NCI que se tienen que abordar, y buscará recomendaciones y asesoría de muchas fuentes, entre las que se encuentra, un grupo de trabajo de la Junta Nacional Asesora sobre el Cáncer del NCI que está creando un informe, el cual se espera terminar este otoño, que examinará el papel y la autoridad del NCI y la forma en que el Instituto puede dirigir mejor el Programa Nacional sobre el Cáncer en los años venideros.  

El doctor Varmus, recipiente del Premio Nobel y quien ocupó el cargo de presidente del Centro Oncológico Memorial-Sloan Kettering por los últimos 10 años, espera “cambiar la forma en que razonamos sobre los problemas científicos que tratamos de resolver”. “Necesitamos pensar en una forma un poco más clara sobre la forma en que nos planteamos las preguntas que tratamos de responder, para saber en realidad qué es lo que queremos lograr”, dijo a la audiencia de la reunión pública. En vez de entablar preguntas muy generales y que tal vez no tengan respuesta, el NCI necesita ayudar a los investigadores a concentrar su atención “en una forma más específica y novedosa, que tenga como base los nuevos avances en nuestros conocimientos científicos, y a postular preguntas que sean prácticas, y que tengan una posibilidad significativa de ser respondidas en el futuro cercano”.

El doctor Harold Varmus se dirige al personal del NCI y resalta alguna de sus prioridades para el Instituto durante la reunión pública realizada en la sede principal del NCI. El doctor Harold Varmus se dirige al personal del NCI y resalta alguna de sus prioridades para el Instituto durante la reunión pública realizada en la sede principal del NCI.

Para lograr esa visión, continuó, “En el próximo año, voy a programar una serie de reuniones a las que invitaré personas que trabajan en diversos campos en todo el país y trataré de crear una lista de preguntas que estimulen la discusión y que se puedan responder para ayudar a que los científicos piensen sobre cuáles serán los próximos pasos a seguir”.

También mencionó su gran interés en combatir el cáncer a nivel global en una forma organizada, especialmente en partes del mundo con bajos recursos. Eso significará “crear programas que sean adecuados para mejorar el control del cáncer en países pobres, como por ejemplo los programas de control del tabaquismo y de vacunación contra virus oncogénicos”, dijo.

“No existe un tiempo más ideal, desde el punto de vista de mi trabajo en la investigación del cáncer durante los últimos 40 años, para guiar los esfuerzos de investigación sobre el cáncer en la nación”, dijo el doctor Varmus.

—Bill Robinson

Vea una video transmisión de la reunión pública y  lea una biografía breve del doctor Varmus y su carrera científica.