Boletin
 
14 de agosto de 2012 • Volumen 4 - Edición 9

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Algunos niños con linfoma de Hodgkin no necesitarían radioterapia

> Artículo en inglés

Un radioterapeuta mientras prepara a un niño para la radioterapiaUn estudio reciente publicado en JAMA mostró que algunos niños con linfoma de Hodgkin que responden a la quimioterapia probablemente no necesiten radioterapia.

Los niños con linfoma de Hodgkin con un cuadro clínico favorable y que responden de manera temprana a la quimioterapia probablemente no necesiten someterse a radioterapia. Este hallazgo, publicado el 27 de junio en la revista JAMA, es el resultado de un estudio clínico de 88 pacientes de menos de 21 años de edad con linfoma de Hodgkin de bajo riesgo.

Los niños que tuvieron una respuesta completa temprana a la quimioterapia utilizada en el estudio y quienes no fueron sometidos a radioterapia (según se estipuló en el protocolo del estudio) experimentaron índices de supervivencia de 5 años, similares a los índices en niños que no tuvieron la misma respuesta a la quimioterapia y por lo tanto fueron sometidos a radioterapia.  

"Este estudio aumenta la evidencia científica existente de que es posible evitar la radioterapia incluso en pacientes tratados con una quimioterapia menos intensa y sin embargo alcanzar una larga y excelente supervivencia", declaró la investigadora principal, doctora Monika Metzger del Hospital y Centro de Investigación Infantil St. Jude.

Nueve de cada 10 niños con linfoma de Hodgkin de bajo riesgo sobreviven a la enfermedad, pero mucho experimentarán efectos secundarios a causa del tratamiento más adelante en la vida, entre ellos tumores secundarios. Tanto investigadores como médicos han tratado de identificar a pacientes cuya terapia puede reajustarse y recortarse de manera que experimenten menos efectos secundarios a largo plazo.

Este estudio aumenta la evidencia científica existente de que es posible evitar la radioterapia incluso en pacientes tratados con una quimioterapia menos intensa y sin embargo alcanzar una larga y excelente supervivencia

—Dra. Monika Metzger

"Sabemos que podemos curar el linfoma de Hodgkin, sin embargo, la pregunta que nos planteamos es ¿qué hacer para curarlo y a la vez permitir a los pacientes la mejor salud posible?", dijo la doctora Metzger en una entrevista. "Este estudio demostró que en ciertos pacientes se puede evitar la radioterapia sin problema alguno.

En el estudio de fase II sin distribución al azar, 47 pacientes tuvieron una respuesta completa a dos ciclos de quimioterapia combinada conocida como régimen VAMP; 41 pacientes no tuvieron una respuesta completa y por lo tanto fueron sometidos a radioterapia. Los 88 pacientes recibieron tratamiento entre 2000 y 2008 en el St. Jude, el Centro Médico de la Universidad de Stanford, el Instituto Oncológico Dana-Farber, el Hospital General de Massachusetts y el Centro Médico de Maine en Portland.

Se hizo seguimiento a los pacientes por una mediana de casi 7 años. Se registraron índices de supervivencia de 5 años sin complicaciones en 89,4 por ciento de los pacientes que recibieron solamente quimioterapia, comparados con 87,5 por ciento de los pacientes que recibieron quimioterapia más radioterapia.

Estos hallazgos "resaltan el compromiso continuo de reducir las complicaciones en el tratamiento de las neoplasias malignas infantiles", escribieron los doctores Kimberly Whelan y Frederick Goldman de la Universidad de Alabama en  Birmingham en la nota editorial que acompaña el estudio.

Cinco pacientes del grupo que recibió solamente quimioterapia experimentaron una recaída; todos respondieron a la terapia de último recurso con quimioterapia y radioterapia sin necesidad de un trasplante autólogo de células madre. Cuatro de estos pacientes tenían una forma de la enfermedad conocida como linfoma de Hodgkin nodular de predominio linfocítico. La quimioterapia menos intensa quizás no sea adecuada en los niños de este subgrupo, señalaron los autores.

Debido a que la población del estudio era relativamente pequeña, los autores tuvieron pocas posibilidades de evaluar las diferencias entre los sitios donde se realizó el estudio o hacer análisis en los subgrupos. "Por lo tanto, sería importante confirmar los resultados en una cohorte más grande", afirmaron.

El énfasis en reducir al mínimo la terapia en la medida de lo posible es especialmente importante en el tratamiento de neoplasias malignas infantiles.

—Drs. Kimberly Whelan y Frederick Goldman

La doctora Metzger y sus colegas están diseñando un tratamiento para pacientes de bajo riesgo que implica el uso de dosis más bajas de radioterapia y reduciría el porcentaje de pacientes que se someten a radioterapia a menos de 50 por ciento en el estudio en curso. "Claramente, la meta es encontrar el mejor equilibrio entre la quimioterapia y la radioterapia", dijo.

Los pacientes de más edad con linfoma de Hodgkin que tienen formas igualmente limitadas de la enfermedad y que tienen menos capacidad de tolerar una quimioterapia intensa podrían también ser candidatos al tratamiento mínimo probado en este estudio, afirmó la doctora Metzger.

"El énfasis en reducir al mínimo la terapia en la medida de lo posible es especialmente importante en el tratamiento de neoplasias malignas infantiles", apuntaron los redactores de la nota editorial. Sin embargo, alertaron que "todo intento por reducir la terapia con el fin de reducir al mínimo los efectos tardíos debe ponderarse con el riesgo de recaída pues la causa principal de muerte durante los 10 primeros años después del diagnóstico sigue siendo la recidiva de la enfermedad".

—Edward R. Winstead

< Sección anterior  |  Siguiente sección >