In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?
Boletín del Instituto Nacional del Cáncer
 Página principal del BoletínArchivoContáctenos
  • Publicación: 17 de agosto de 2010

Aumentan tasas de exámenes de detección del cáncer colorrectal, mientras que disminuyen levemente las de mamografías en los Estados Unidos

> Lea el artículo en inglés

Entre el 2006 y el 2008, el porcentaje de adultos de 50 a 75 años de edad que se habían hechos exámenes selectivos de detección del cáncer colorrectal con algún método recomendado por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. aumentó del 51,9% al 62,9%. Durante el mismo periodo, el porcentaje de mujeres de 50 a 74 años de edad que se habían hecho un mamograma en los 2 años anteriores bajó levemente del 81,5% al 81,1%.

Estos resultados provienen del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento (BRFSS), dirigido por los CDC, y fueron publicados en Internet el 9 de julio en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad, MMWR.

Los adultos de 50 a 59 años de edad, los hispanos, así como las personas de bajos recursos, las que tienen un nivel de educación inferior a la escuela secundaria y las que no tienen seguro médico fueron las que tuvieron menos probabilidad de haberse hecho una prueba de detección de cáncer colorrectal. Las mujeres de 50 a 59 años de edad, las que tienen un nivel de educación inferior a la escuela secundaria, las indoamericanas y nativas de Alaska, las mujeres sin seguro de salud y las que tienen un nivel de ingresos anual menor a los $15.000 dólares tuvieron la menor probabilidad de haberse hecho un mamograma.

El informe destaca la necesidad de llevar a cabo intervenciones fundamentadas en datos científicos para aumentar las tasas de realización de exámenes de detección del cáncer en la comunidad, como aquellas recomendados recientemente en la Guía de Servicios Preventivos para la Comunidad de los CDC, concluyeron los autores. También hicieron énfasis en la importancia de que los médicos recomendaran a sus pacientes la realización de pruebas de detección. “La razón más común que indicaron las mujeres para no haberse realizado un mamograma es que nadie les recomendó que se hicieran la prueba”, indicaron. “Por lo tanto, los proveedores de atención médica cumplen el papel más importante para contribuir a un aumento en la realización oportuna de mamografías en las mujeres de los Estados Unidos”.