Boletin
 
13 de septiembre de 2011 • Volumen 3 - Edición 10

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Uso de teléfonos móviles no aumenta el riesgo de cáncer en niños y adolescentes

> Artículo en inglés

El primer estudio sobre el uso de teléfonos móviles en niños y adolescentes realizado en cuatro países europeos no descubrió un riesgo mayor de cáncer de cerebro, indica un informe publicado en línea el 27 de julio en la revista del NCI Journal of the National Cancer Institute (JNCI).

Investigadores en Dinamarca, Suecia, Noruega y Suiza realizaron un estudio de casos y controles en el que participaron niños y adolescentes de 7 a 19 años de edad que recibieron un diagnóstico de tumor cerebral entre el 2004 y el 2008.  Los investigadores, dirigidos por el doctor Denis Aydin del instituto suizo de salud pública (Swiss Tropical and Public Health Institute) en la ciudad de Basilea, entrevistaron a 352 pacientes con tumores cerebrales, 646 participantes control saludables, y sus padres.

Los niños que usaron regularmente teléfonos móviles no tuvieron una probabilidad mayor estadísticamente significativa de recibir un diagnóstico de tumor cerebral que aquellos que no usaron los teléfonos, informaron los investigadores. Además, los que usaron teléfonos móviles por lo menos durante 5 años no presentaron un riesgo mayor estadísticamente significativo de tumores cerebrales. Es más, los investigadores no encontraron un riesgo más alto de tumores cerebrales en las partes del cerebro que generalmente reciben los niveles más altos de exposición a la radiación del teléfono móvil.

En algunos de los niños, los investigadores pudieron obtener datos de los proveedores de servicios de telefonía móvil. En esos niños, el riesgo de tumores cerebrales aumentó con la cantidad de tiempo que transcurrió desde que la familia se suscribió al plan de servicio de telefonía celular pero no con la cantidad de uso del teléfono móvil, de acuerdo a la información registrada por los proveedores del servicio, añadieron los investigadores.

Estudios epidemiológicos previos de usuarios adultos no encontraron un riesgo mayor general de cáncer de cerebro por el uso de teléfonos móviles. Este estudio abordó preocupaciones sobre si el cerebro y el sistema nervioso en desarrollo de los niños y adolescentes podrían ser más vulnerables a los posibles efectos adversos a la salud por el uso del teléfono móvil.

“Los investigadores continúan vigilando las tendencias con respecto al cáncer de cerebro y el uso de teléfonos móviles”, comentó la doctora Martha Linet, jefa de la Subdivisión de Epidemiología de la Radiación en la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del NCI. “Otras investigaciones en curso incluyen un estudio amplio de roedores expuestos a frecuencias de teléfonos móviles que está realizando el Programa Nacional de Toxicología; un estudio prospectivo que inscribió a 250 000 usuarios de teléfonos móviles en cinco países europeos; y un estudio de casos y controles que está comparando 2 000 jóvenes entre los 10 y 24 años de edad que recibieron diagnósticos de tumores de cerebro con un número similar de participantes control de 13 países.

Para leer más, consulte el artículo: “La doctora Martha Linet comenta sobre el uso de teléfonos celulares y el riesgo de cáncer

< Sección anterior  |  Siguiente sección >