Boletin
 
9 de octubre de 2012 • Volumen 4 - Edición 11

Grupo de trabajo confirma la recomendación de no hacer exámenes selectivos de detección del cáncer de ovario

> Artículo en inglés

Las mujeres que tienen un riesgo promedio de cáncer de ovario no necesitan pasar por exámenes selectivos de detección de la enfermedad, según lo reafirmó el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF). Las últimas directrices clínicas de la USPSTF, publicadas el 11 de septiembre en Annals of Internal Medicine, no aplican a las mujeres que tienen síntomas de cáncer de ovario o que tienen mutaciones genéticas que aumentan el riesgo de esta enfermedad. Si bien la evidencia científica disponible no demuestra con certeza absoluta si el balance entre beneficios y perjuicios de los exámenes de detección de cáncer de ovario difiere en las mujeres con antecedentes familiares de la enfermedad, la USPSTF no encontró razones para considerar que estas mujeres se beneficiarían necesariamente de las pruebas.

En el 2008, la USPSTF solicitó la primera revisión de la literatura científica desde que emitiera su última recomendación sobre exámenes de detección del cáncer de ovario en el 2004. Esta revisión se extendió hasta el 2011 a fin de tomar en consideración los últimos indicios científicos de varios estudios controlados y con distribución al azar, entre ellos los resultados del Estudio de Exámenes de Detección de Cáncer de Próstata, Pulmón, Colorrectal y Ovarios (PLCO) patrocinado por el NCI.

La revisión se concentró en dos métodos de detección, la ecografía transvaginal y la prueba de proteína CA-125 en suero, y se descubrió que los exámenes de detección no solo no reducen las muertes por cáncer de ovario, sino que podrían ser perjudiciales. Por ejemplo, señaló la USPSTF, en el estudio PLCO "se presentaron unas 21 complicaciones importantes por cada 100 intervenciones quirúrgicas llevadas a cabo con base en resultados positivos falsos de exámenes selectivos de detección". Por tanto, la USPSTF llegó a la conclusión de que "existe al menos una certeza moderada de que los perjuicios de los exámenes de detección del cáncer de ovario superan a los beneficios".

La recomendación de la USPSTF coincide con la Sociedad Americana Contra el Cáncer y el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, que no recomiendan la realización rutinaria de exámenes de detección de cáncer de ovario en mujeres de riesgo promedio y que no presentan síntomas.

Lectura adicional: "Contrario a los indicios científicos, algunos médicos recomiendan exámenes selectivos de detección del cáncer de ovario" y "Método de detección del cáncer de ovario no conduce a reducción de muertes por esta enfermedad"