Boletin
 
11 de octubre de 2011 • Volumen 3 - Edición 11

Estudio clínico muestra posible beneficio de la vacuna contra el VPH para el cáncer de ano

> Artículo en inglés

Una vacuna utilizada para prevenir infecciones virales que causan cáncer de cuello uterino también previene infecciones similares en el ano que podrían con el tiempo causar cáncer de ano. La vacuna, Cervarix, protege a las mujeres de infecciones por dos tipos de virus del papiloma humano (VPH) que causan la mayoría de los cánceres de ano y de cuello uterino (tipos 16 y 18).

Logo del Estudio Clínico de la Vacuna de Costa RicaLas participantes del Estudio Clínico de la Vacuna contra el VPH en Costa Rica que recibieron la vacuna Cervarix tuvieron índices de infección anales por el VPH mucho más bajos que las del grupo de control.

El estudio fue el primero en evaluar la eficacia de una vacuna contra el VPH para las infecciones anales causadas por el VPH en las mujeres. La doctora Aimée Kreimer de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer (DCEG) del NCI y sus colegas, anunciaron sus resultados el 22 de agosto en la revista Lancet Oncology.

"Este estudio nos dio la primera indicación de que Cervarix brinda una excelente protección contra los dos tipos de VPH que causan cáncer de ano y posiblemente también para otros tipos de VPH", dijo la doctora Diane Harper de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri-Kansas City, quien participó en los estudios clínicos de Cervarix y de Gardasil, la segunda vacuna contra el VPH.

El cáncer de ano es poco común, pero la incidencia de la enfermedad ha ido en aumento en los Estados Unidos y varios países europeos. Las mujeres son más propensas que los hombres a padecer cáncer de ano; a la mayoría de las personas afectadas se las diagnostica después de los 60 años de edad.

Con el fin de evaluar la eficacia de la vacuna para prevenir las infecciones anales por el VPH que pueden causar cáncer, los investigadores utilizaron muestras de las participantes del Estudio Clínico de la Vacuna contra el VPH en Costa Rica, un estudio de Cervarix para prevenir infecciones en el cuello uterino por el VPH. Las participantes aceptaron que se les tomara una muestra anal 4 años después de haber sido vacunadas. (A todas se les realizó pruebas selectivas de detección de infecciones del cuello uterino por el VPH antes de la vacunación y 4 años después).

Se consideró improbable que las mujeres sin indicios de VPH en el cuello uterino al inicio del estudio clínico tuviesen infecciones anales por el mismo virus. Cuatro años después de la vacunación, el índice de infecciones anales por el VPH fue aproximadamente 84 por ciento menor en las mujeres que habían recibido Cervarix que en las participantes del grupo de control.

El nivel de protección contra el cáncer de ano fue similar al que se observó contra las infecciones de cuello uterino por el VPH en el estudio clínico. Es posible que la vacunación contra el VPH para la prevención del cáncer de cuello uterino tenga el beneficio adicional de reducir las infecciones anales por el VPH que pueden causar cáncer, puntualizó la doctora Kreimer.

Este estudio nos dio la primera indicación de que Cervarix brinda excelente protección contra dos tipos del VPH que causan cáncer de ano y posiblemente también para otros tipos de VPH

—Dra. Diane Harper

"Debido a que nuestros datos muestran una reducción de los índices de infección anal por el VPH en mujeres vacunadas, esto parece indicar que es probable que, en el futuro, haya menos casos de cáncer de ano entre las mujeres que reciben las vacunas profilácticas contra el VPH antes de la exposición al virus", indicaron los autores del estudio.

Cervarix está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. para prevenir el cáncer de cuello uterino y las lesiones precancerosas en niñas y mujeres de 10 a 25 años de edad.

En diciembre pasado, la FDA aprobó Gardasil para la prevención del cáncer de ano en hombres y mujeres entre 9 y 26 años de edad. (Gardasil protege de las infecciones de los tipos 6 y 11 del VPH que causan aproximadamente el 90 por ciento de las verrugas genitales, así como de los tipos 16 y 18 del VPH).

Asimismo, el presente estudio mostró que Cervarix ofrece protección contra varios tipos de VPH que no estaban considerados en la formulación original (tipos 31, 33 y 45). Esta fue la primera vez que una vacuna contra el VPH mostró tener "protección cruzada" fuera del cuello uterino, detalló la doctora Harper, quien fue la coautora de un editorial adjunto con su colega, el doctor Stephen Vierthaler.

La infección por el VPH también puede causar cánceres de vagina, vulva y pene, así como algunos cánceres de cabeza y cuello (orofaringe). Con excepción de las pruebas de detección de alteraciones celulares para la prevención del cáncer de cuello uterino, en la actualidad no existen medidas preventivas eficaces para los cánceres causados por el VPH.

"En los países en desarrollo, donde los programas de detección para el cuello uterino no existen o resultan ineficaces, la carga del cáncer de cuello uterino es mucho mayor que la de todos los otros cánceres asociados al VPH combinados", dijo el doctor Allan Hildesheim de la DCEG, quien codirigió el estudio. Agregó que en estos países, los programas de vacunación contra el VPH deberían continuar concentrándose en las mujeres y el cáncer de cuello uterino.

La duración de la protección de las vacunas contra las infecciones por el VPH continúa siendo un gran interrogante, puntualizó la doctora Harper. "Si la protección dura menos de 15 años, es probable que en vez de prevenir el cáncer se esté demorando su aparición", manifestó.

Los investigadores indicaron que como en el estudio clínico costarricense se hicieron pruebas para las infecciones anales por el VPH solo una vez, los estudios futuros deberán evaluar la eficacia de la vacuna para tratar infecciones anales por el VPH persistentes y lesiones relacionadas.

En el presente estudio, los investigadores ofrecieron la vacuna contra el VPH a las mujeres del grupo de control al final de los 4 años. "Estamos pasando a la etapa de seguimiento a largo plazo y al final contaremos con 10 años de información", dijo la doctora Kreimer.

—Edward R. Winstead

Para consultar más información, lea: Hoja informativa del NCI: Vacunas contra el virus del papiloma humano