Boletin
 
11 de octubre de 2011 • Volumen 3 - Edición 11

Colonoscopia con resultados negativos asociada a bajo riesgo de cáncer colorrectal

> Artículo en inglés

Las personas que no tienen signos de cáncer en una colonoscopia enfrentan un riesgo mucho menor de padecer cáncer colorrectal en las dos décadas siguientes que las personas que nunca se realizaron el procedimiento, de acuerdo con un amplio estudio de casos y controles llevado a cabo en Alemania. En general, las personas que obtuvieron un resultado negativo en la colonoscopia tuvieron una probabilidad casi 80 por ciento menor de padecer cáncer colorrectal que quienes nunca se habían realizado una colonoscopia. El estudio fue publicado en Internet el 29 de agosto en la revista Journal of Clinical Oncology.

"Es claro que la colonoscopia no es una medida de prevención en sí misma. La reducción considerable del riesgo en pacientes que se sometieron a una colonoscopia sin polipectomía no es, por consiguiente, un resultado de la colonospia, sino un reflejo del bajo riesgo que es propio de los pacientes sin lesiones precancerosas visibles por vía endoscópica", indicaron el autor principal del estudio, el doctor Hermann Brenner del Centro de Investigación Oncológica alemán y sus colegas.

En los Estados Unidos, las directrices para la detección del cáncer colorrectal por medio de colonoscopias recomiendan, por lo general, la realización de pruebas de detección cada 10 años, a partir de los 50 años de edad. Sin embargo, normalmente se recomienda una vigilancia más estricta para personas con antecedentes familiares de cáncer o pólipos colorrectales.

El estudio incluyó a casi 3 600 participantes. Los pacientes caso tenían 30 años de edad o más y se les había diagnosticado cáncer colorrectal con base en síntomas o hallazgos derivados de otros procedimientos, no como resultado de una prueba de detección, y habían sido tratados en 22 hospitales del sureste de Alemania. Los participantes del grupo de control fueron seleccionados de los registros poblacionales. La información de endoscopias colorrectales previas se obtuvo a partir de entrevistas y análisis de expedientes médicos.

Los pacientes control tuvieron casi cuatro veces más probabilidad de haber tenido resultados negativos en una colonoscopia previa que los pacientes caso. En general, la colonoscopia negativa previa estuvo asociada a una reducción del riesgo de cáncer colorrectal de 79 por ciento. Una sola colonoscopia con resultados negativos estuvo asociada a un riesgo 72 por ciento menor de padecer cáncer colorrectal durante los siguientes 10 a 19 años, y a un riesgo 60 por ciento menor durante los siguientes 20 años o más. El menor riesgo fue similar para hombres y mujeres, ex fumadores y personas que nunca fumaron, participantes que tenían parientes de primer grado a quienes se les había diagnosticado cáncer colorrectal y participantes con una sola colonoscopia previa.

Todos los participantes en el estudio fueron inscritos entre el 2003 y el 2007. Los autores explicaron que hasta finales del 2002 en Alemania, no se ofrecían colonoscopias habituales como prueba primaria para la detección del cáncer colorrectal, por lo que muchos de los participantes del estudio que se sometieron a una colonoscopia, lo hicieron porque obtuvieron resultados positivos en pruebas de sangre oculta en la materia fecal que se llevaron a cabo debido a síntomas u otras indicaciones.

Los autores puntualizaron que este hecho podría limitar el alcance de los resultados en el ámbito de la detección primaria. Indicaron, sin embargo, que el riesgo a largo plazo de cáncer colorrectal después de una colonoscopia negativa podría ser aún menor en una población de detección no seleccionada. De hecho, si bien los autores puntualizaron que los resultados deben confirmarse con otros estudios, también señalaron que su estudio "respalda las indicaciones de que la mayoría de los pacientes con riesgo promedio y colonoscopia negativa podrían no necesitar otra colonoscopia de detección en al menos 20 años o quizás nunca deban repetir la prueba".

Para consultar más información, lea: “La sigmoidoscopia reduce significativamente la incidencia y mortalidad del cáncer colorrectal"