In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?
Boletín del Instituto Nacional del Cáncer
 Página principal del BoletínArchivoContáctenos
  • Publicación: 12 de octubre de 2010

La cirugía profiláctica reduce el riesgo de cáncer en mujeres con mutaciones BRCA

> Lea el artículo en inglés

La cirugía profiláctica de extirpación de mamas y ovarios es una manera eficaz de reducir el riesgo de cáncer de mama y de ovario en las mujeres con mutaciones hereditarias en los genes BRCA1 o BRCA2, de acuerdo con uno de los más grandes estudios prospectivos realizados a la fecha. Los resultados, publicados el 1 de septiembre en la revista JAMA, proporcionan estimaciones de los beneficios de la mastectomía y la salpingooforectomía (extracción de los ovarios y las trompas de Falopio) para la reducción del riesgo de cáncer y de muerte en las portadoras de las mutaciones en los genes BRCA1 o BRCA2 asociados a la enfermedad. Estas mutaciones ocasionan un riesgo de por vida de cáncer de mama de 56 a 84 por ciento.

Los resultados también muestran que la reducción del riesgo ocurre independientemente de si la mutación está localizada en el gen BRCA1 o el BRCA2, o si la mujer tuvo cáncer anteriormente. Investigadores de 22 centros médicos en Europa y América del Norte dieron seguimiento a 2.500 mujeres con mutación en BRCA1 o BRCA2 asociada a la enfermedad. Casi la mitad de las mujeres tuvo una de las cirugías profilácticas.

Durante 3 años de seguimiento, ninguna de las mujeres que optaron por la mastectomía presentó cáncer de mama, mientras que el 7 por ciento de las que no fueron intervenidas recibió un diagnóstico de la enfermedad. Solo el 1 por ciento de las mujeres que optaron por la salpingooforectomía profiláctica contrajo cáncer de ovario en los 6 años de seguimiento, en comparación con el 6 por ciento de las mujeres que no se hicieron la cirugía.

“Este estudio refuerza el mensaje del valor que tienen las pruebas genéticas”, dijo el doctor Timothy Rebbeck, de la Universidad de Pennsylvania y autor principal del estudio. Las mujeres que saben que tienen una mutación hereditaria de alto riesgo pueden, con la asesoría genética adecuada, tomar medidas para reducir su riesgo de cáncer a través de la cirugía profiláctica, prosiguió.

Si bien hay muchas mujeres que optan por la cirugía profiláctica, muchas otras no lo hacen, observaron los autores del estudio. Solo el 10 por ciento de las mujeres del estudio decidió tener una mastectomía profiláctica y 38 por ciento una salpingooforectomía. “Creemos que podemos salvar vidas entre las mujeres que tienen estas mutaciones genéticas”, destacó el doctor Rebbeck. “Y ese es un mensaje importante”.

Los autores de un editorial adjunto en JAMA hicieron eco de este mensaje y pusieron de relieve que las opciones para las cirugías profilácticas han cambiado para bien. Por ejemplo, la salpingooforectomía laparoscópica es una operación de relativo bajo riesgo que puede hacerse de manera ambulatoria, mientras que las nuevas técnicas de la mastectomía producen una apariencia más natural, indicaron las doctoras Laura Esserman, de la Universidad de California, en San Francisco, y Virginia Kaklamani, de la Universidad Northwestern.