Boletin
 
6 de noviembre de 2012 • Volumen 4 - Edición 12

La combinación de radioterapia con quimioterapia mejora la supervivencia en algunos pacientes con raro cáncer cerebral

> Artículo en inglés

Los resultados de dos estudios clínicos de seguimiento a largo plazo confirman que ciertos pacientes con oligodendrogliomas anaplásicos, los cuales representan menos del 10 por ciento de los tumores cerebrales y del sistema nervioso central, viven substancialmente más si se les trata con una combinación de quimioterapia y radioterapia en comparación con radioterapia solamente.

En ambos estudios, los cuales se iniciaron a mediados de 1990, los pacientes cuyas células tumorales carecían de los cromosomas 1 y 19 o tenían eliminadas partes de los mismos, y que recibieron el tratamiento combinado, vivieron substancialmente más que los pacientes cuyos tumores tenían estas eliminaciones pero quienes recibieron solamente radioterapia. Aproximadamente la mitad de los pacientes a quienes se diagnostica la presencia de oligodendroglioma anaplásico tienen estas coeliminaciones cromosómicas. El tratamiento combinado no mejoró la supervivencia en pacientes cuyas células tumorales no tenían las eliminaciones.

Dadas las implicaciones inmediatas para los pacientes, el NCI y el Grupo de Oncología y Radioterapia (RTOG) anunciaron en enero los resultados de uno de los estudios, el RTOG 9402, antes de que fueran publicados o presentados en una conferencia médica. Los resultados de ambos estudios fueron presentados en junio, en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica y publicados el 15 de octubre en el Journal of Clinical Oncology.

"Estos estudios establecen un nuevo estándar de atención para pacientes con tumores del tipo oligodendroglioma anaplásico, los cuales tienen la pérdida 1p19q. Ya no se considera que la radioterapia sea un tratamiento adecuado para esta población de pacientes", escribió en la nota editorial el doctor Mark Gilbert, del Centro Oncológico MD Anderson en la Universidad de Texas.

En el estudio RTOG, financiado por el NCI, los participantes cuyos tumores albergaban ambas eliminaciones cromosómicas y quienes recibieron una alta dosis de quimioterapia con procarbazina (Matulane), lomustina (CeeNu) y vincristina (Vincasar), un régimen conocido como PCV, seguido de radioterapia, experimentaron una mediana de supervivencia de 14,7 años. Los participantes con las eliminaciones cromosómicas que recibieron solamente radioterapia tuvieron una mediana de supervivencia de 7,3 años. 

La mediana de supervivencia en los pacientes cuyos tumores no tenían las eliminaciones cromosómicas fue menos de 3 años, independientemente de que hubieran recibido o no la terapia combinada o solamente la radioterapia.

En el otro estudio, el EORTC 26951, los pacientes recibieron radioterapia solamente o radioterapia seguida de un régimen de PCV con dosis estándar. Sin embargo, aún no puede calcularse la mediana de la supervivencia general en los pacientes con coeliminaciones cromosómicas que recibieron la terapia combinada, pero hay una fuerte tendencia hacia un mejoramiento de la supervivencia general.

Todavía hay algo de incertidumbre acerca del tratamiento preferido para estos pacientes, alertaron el investigador principal del estudio RTOG, doctor Gregory Cairncross, de la Universidad de Cálgary, y sus colegas. Por ejemplo, debido a que puede mejorar la supervivencia en pacientes con glioblastoma, causa menos efectos secundarios y es más fácil de administrar que el PCV, muchos oncólogos prefieren utilizar el temozolomida (Temodar) para tratar el oligodendroglioma anaplásico.

En enero se suspendió la inscripción en el estudio clínico denominado CODEL que incluiría solamente a pacientes con eliminaciones de 1p19q y los asignaría de manera aleatoria a la radioterapia sola o a la radioterapia más quimioterapia con temozolomida. Debido a que hay pruebas que respaldan decididamente la combinación de quimioterapia con radioterapia en pacientes con las eliminaciones cromosómicas, no sería ético tener un grupo que recibe solamente radioterapia, explicaron los líderes del estudio.

Según el doctor Bhupinder Mann, de la División de Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer del NCI, se está rediseñando el estudio, con el objetivo de tener los cambios listos para finales de año.

EROG 9402 contó con financiamiento de los Institutos Nacionales de Salud  (U10 CA21661, U10 CA32115, U10 CA25224, CA17145, CA21115, CA32102 y U10 CA37422).

Lectura adicional: Anormalidad genética predice beneficio de tratamiento en pacientes con raro tumor cerebral