Boletin
 
6 de noviembre de 2012 • Volumen 4 - Edición 12

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Un fármaco para el VIH bloquea la proliferación de las células HER2 positivas del cáncer de mama

> Artículo en inglés

Nelfinavir, un fármaco utilizado para tratar a las personas infectadas por el VIH, parece detener la proliferación de las células HER2 positivas del cáncer de mama. Los investigadores, dirigidos por el doctor Joong Sup Shim de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, demostraron, en el laboratorio, que la dosis de nelfinavir usada para tratar sin peligro a las personas infectadas por el VIH inhibe la proliferación de las células HER2 positivas y farmacorresistentes del cáncer de mama. Los resultados se publicaron el 5 de octubre en el Journal of the National Cancer Institute.

Si bien se han aprobado varios fármacos para tratar los cánceres de mama HER2 positivos, muchas veces los tumores desarrollan resistencia a estos fármacos y se necesitan tratamientos nuevos.

Los investigadores expusieron siete estirpes celulares de cáncer de mama, caracterizadas genéticamente, a los fármacos catalogados en la Biblioteca Farmacológica Johns Hopkins, entre los cuales se encontraban fármacos anticancerosos y fármacos utilizados para tratar otras enfermedades. (Los genes codificadores de proteínas en las células se habían secuenciado para determinar si tenían mutaciones que se sabe que derivan en cáncer).

Una vez que descubrieron que el nelfinavir inhibe de manera selectiva las células HER2 positivas del cáncer de mama, en comparación con las células HER2 negativas, los investigadores descifraron cómo podría funcionar el fármaco en las células HER2 positivas. Determinaron que el nelfinavir inhibe a una proteína llamada proteína de choque térmico 90 (HSP90). Las proteínas de choque térmico actúan como "chaperonas" porque facilitan el plegamiento adecuado de las proteínas recientemente sintetizadas y la estabilización de sus estructuras. Cuando la actividad de la HSP90 es bloqueada por el nelfinavir, es posible que las proteínas que normalmente ayudan a plegar y estabilizar no funcionen de forma correcta.

La HSP90, en su vía de señalización, ayuda a estabilizar la proteína HER2 y otra proteína llamada AKT. De esa manera, el bloqueo de la actividad de la HSP90 podría llevar a la degradación de las proteínas HER2 y AKT o a una disminución de su actividad, explicaron los autores. Esto puede hacer más lento o detener la proliferación de las células cancerosas que no pueden funcionar sin la señalización anómala de la HER2.

Cuando los investigadores probaron el nelfinavir en modelos de xenoinjerto de cáncer de mama, los ratones con tumores HER2 positivos que recibieron nelfinavir presentaron tumores que medían menos de la mitad que los tumores de los ratones que no habían recibido el fármaco, y el nelfinavir redujo de forma considerable los niveles de la HER2 activa en los tumores (aunque no redujo los niveles de la AKT). En experimentos con cultivos celulares, el nelfinavir inhibió la proliferación de tres estirpes celulares HER2 positivas que eran resistentes a los fármacos trastuzumab (Herceptina) o lapatinib (Tykerb) que combaten la HER2.

Los investigadores esperan poder comenzar pronto con los estudios clínicos. La justificación para respaldar los estudios clínicos del nelfavinir es particularmente sólida en pacientes con resistencia a los tratamientos disponibles para combatir la HER2 y quienes tienen un mal pronóstico, explicó el doctor Jun O. Liu, el autor principal del estudio.

La ventaja de usar un fármaco que ya está aprobado para otra enfermedad, agregó, es que el fármaco puede probablemente saltarse los estudios de fase I y pasar directamente a los estudios de fase II, si la investigación se hace con la dosis que se utiliza actualmente a nivel clínico. Otro fármaco hallado por el equipo de investigadores durante este proceso de detección, un antimicótico y antibiótico llamado itraconazole que inhibe la formación de vasos sanguíneos tumorales, pasó directamente a la fase II de investigación en pacientes con cáncer, señaló el doctor Liu. (Consulte los resultados del estudio, en inglés, aquí, aquí y aquí).

Esta investigación fue respaldada por subvenciones de los Institutos Nacionales de la Salud (CA122814, R01AI065983 y UL1 RR 025005).

< Sección anterior  |  Siguiente sección >