Boletin
 
8 de noviembre de 2011 • Volumen 3 - Edición 12

Terapia combinada podría ayudar a algunas pacientes con cáncer de mama avanzado

> Artículo en inglés

Banner del Congreso Europeo Multidisciplinario sobre el Cáncer 2011El Congreso Europeo Multidisciplinario sobre el Cáncer del 2011 se reúne para dar a conocer los últimos estudios clínicos, básicos y aplicados en Europa.

La combinación de dos fármacos contra el cáncer podría ofrecer una nueva opción de tratamiento para mujeres posmenopáusicas con cáncer de mama avanzado que ha dejado de responder a la terapia hormonal, afirmaron investigadores en una reunión científica realizada a finales de septiembre en Estocolmo, Suecia.

El tratamiento experimental es una combinación de everolimus (Afinitor) y exemestano. En un estudio clínico de fase III, las mujeres que recibieron la combinación vivieron una mediana de 11 meses sin que evolucionara la enfermedad, en comparación con aproximadamente 4 meses entre las mujeres que recibieron solamente exemestano.

"El beneficio es sorprendente", afirmó el investigador principal, doctor José Baselga, del Hospital General de Massachusetts, quien presentó los resultados en el Congreso Europeo Multidisciplinario sobre el Cáncer. Muchas de las pacientes que participaron en el estudio ya habían recibido múltiples terapias, explicó.

En los Estados Unidos el everolimus está aprobado para utilizarse en el tratamiento del cáncer de riñón avanzado y de una forma de cáncer pancreático. El fármaco inhibe una proteína denominada mTOR, la cual participa en una vía de señalización que es muy activa en muchos tipos de células cancerosas y promueve el crecimiento y la proliferación de las células. El exemestano, un inhibidor de la aromatasa, se utiliza para tratar el cáncer de mama metastásico y puede ser de utilidad cuando ya no funcionan los otros inhibidores de la aromatasa.

En la reunión europea, el doctor Baselga hizo notar que la combinación de estos fármacos representa una nueva opción terapéutica posible para estas mujeres. Este es "probablemente el estudio clínico más positivo nunca hecho de la enfermedad metastásica con receptor de estrógenos (RE) positivo", afirmó en una video entrevista.

En julio, se detuvo el estudio denominado BOLERO 2, luego de que un análisis provisional temprano de los resultados mostró una mejora en la supervivencia sin evolución gracias a la terapia combinada.

"Estos resultados son impresionantes", comentó la doctora Jo Ane Zujewski, jefa de Terapéuticas del Cáncer de Mama en la División de Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer del NCI, quien no estuvo involucrada en la investigación.

Si bien aún no se tienen datos sobre la supervivencia general, la doctora Zujewski es de la opinión que la terapia combinada es una nueva opción posible para algunas pacientes.  Los efectos secundarios fueron por lo general manejables, añadió.

Doctor José BaselgaEl doctor José Baselga presenta los resultados del estudio en el Congreso Europeo Multidisciplinario sobre el Cáncer 2011, que tuvo lugar en Estocolmo, Suecia.

En el estudio participaron 724 pacientes de 24 países. Todas las participantes habían recibido los inhibidores de la aromatasa letrozol o anastrozol; casi la mitad había recibido tamoxifeno; y dos tercios habían recibido quimioterapia.

Este año, Novartis, el patrocinador del estudio, gestionará la aprobación reglamentaria del everolimus para el tratamiento del cáncer de mama avanzado con receptor de estrógenos positivo.

"Me sorprendería mucho que el nuevo fármaco no fuera aprobado para la nueva indicación", dijo la doctora Ruth O'Regan, directora del Programa de Investigación Aplicada del Cáncer de Mama del Winship Cancer Institute, de la Universidad de Emory, quien tampoco participó en el estudio.

La doctora O'Regan considera que la terapia combinada es una posible alternativa a la quimioterapia en el tratamiento del cáncer de mama avanzado con receptor de estrógenos positivo cuando las terapias hormonales han dejado de surtir efecto.

Cuando hay resistencia a las terapias hormonales, explicó, se activan vías de señalización adicionales.  A diferencia de la quimioterapia, que actúa en las células que están rápidamente dividiéndose, los inhibidores de la mTOR son un ejemplo del tipo de tratamiento que podría bloquear las vías de señalización que promueven el crecimiento.

Muchos estudios de laboratorio han hecho referencia a lo prometedor de este método. "Lo bueno de este estudio es que ahora podemos confirmar, en base a un estudio en pacientes, que esta estrategia funciona", afirmó la doctora O'Regan, quien ha dirigido estudios clínicos del everolimus.

Los resultados vienen a sumarse a recientes hallazgos sobre el everolimus y el cáncer de mama. En diciembre pasado, en el Simposio sobre Cáncer de Mama, celebrado en San Antonio, por ejemplo, los investigadores presentaron resultados positivos de un estudio del everolimus en combinación con el tamoxifeno para tratar la enfermedad metastásica con receptor de estrógenos positivo, HER2-negativo.

Y en 2009, el doctor Baselga y sus colegas informaron que añadir everolimus al letrozol beneficiaba a las pacientes con cáncer de mama con receptor de estrógenos positivo recién diagnosticado, en comparación con el letrozol solo.

El paso siguiente es "digerir la información", dijo el doctor Baselga en Estocolmo. "En todo caso, me parece que la inhibición de la mTOR tendrá un papel importante en todas las etapas de la enfermedad del cáncer de mama con receptor de estrógenos positivo.

—Edward R. Winstead