Boletin
 
8 de noviembre de 2011 • Volumen 3 - Edición 12

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Aumento de los índices de cáncer de orofaringe se vincula a infecciones por VPH

> Artículo en inglés

Un nuevo estudio brinda evidencia de que las infecciones por los virus del papiloma humano (VPH) pueden ser responsables del aumento en la incidencia del carcinoma de células escamosas de orofaringe (OPSCC), un tipo de cáncer de cabeza y cuello. La investigación indica que si esta tendencia continúa, es posible que para el año 2020 el carcinoma de células escamosas de orofaringe positivo al VPH sobrepase al cáncer de cuello uterino como el cáncer asociado al VPH más común en los Estados Unidos. Los hallazgos se publicaron en Internet el 3 de octubre en el Journal of Clinical Oncology.

Originalmente considerado como una enfermedad aislada, en la actualidad se reconocen dos tipos distintos de carcinoma de células escamosas de orofaringe: positivo al VPH y negativo al VPH. Los tumores negativos al VPH están asociados al consumo de tabaco y alcohol, a una mayor edad al momento del diagnóstico y a un peor pronóstico. Por su parte, los cánceres positivos al VPH tienen factores de riesgo relacionados con el comportamiento sexual, se diagnostican en personas más jóvenes y tienden a presentar índices de supervivencia más altos.

Un estudio realizado por los mismos autores, mostró que los diagnósticos de casos de OPSCC han venido aumentando desde principios de la década de 1970, aun cuando los índices de otros cánceres orales han disminuido. "Presuponíamos que la incidencia de los cánceres orales iba a declinar", explicó el doctor Anil Chaturvedi, autor principal de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del NCI, "porque en Estados Unidos ha declinado el hábito de fumar cigarrillos, que es un alto factor de riesgo para estos cánceres. El aumento en la incidencia de cánceres de orofaringe durante el mismo periodo parece indicar que podría existir otro factor de riesgo. Planteamos la hipótesis de que la infección por VPH podría causar el aumento de la incidencia del cáncer de orofaringe".

A fin de evaluar la prevalencia del VPH en el carcinoma de células escamosas de orofaringe a través del tiempo, los investigadores usaron muestras de tejido provenientes de tres registros del Residual Tissue Repository Program del programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales. Utilizaron varias técnicas moleculares para detectar el ADN de los VPH, la carga viral y el mensajero de ARN (mARN) en 271 muestras del carcinoma tomadas entre 1984 y 2004.

Los investigadores encontraron que la prevalencia del VPH en las muestras de tumores (evaluadas según el ADN del VPH) tuvo un marcado incremento: pasó del 16,3 por ciento en la segunda mitad de la década de 1980 al 72,7 por ciento a principios de la década de 2000. "Puede ser que estos aumentos reflejen cambios en el comportamiento sexual, como un incremento del sexo oral", manifestó la autora principal doctora Maura Gillison de la Universidad Estatal de Ohio en un comunicado de prensa.

Los investigadores también descubrieron que la incidencia del OPSCC positivo al VPH en la población aumentó más del doble entre fines de la década de 1980 y principios de la de 2000, mientras que los cánceres negativos al VPH se redujeron en un 50 por ciento.

Los pacientes con OPSCC positivo al VPH tenían mayor probabilidad, que los pacientes con OPSCC negativo al VPH, de ser más jóvenes y de sexo masculino, y presentaban mejores índices de supervivencia a largo plazo (mediana de supervivencia de 131 meses, frente a 20 meses en los casos de cáncer negativos al VPH), especialmente si eran tratados con radioterapia. Pero "no todas las personas con cánceres asociados al VPH se curan", puntualizó la doctora Arlene Forastiere de la Universidad Johns Hopkins,"y estamos tratando de comprender la genética molecular de ese subgrupo de pacientes".

Probablemente, estos hallazgos no generarán cambios inmediatos en los tratamientos de pacientes con OPSCC, pero estos podrán inscribirse en estudios clínicos que investiguen específicamente el OPSCC positivo al VPH, indicó la doctora Forastiere.

Debido a que la mayoría de los tumores positivos VPH contienen ADN del VPH tipo 16, puede ser beneficioso vacunarse contra este tipo de virus antes de la exposición (en hombres y mujeres), ya que actualmente no existen técnicas de detección. Pero se necesitan estudios para evaluar la eficacia y la relación costo y beneficio de la vacunación, añadió el doctor Chaturvedi.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >