Boletin
 
8 de noviembre de 2011 • Volumen 3 - Edición 12

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Mayores dosis de radiación no mejoran la supervivencia de algunos pacientes con cáncer de pulmón

> Artículo en inglés

Una mayor dosis de radioterapia no mejora la supervivencia de pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC) en estadio III que no son candidatos para cirugía, informaron los investigadores a mediados de octubre. Los resultados provienen del análisis preliminar de un estudio clínico de distribución al azar de fase III presentado en el congreso anual de la Sociedad Americana de Radioterapia Oncológica (ASTRO) en Miami.

"Creo que esto modifica la atención médica", manifestó el investigador principal del estudio, doctor Jeffrey Bradley de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en una conferencia de prensa.

El estudio, llevado a cabo por el Grupo de Radioterapia Oncológica patrocinado por el NCI, inicialmente comparó una dosis de radiación de 74 Gy con la dosis convencional de 60 Gy en combinación con quimioterapia convencional acompañada o no de cetuximab (Erbitux). Los investigadores suspendieron la inscripción de nuevos participantes en los grupos de dosis altas de radiación en junio del 2011. La decisión se debió a que el análisis preliminar reveló, de acuerdo con la cantidad de muertes (90) hasta ese punto del estudio, que no había probabilidad estadística de mejoras en la supervivencia general de pacientes tratados con dosis de radiación de 74 Gy.

En el momento del análisis preliminar, habían 423 participantes en el estudio. Hubo más muertes relacionadas con el tratamiento en los grupos de radioterapia de dosis alta (7 frente a 3), pero el análisis reveló que esa discrepancia no explicó la menor supervivencia en ese grupo de pacientes.

Este fue el primero estudio en tres décadas en comparar diferentes dosis de radiación en pacientes con NSCLC en estadio III que no se había extendido más allá de los ganglios linfáticos cercanos, explicó el doctor Bradley. El estudio continúa con dos grupos, para comparar radioterapia de 60 Gy con la quimioterapia acompañada o no de cetuximab.

El doctor Bradley manifestó que si bien se ha considerado 60 Gy como la dosis convencional para pacientes con cáncer de pulmón en estadio III, varios estudios realizados en otras instituciones indicaron que la supervivencia puede mejorarse sin otros efectos adversos por el uso de dosis más altas de radiación. El doctor Tim Williams del Hospital Regional de Boca Ratón, presidente anterior de ASTRO, dijo que la dosis más alta ha sido el tratamiento convencional en este hospital durante los pasados 5 años.

Según lo expresado por el doctor Giuseppe Giaccone, jefe de la Subdivisión de Oncología Médica del Centro de Investigación Oncológica del NCI, los resultados revelan de manera contundente que debe abandonarse la radioterapia en dosis mayores para esta población de pacientes.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >