Boletin
 
8 de noviembre de 2011 • Volumen 3 - Edición 12

Dos estudios independientes vinculan bacteria al cáncer colorrectal

> Artículo en inglés

Dos grupos de investigación independientes identificaron a una bacteria que se asocia al cáncer colorrectal en el marco de los primeros estudios que asignan un posible vínculo entre este cáncer común y un agente infeccioso. Sin embargo, se necesitan más investigaciones para validar estos resultados y determinar si la bacteria tiene una función etiológica en el cáncer colorrectal, recalcaron los investigadores de ambos grupos. Los estudios fueron publicados en Internet el 18 de octubre en Genome Research.

El microbio Fusobacterium no abunda en el colon humano, el cual alberga miles de millones de bacterias y miles de especies de microbios. No obstante, las diferentes especies de Fusobacterium fueron asociadas a una variedad de afecciones, incluidas las enfermedades inflamatorias intestinales, como la colitis ulcerosa, un factor de riesgo establecido para el cáncer colorrectal.

Los dos grupos de investigación utilizaron enfoques similares en sus estudios. Un equipo de la Agencia Oncológica de British Columbia, dirigida por el doctor Robert Holt, identificó inicialmente una sobreabundancia de Fusobacterium a través del análisis de 11 muestras de tumores colorrectales y tejido adyacente sano del colon de los mismos pacientes por medio de secuenciación  del ARN de alto rendimiento. Un grupo del Instituto Broad en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard, dirigidos por el doctor Matthew Meyerson, usó la secuenciación del genoma completo para identificar el ADN bacteriano en 9 muestras emparejadas de tejido de colon normal y canceroso.

Ambos grupos usaron el método de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para validar los resultados en un grupo más grande de muestras emparejadas de tejido de colon normal y canceroso (95 y 88 muestras, respectivamente).

Entre las muestras analizadas por el doctor Holt y sus colegas con la  PCR, "se halló que la media de abundancia general de Fusobacterium era 415 veces mayor en las muestras tumorales que en las muestras normales de comparación", informaron los investigadores. Si bien el grupo del doctor Meyerson obtuvo resultados similares, los investigadores detallaron que "solo un subgrupo de los cánceres indicó un enriquecimiento drástico de las especies de Fusobacterium".

El doctor Meyerson y sus colegas también encontraron Fusobacterium en 2 de las 11 muestras de metástasis de cáncer colorrectal.

"Puede ser que la presencia de esta bacteria solo represente una infección oportunista en un sitio inmunodeficiente, quizás debida a mecanismos proinflamatorios, pero la posibilidad de que tenga una función en la etiología tumoral merece que le prestemos mayor atención", escribieron el doctor Holt y sus colegas.

La composición bacteriana de los tumores analizados y los tejidos de control de comparación tuvieron mayores similitudes entre sí que la composición bacteriana de las muestras tumorales de pacientes diferentes, puntualizó Phil Daschner de la División de Biología Oncológica del NCI. Esto indica que "el ecosistema gastrointestinal de un paciente (que incluye la genética de la persona, otras bacterias y componentes celulares y derivados de la alimentación y los metabolitos) es más importante en la formación de las comunidades microbianas del tumor que el propio microambiente tumoral", agregó a continuación.

Los resultados también indican la posibilidad de que las estrategias de prevención, diagnóstico y tratamiento puedan ser formuladas de acuerdo con la configuración bacteriana del colon, puntualizó Daschner.